Dieta MIND: alimentando el cerebro.

Dieta MIND: alimentando el cerebro.


Una nueva investigación sobre la dieta MIND concluye que puede ayudar a enlentecer el deterioro cognitivo en el envejecimiento normal y potencialmente traducirse en una menor incidencia de demencia.

Dieta MIND

Hace unos meses se hizo noticia la dieta MIND, un enfoque dietético  diseñado específicamente para disminuir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Es un híbrido  entre la dieta Mediterránea y la llamada DASH, Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoque dietético para detener la hipertensión).

En el primer estudio publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association se concluía que las personas que seguían rigurosamente la dieta podían disminuir la posibilidad de padecer alzhéimer hasta en un 53%.

Ahora otro  nueva investigación sobre MIND viene a demostrar que no solo puede ser útil para disminuir el riesgo de alzhéimer sino además para enlentecer el deterioro cognitivo durante el envejecimiento normal. La investigación aparece en la revista Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association.

También te puede interesar leer: MIND, dieta para el cerebro.

Dieta MIND para rejuvenecer el cerebro.

Dieta MIND

La investigación,financiada por el Instituto Nacional de Envejecimiento de EE.UU, incluyó a 960 adultos mayores con una media de edad de 81.4 años a los cuales se les evaluó el estado cognitivo durante 4.7 años.

En ese periodo los participantes en el estudio recibieron una evaluación cognitiva anual en cinco áreas: memoria episódica, memoria de trabajo, memoria semántica, habilidades visoespaciales y la velocidad perceptual. Además completaron cuestionarios sobre hábitos alimenticios.

Este diseño permitió evaluar la evolución cognitiva y compararla con la adherencia a la dieta. Según los resultados quienes siguieron la dieta más rigurosamente mostraron estar 7.5 años más jóvenes cognitivamente que aquellos que solo la siguieron parcialmente.

Martha Clare, una de las científicas que diseñó la dieta dijo refiriéndose al potencial de retrasar el deterioro cognitivo de MIND:

“Retrasar el inicio de la demencia por tan solo 5 años puede reducir el coste y la prevalencia casi a la mitad.

La dieta MIND incluye  un conjunto de 15 alimentos, 10 saludables al cerebro como las verduras de hoja verde y otros vegetales, nueces, frutos del bosque , alubias, cereales, pescado, aves de corral, aceite de oliva y  vino y cinco poco saludables; carnes rojas, mantequilla, queso, pastas y dulces, frituras y la llamada comida rápida.

Aunque este año el Instituto de Medicina de EE.UU en una serie de recomendaciones que dio para mejorar el cerebro decía que ninguna dieta había demostrado sin lugar a dudas su eficacia en la neuroprotección sí hacía referencia a la dieta Mediterránea y a la DASH.

Veremos si el abanico de recomendaciones en este sentido se expande y el próximo año MIND termina siendo una de las respaldadas.

También te puede interesar leer: Cómo mejorar el cerebro: recomendaciones del Instituto de Medicina de EE.UU.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.