Litio para controlar los movimientos involuntarios en el párkinson.

Litio para controlar los movimientos involuntarios en el párkinson.

Investigación sugiere que existe un beneficio al usar bajas dosis de litio para controlar los movimientos involuntarios en el párkinson (discinesias) que surgen como consecuencia de la medicación usada para controlar los síntomas de la enfermedad .

litio para controlar los movimientos involuntarios en el párkinson

Los medicamentos para tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson como la levadopa o la combinación de levodopa y carbidopa resultan muy efectivos al inicio de la enfermedad pero al pasar los años los efectos secundarios de estos fármacos se hacen evidentes. Entre las consecuencias más indeseadas están las  discinesias; movimientos incontrolados, espasmódicos y bruscos sobre los que la persona no tiene ningún control.  Según Julie Andersen, investigadora del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, 30% de las personas bajo tratamiento durante 6 años con una combinación de levodopa y carbidopa reportan que los movimientos involuntarios se han convertido en un problema y esta cifra aumenta a un 90% después de nueve años.

Ahora una nueva investigación  publicada en la revista Brain Research ha descubierto que bajas dosis de litio pueden reducir los movimientos motores involuntarios provocados por la medicación utilizada en personas con párkinson.

La investigación se realizó en ratones modificados para padecer la enfermedad a los que se les suministró carbidopa y levodopa , una combinación de fármacos usada para aumentar  los niveles  en el cerebro del neurotransmisor dopamina que se ve afectado durante la enfermedad de Parkinson.

Durante el estudio la anteriormente citada Andersen y su equipo suministraron una dosis de litio equivalente a una cuarta parte de lo que una persona recibe en los tratamientos tradicionales con esta sustancia. El litio es de uso común en alteraciones psiquiátricas como el trastorno bipolar.  Se encuentra naturalmente, no es una molécula sintetizada en el laboratorio como la mayoría de los medicamentos. Los investigadores encontraron que el litio favoreció la producción de dopamina.

El tratamiento a los ratones comenzó cuando estos alcanzaron una edad equivalente a los 60 años en los humanos, etapa en la que comúnmente empieza a manifestarse la  enfermedad de Parkinson.  Para Andersen:

Claramente vimos una prevención de las dificultades motoras que esperamos ver en los animales (…) El tratamiento también protegió el área del cerebro que está normalmente dañada por la enfermedad de Parkinson.

Ya se habla de iniciar ensayos clínicos con bajas dosis de litio en personas en estadios iniciales de la enfermedad de Parkinson. Esta no es la primera vez que se describen los beneficios del litio para los enfermos de párkinson. Andersen y su equipo ya habían encontrado evidencias en este sentido en dos modelos de ratones diferentes.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.