Los fármacos para el Alzheimer más prometedores en la actualidad



medicamentos para el Alzheimer

La búsqueda de un medicamento efectivo contra el Alzheimer es, no nos engañemos, cuando menos difícil. Un estudio realizado el pasado año mostraba cómo desde el año 2004 solo se había aprobado un  fármaco para esta enfermedad  y entre el año 2002 y el año 2012 el 99.6% de los fármacos para el Alzheimer que estaban en ensayos clínicos habían fracasado. En diciembre de 2014 la farmacéutica Roche anunciaba el fin de los ensayos clínicos de fase III (última fase antes de la aprobación para la salida al mercado) de gantenerumab, un compuesto sobre el que había grandes esperanzas. El más reciente fracaso de la industria farmacéutica  contra el Alzheimer también viene de Roche,este junio anunció que finalizaban los ensayos clínicos de  sembragiline, un fármaco que investigaba en alianza con Evotec y que se encontraba en la Fase II de los ensayos clínicos. ¿Por qué tantos fracasos?

 La industria farmacéutica ha fallado en el Alzheimer porque no conocemos la causa de la enfermedad. Primero tendremos que conocer más sobre ella para obtener una diana terapéutica.

Así se expresaba Guillermo García Ribas, coordinador del Grupo de Estudios de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología,  en una entrevista en el portal de información Cinco Días. Otro factor que también se considera clave es el momento de inicio de la intervención farmacológica; muchas veces comienza cuando la enfermedad está muy avanzada y la neurodegeneración es difícil de revertir. En la actualidad y gracias a los avances que se han realizado en materia de diagnóstico temprano los ensayos clínicos pueden incluir a personas en una fase presíntomatica de la enfermedad.

Pero los esfuerzos, aunque menores en comparación con otras patologías, no cesan. El mercado del Alzheimer representa un nicho demasiado atractivo para las farmacéuticas. Se estima que un medicamento para este mal alcanzaría cifras de ventas entre 3000 millones y 5000  millones  de dólares anuales lo que hace que aún se mantengan esfuerzos en investigar sustancias que, de fracasar en una fase III de ensayos clínicos, puede suponer pérdidas de 1000 millones de dólares.

En la actualidad hay varios fármacos que destacan del resto y acaparan mucha atención por los resultados que han ido mostrando. Su objetivo terapéutico fundamental es eliminar o frenar la formación de las placas beta-amiloide, un enfoque cuestionado en la actualidad debido al poco éxito alcanzado en intentos anteriores. La mayoría, además, se dirige a personas en fase leve a moderada de la enfermedad de Alzheimer

Fármacos para el Alzheimer en Fase III de los ensayos clínicos.

Medicamentos para el Alzheimer

 

Aducanumab: primero en esta lista y líder también de las expectativas. En marzo de este año la compañía biotecnológica norteamerica Biogen Idec anunciaba que su fármaco, BIIB037 o aducanumab, había mostrado resultados superiores a los esperados en  los ensayos clínicos. El fármaco, un anti-amiloide, redujo la acumulación de placas amiloides y ralentizó el deterioro cognitivo en personas con enfermedad de Alzheimer en una fase inicial de la enfermedad a niveles que estadísticamente resultaron significativos. En la actualidad se encuentra en la fase III de los ensayos clínicos. Si todo el proceso de investigación transcurre exitosamente el fármaco puede estar en el mercado para el año 2020. Una actualización sobre la marcha de la investigación tendrá lugar en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer que se celebrará en EE.UU entre los días 18 y 23 de julio de este año.

Solanezumab: Orientado también a actuar sobre la sustancia beta-amiloide este fármaco tiene una historia convulsa detrás.   Desarrollado por la farmacéutica  Eli Lilly & Co.’s llegó hasta la fase III de los ensayos clínicos mostrando ser seguro pero sin grandes efectos sobre el deterioro cognitivo de las personas con  Alzheimer leve a moderado que se habían implicado en la investigación. Sin embargo, un análisis más detallado de los datos sacó a la luz una esperanza: en los pacientes que se encontraban en la fase leve de la enfermedad y tomaron el fármaco el deterioro cognitivo fue un 34 % menos que en el grupo placebo después de 80 semanas de tratamiento. Los efectos del fármaco aparecían lentamente y crecían a lo largo del tiempo. También mostró beneficios en la mejora de las habilidades funcionales para la realización de las actividades instrumentales de la vida diaria. Con estos datos Lilly decidió continuar y en 2013 enroló a 2100 personas con enfermedad de Alzheimer leve  en nuevos ensayos clínicos de fase III. Los resultados se esperan para diciembre de 2016 y si son positivos puede estar en el mercado entre 2017 y 2018. 

Azeliragon: este compuesto fue descubierto por  TransTech Pharma y se dio una licencia a Pfizer para investigarlo. También orienta su acción hacia la sustancia beta-amiloide y a personas en fase leve o moderada del mal de Alzheimer.  Su historia no es menos accidentada que la anterior de Lilly con Solanezumab.  Después de una Fase I en la que el medicamento mostró ser seguro se pasó a una fase II en el año 2007 contando con la colaboración del Instituto Nacional de Envejecimiento de EE.UU. La duración  de esta segunda fase estaba planificada para ser de 18 meses sin embargo, al sexto mes se abandonó el ensayo con las dosis más altas debido a dudas sobre su seguridad y eficacia. También el ensayo con dosis bajas fue abandonado antes de tiempo pero análisis posteriores mostraron un efecto clínico beneficioso que se empezaba a notar después de transcurrido cierto tiempo. Estos resultados fueron suficientes para que recibiera la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) para continuar con ensayos clínicos de fase III. En abril de este año 2015 dieron inicio a esta nueva etapa, hay involucradas 800 personas de EE.UU y Canadá con diagnóstico de Alzheimer en fase leve, se espera que dure alrededor de 18 meses.  Los resultados finales se conocerán en el año 2018.

Existen otros medicamentos para el Alzheimer en la fase III de los ensayos clínicos pero estos son los que más atención mediática están alcanzando. Los resultados no son todo lo espectaculares que el deseo de millones de afectados por el Alzheimer espera pero es lo más cercano que estamos en la actualidad de controlar la enfermedad.  La buena señal es que se está investigando y  eventualmente la noticia de una cura para el Alzheimer ya no será esa soñada utopía.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información dirigido a un público general no especializado. Bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:,

5 comentarios.

  1. Redacción titi 2016-09-05
  2. carolina 2016-09-01
  3. carla mangiaut 2016-08-13
  4. Redacción titi 2016-06-20
  5. JOSE YUSTE MARTINEZ 2016-06-19

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.