Células implicadas en el párkinson mueren “quemadas”.

Células implicadas en el párkinson mueren “quemadas”.

Células implicadas en el párkinson tienen unas necesidades energéticas superiores a otras neuronas provocando una nociva acumulación de desechos.

Células implicadas en el párkinson Científicos canadienses de la Universidad de Montreal han descubierto que las células dopaminérginas que mueren durante la enfermedad de Párkinson lo hacen debido a sus propios requerimientos energéticos. Los resultados fueron publicados en la revista Current Biology.

En palabras de uno de los autores del estudio, Louis-Eric Trudeau, citado por el periódico BBC :

Al igual que un motor constantemente funcionando a alta velocidad estas neuronas necesitan producir una increíble cantidad de energía para funcionar.

La investigación agrega un elemento más a la incógnita de por qué solo las neuronas productoras de dopamina son las que mueren durante la enfermedad de Párkinson. En opinión del Dr Arthur Roach de la organización Parkinson’s UK :

De los miles de millones de células en el cerebro es siempre el mismo pequeño grupo que degenera y muere en la enfermedad de Párkinson. No sabemos por qué sólo estas células se ven afectadas.

Ahora la investigación de los científicos canadienses viene a decir esencialmente que a diferencia de otras neuronas las que están implicadas en la enfermedad de Párkinson tienen unos requerimientos energéticos más altos y producen más productos de desechos para poder satisfacer esa necesidad.

Los investigadores sugieren que la acumulación de estos desechos desencadena la muerte de las neuronas. En palabras de Trudeau:

Parecen agotarse y morir prematuramente.

En su opinión este descubrimiento puede ayudar a encontrar tratamientos más efectivos contra la enfermedad de Parkinson. Produciendo, por ejemplo, medicamentos que reduzcan los requerimientos de energía de la célula o incrementando su eficiencia energética.