Identifican tres subtipos diferenciados de la enfermedad de Alzhéimer.

Identifican tres subtipos diferenciados de la enfermedad de Alzhéimer.

Investigadores estadounidenses después de dos años de análisis metabólicos a personas con alzhéimer identifican tres subtipos diferenciados de la enfermedad de Alzheimer: inflamatorio, no inflamatorio y cortical.

Identifican tres subtipos diferenciados de la enfermedad de Alzhéimer

Tres variaciones de la enfermedad de alzhéimer, a esa conclusión llegaron investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles(UCLA) después de estudiar durante dos años a 50 personas, a las que se realizaron exhaustivos análisis metabólicos. Los resultados fueron publicados en la revista Aging .Los investigadores resaltan la importancia de estos resultados para la adecuación de las terapias. Según el Dr. Dale Bredesen, citado en un comunicado de prensa de la UCLA:

Debido a que la presentación varía de persona a persona ha habido sospechas durante años de que el Alzheimer representa más de una enfermedad.

Bredensen, que es el autor del estudio, profesor de neurología y presidente del prestigioso Instituto Buck de de Investigación sobre el Envejecimiento explica cómo llegaron a esas conclusiones:

Cuando las pruebas de laboratorio van más allá de las pruebas habituales, encontramos estos tres subtipos distintos (…) El enfoque que tomamos fue utilizar los mecanismos metabólicos que subyacen en el proceso de la enfermedad para guiar  la realización de un amplio conjunto de pruebas de laboratorio  como la insulina en ayunas, la proporción  cobre/ zinc y docenas de otras.

El resultado del proceso de investigación es la descripción de tres subtipos de la enfermedad de alzhéimer. Aquí os va.

También te puede interesar leer: Deterioro cognitivo como consecuencia de la diabetes.

Tres subtipos metabólicos de la enfermedad de alzhéimer.

Inflamatorio: se incrementan marcadores como la proteína C reactiva y la relación (ratio) albúmina/globulina en sangre. Los tres marcadores son proteínas presentes en la sangre.

 No inflamatorio: los anteriores marcadores no se incrementan, pero otras anormalidades metabólicas están presentes como la resistencia a la insulina, bajos niveles de vitamina D e  hiperhomocisteinemia.

Cortical: afecta a las personas relativamente jóvenes y parece más ampliamente distribuido por todo el cerebro que los otros subtipos de la enfermedad de Alzheimer. Por lo general no parece causar pérdida de memoria al principio, pero las personas con este subtipo de la enfermedad tienden a perder habilidades del lenguaje. A menudo se diagnostica erróneamente, típicamente afecta a las personas que no tienen un gen relacionado con el alzhéimer y se asocia con una deficiencia significativa de zinc.

Para los investigadores el subtipo cortical parece ser una condición muy diferenciada de las otras dos. Tienen la esperanza de que estos resultados lleven a desarrollar tratamientos mucho más efectivos. Además, ya están planificando investigar si cada subtipo tiene causas también diferentes.  Muchas otras preguntas surgen de las conclusiones del estudio ¿Clínicamente evolucionan todos de forma también diferente? Aunque el subtipo cortical parece el más identificable sería interesante analizar los síntomas cognitivos y conductuales de cada uno de ellos ¿La enfermedad también cursaría por fases diferentes?

El hecho de que en el origen de la enfermedad se encuentran alteraciones metabólicas es algo que desde hace mucho se acepta. Varios estudios han apuntado entre las causas de la enfermedad trastornos metabólicos como la resistencia a la insulina, deficiencia de hormonas y la hiperhomocisteinemia un exceso de homocisteína en sangre. La homocisteína es un aminoácido considerado muy importante en el desarrollo de enfermedades cerebrovasculares.

El propio Bredesen ganó popularidad en el año 2014 con una investigación que mostraba cómo haciendo cambios de estilo de vida; deporte y cambios de alimentación para mejorar el metabolismo del cuerpo, se podía revertir el deterioro cognitivo en en 9 de las 10 personas con enfermedad de Alzheimer en fase leve que participaron en el estudio. Sin embargo, los resultados o más bien el programa diseñado para alcanzar esos resultados fue criticado por ser muy complejo y difícil de seguir. Además, al hacerse sólo en 10 personas las conclusiones distan de poder ser generalizadas.

También te puede interesar leer: Factores de riesgo y protectores en la enfermedad de Alzheimer.