¿La postura al dormir afecta tu cerebro?

¿La postura al dormir afecta tu cerebro?

Investigación sugiere que la postura al dormir afecta tu cerebro. La posición lateral parece ser la que mejores beneficios aporta.

postura al dormir afecta tu cerebro

 

¿Eres de los que duerme de espaldas? ¿O sobre el abdomen? ¿Quizás de lado? Si eres de estos últimos posiblemente lo estés haciendo bien. Una nueva investigación desarrollada por científicos de la Universidad de Stony Brook en New York y publicada en la revista Journal of Neuroscience sugiere que dormir de lado puede favorecer los procesos de limpieza del cerebro que tienen lugar durante el sueño.

Para la Dra Benveniste, líder de la investigación:

Es interesante que la posición lateral para dormir es de hecho la más popular en los humanos y en la mayoría de los animales, incluso en los salvajes. Parece que hemos adoptado la posición lateral del sueño para limpiar más eficientemente nuestro cerebro de los desechos metabólicos que se acumulan mientras estamos despiertos.

Para llegar a estas conclusiones la Dra Benveniste y su equipo utilizaron imágenes por resonancia magnética por varios años para analizar el sistema glinfático en roedores. El sistema glinfático del cerebro es el encargado de la limpieza de desechos del sistema nervioso central, su función es similar a la del sistema linfático en el resto del organismo. El sistema glinfático es más activo durante las horas de sueño. Entre otras cosas se encarga de limpiar el cerebro de sustancia beta amiloide y de la proteína tau, ambas directamente asociadas a la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores compararon el funcionamiento del sistema glinfático en los ratones en tres posiciones: de lado, de espaldas o durmiendo sobre el abdomen. Sobre los resultados dice la Dra Benveniste:

El análisis nos mostró consistentemente que el transporte glinfático fue más eficiente en la posición lateral  en comparación con las posiciones supina o prona (sobre el abdomen).

También te puede interesar leer: La falta de sueño se correlaciona con una mayor concentración de sustancia beta-amiloide y a problemas de memoria.

Las alteraciones del sueño han sido vinculadas en repetidas ocasiones a un mayor riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. En junio de este año se publicaba un estudio de la Universidad de California en Berkeley,EE.UU,  que demostraba que una mala calidad del sueño  es una vía a través de la cual la proteína beta-amiloide ataca a la memoria a largo plazo del cerebro. ¿Será la posición al dormir una ayuda extra? Según los investigadores hay que seguir profundizando a través de estudios en humanos.