Deterioro cognitivo como consecuencia de la diabetes.

Deterioro cognitivo como consecuencia de la diabetes.

consecuencias de la diabetes

 

La consecuencia de la  diabetes en la memoria y demás procesos cognitivos ha sido ampliamente descrita. En mayo de este año un grupo de investigadores de la Universidad de Washington publicaba los resultados de un estudio en el que demostraba cómo los niveles elevados de azúcar en sangre contribuían a una mayor formación de placas amiloides; uno de los biomarcadores principales de la enfermedad de Alzheimer.

Ahora otra investigación viene a aportar nuevas evidencias de la relación entre diabetes y deterioro cognitivo. Científicos de Harvard Medical School en Boston concluyeron que en solo dos años de padecer diabetes tipo II el flujo sanguíneo en el cerebro se ve afectado y como consecuencia se produce un deterioro cognitivo. Los resultados fueron publicados este 8 de julio en la revista Neurology.

Mala memoria y pérdida de habilidades funcionales como consecuencia de la diabetes.

 

consecuencia de la diabetes

 

Las personas con diabetes tipo II tienen problemas de regulación del flujo sanguíneo. Nuestros resultados sugieren que la diabetes y los niveles elevados de  azúcar en la sangre imponen un efecto negativo crónico en las habilidades cognitivas y de toma de decisiones.

Así explicaba los resultados una de las autoras del estudio, Dr Vera Novak, citada por el portal Medical News Today.

Los investigadores estudiaron a un total de 40 personas con una media de edad de 66 años, 19 con diabetes tipo II y 21 sin diabetes. Entre los participantes con diabetes todos habían sido tratados por esta enfermedad como mínimo por 5 años y la media era de 13 años bajo tratamiento.

Los participantes fueron investigados durante dos años. Al inicio de la investigación se les valoró las funciones cognitivas mediante pruebas neuropsicológicas. Para medir el volumen cerebral, el flujo sanguíneo y la inflamación en el cerebro se les sometió a una resonancia magnética y analíticas de sangre. Las mismas pruebas se repitieron después de dos años.

Como resultado encontraron que los participantes con diabetes tipo II experimentaron una reducción de la capacidad de regular el flujo sanguíneo en el cerebro y obtuvieron peores puntuaciones en los test para medir las funciones cognitivas. En promedio las puntuaciones de los test disminuyeron un 12%, de 46 a 41 puntos, mientras que en las personas sin diabetes la puntuación se mantuvo en 55 puntos. El flujo sanguíneo disminuyó entre los enfermos de diabetes tipo II en un 65%.

Estas consecuencias negativas alcanzaban hasta el desempeño en las actividades de la vida cotidiana. Entre los participantes que al inicio del estudio tenían los mayores problemas en el flujo sanguíneo se detectó un mayor declive de las habilidades para desempeñar tareas básicas como bañarse y cocinar.

Los autores del estudio reconocen algunas limitaciones del mismo como el hecho de realizar solo dos mediciones, no tomar en cuenta otros factores que pueden estar influyendo en los resultados y lo limitado de la muestra. Sin embargo, sí consideran que aporta evidencias clínicas del efecto de la diabetes tipo II en el cerebro y según la doctora Novak:

La detección temprana y monitorización del flujo sanguíneo puede ser un predictor importante de cambios acelerados en las habilidades cognitivas  y en la toma de decisiones.

 

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.