Café y salud cerebral: consumo regular y moderado es mejor.

Café y salud cerebral: consumo regular y moderado es mejor.


Una investigación se adentra en la relación entre el café y salud cerebral, específicamente su efecto sobre el deterioro cognitivo leve. Investigadores italianos concluyen que el consumo moderado y regular es beneficioso.

Café y salud cerebral

Millones de personas han hecho del café su primer acompañante en la mañana. Solo, con leche, descafeinado, con chocolate…infinidad de variantes con un mismo resultado: una taza de líquido humeante que reconforta y por unos segundos todo parece mejor.

Pero una duda siempre le ha rondado ¿Es bueno o malo para la salud? En los últimos años el interés ha hecho esta duda más específica ¿Afecta o no el funcionamiento del cerebro? Varios estudios han apoyado la hipótesis de que ayuda a mejorar la cognición, sin embargo, una nueva investigación desarrollada por científicos italianos sugiere que las particularidades del consumo determinan si el efecto será protector o dañino.

El estudio involucró a 1445 personas entre 65 y 84 años de edad que forman parte del Estudio Longitudinal sobre el Envejecimiento de Italia (ILSA por sus siglas en inglés). Durante 3.5 años científicos de la  Universidad de Bari Aldo Moro en Italia junto a investigadores de otras instituciones hicieron un seguimiento de los hábitos de consumo de café y la incidencia de deterioro cognitivo leve entre los participantes en el estudio. Los resultados fueron publicados en la revista Journal of Alzheimer’s Disease.

El deterioro cognitivo leve (DCL) se caracteriza por un rendimiento inferior de procesos como la memoria, el pensamiento y la atención en comparación con el rendimiento medio del  grupo de edad en que se encuentra la persona. Se considera un factor de riesgo para el desarrollo de demencia. Identificar los factores que favorezcan la aparición de DCL o al contrario, que impidan su desarrollo es esencial para prevenir enfermedades como el Alzheimer.

También te puede interesar leer: Deterioro cognitivo como consecuencia de la diabetes.

Camarero, un café para el cerebro.

Café y salud cerebral

La investigación determinó que los adultos mayores cognitivamente normales que modificaron sus hábitos de consumo de café aumentando su ingesta diaria, más de una taza al día, tenían una tasa de DCL dos veces superior a aquellos que tenían un consumo de menos de una taza al día de café y en comparación con las personas que mantuvieron los hábitos de consumo constante, una taza al día, la aparición de DCL fue 1.5 veces mayor.

Los consumidores habituales de cantidades moderadas de café, una o dos tazas al día, tenían una incidencia de DCL menor que las personas que nunca o rara vez lo ingerían. No se encontró una asociación significativa entre los que habitualmente consumían una cantidad elevada de café, más de dos tazas, y la incidencia de deterioro cognitivo leve en comparación con los no consumidores.

También te puede interesar leer: ¿Mejorar el cerebro con Omega 3?

¿Qué viene a significar toda esta maraña de datos? Vincenzo Solfrizzi y  Francesco Panza, dos profesores de la  Universidad de Bari Aldo Moro participantes en el estudio lo explican:

Estos hallazgos del Estudio Longitudinal de Envejecimiento Italiano sugieren que las personas mayores cognitivamente normales que nunca o rara vez  consumen café y los que aumentan sus hábitos de consumo tienen un mayor riesgo de desarrollar deterioro cognitivo leve. Por lo tanto, el consumo moderado y regular de café puede tener efectos neuroprotectores también contra el DCL confirmando estudios previos sobre los efectos protectores a largo plazo de los niveles de café, té, o el consumo de cafeína y de los niveles en el plasma de cafeína contra el deterioro cognitivo y la demencia.

Todo parece indicar que los efectos del café van más allá de la mejora inmediata de los niveles de atención y vigilia. ¿Os apetece ahora una taza de café neuroprotector?