WAVE1: nueva diana terapéutica en la enfermedad de Alzheimer

WAVE1: nueva diana terapéutica en la enfermedad de Alzheimer

Un grupo de científicos internacionales ha descubierto una nueva vía molecular que regula la producción de sustancia beta-amiloide. La disminución de la expresión de la proteína WAVE1 provoca también que disminuya la producción de sustancia beta-amiloide. Se vislumbra como una nueva diana terapéutica en la enfermedad de Alzheimer

WAVE1

Difícilmente una persona con algún vínculo personal o profesional con la enfermedad de Alzheimer no ha escuchado de ella. Es la incógnita de cientos de investigaciones, la diana de varios fármacos en fase experimental, el objeto de todas las sospechas, hablamos, cómo no, de la sustancia beta amiloide, esa que se acumula en forma de placas en el cerebro y provoca el daño neuronal durante la enfermedad de Alzheimer.

Ahora parece que se ha encontrado una nueva vía para evitar su acumulación. Un grupo de científicos internacionales liderados por investigadores  de la Universidad Rockefeller, la Universidad de Columbia y el Centro Fisher para la Investigación del Alzhéimer han descubierto una serie de procesos, conocidos como vías moleculares, que intervienen en la regulación de la sustancia beta-amiloide. Los resultados fueron publicados el 17 de agosto en la revista Nature Medecine.

Los científicos encontraron que la molécula que origina la sustancia beta-amiloide, la proteína precursora amiloide o más específicamente uno de sus componentes, el AICD, puede inhibir la actividad de otra proteína, llamada WAVE1 y disminuir así la producción de sustancia beta-amiloide. Paul Greengard, director del Centro Fisher para la Investigación del Alzheimer y uno de los autores del estudio explica así el hallazgo en un comunicado de prensa:

Nuestro descubrimiento se centra en una proteína llamada WAVE1 que nos pareció importante en la producción de beta-amiloide. La reducción de WAVE1 parece tener un efecto protector contra la enfermedad.  Cuando los niveles de beta amiloide aumentan hay un incremento acompañante en otra molécula, AICD, lo cual reduce la expresión de WAVE1. Esto tiene el efecto de reducir la producción de beta-amiloide.

El DR. Yong Kim, otro de los participantes en el estudio agrega más detalles:

El resultado es un bucle de retroalimentación negativo. Más beta-amiloide significa mas AICD. Nuestros experimentos revelan que la AICD viajan hacia el núcleo donde se reduce la expresión de WAVE1 (…) En la enfermedad de Alzheimer esta retroalimentación negativa parece perder su efecto protector (…)“

En análisis de laboratorio con ratones genéticamente alterados los investigadores notaron que los niveles de WAVE1 eran inusualmente bajos. En experimentos posteriores variaron la producción de beta amiloide en el cerebro de los roedores. Entonces comprobaron que había una interrelación:  a menor nivel de WAVE1 menos producción de beta-amiloide y mejor resultado en pruebas de memoria.

Los investigadores están seguros de haber encontrado una nueva vía para la creación de terapias para la enfermedad. En palabras de Greengard (premio Nobel de Medicina en el año 2000 )

Este hallazgo es significativo ya que ofrece la oportunidad de crear nuevos tratamientos que protegerán el cerebro mediante la activación de la vía que descubrimos que evitará la formación de beta-amiloide.