Fármacos y alzhéimer: LMTX o Rember ¿Una gran promesa o una promesa real?


LMTX o Rember, es un fármaco desarrollado por la compañía biotecnológica TauRX. Según sus desarrolladores logra enlentecer el curso de la enfermedad hasta un 81% en el transcurso de un año.

Rember

La noticia de que una compañía de origen escocés había logrado recientemente, en una ronda de financiación, 120 millones de euros para continuar con los ensayos clínicos de fase III de un fármaco para la enfermedad de Alzhéimer y la demencia frontotemporal, llevó nuestra atención hacia lo realmente importante, el fármaco y su efecto sobre el alzhéimer.

La compañía es TauRX  y tiene su origen en la Universidad de Aberdeen, en Escocia. Aunque ahora vuelve a estar en el foco de los medios de comunicación, esto ya viene ocurriendo de forma intermitente desde el año 2008.

En ese momento, en la Conferencia Internacional sobre la Enfermedad de Alzheimer, investigadores de la compañía presentaron a un grupo reducido de científicos los resultados de los ensayos clínicos en 321 personas de un fármaco, denominado LMTX o Rember, que según la compañía lograba reducir hasta en un 81 % la progresión de la enfermedad de Alzhéimer en un año.

Eso, amigos, es mucho reducir. De hecho, el fundador de la compañía Claude Wischik, declaraba ese año 2008 en una entrevista a el diario El Mundo:

Rember es mejor que cualquier otra cosa que se haya hecho nunca.

También te puede interesar leer: Fármacos y alzhéimer: RVT-101 de Axovant comienza fase III de ensayos clínicos.

LMTX o Rember: una historia más de fármacos para el alzhéimer.

Rember

El fármaco en cuestión tiene como principio activo la metiltionina ¿Os suena el azul de metileno? Pues eso, el nombre científico del azul de metileno es cloruro de metiltionina y es precisamente el principio activo del Rember.

Se describe como un inhibidor de la agregación de Tau. Eso significa que evita que se acumule al interior de las neuronas una fibrillas u ovillos dañinos que tienen origen en la proteína Tau. Estas fibrillas son una de las causas de que las neuronas mueran durante la enfermedad de Alzhéimer. Se forman cuando la proteína Tau sufre un proceso anormal llamado hiperfosforilación .

Los fármacos destinados a evitar la formación de ovillos neurofibrilares, han tenido auge a raíz de los numerosos fracasos que han tenido los fármacos destinados a actuar sobre otro de los eventos patológicos más típicos del alzhéimer, la formación de placas amiloides.

Desde 2008 a la actualidad el fármaco ha pasado por varios ensayos clínicos de Fase I y II y por varias polémicas. La compañía sostiene que los ensayos clínicos realizados hasta el momento muestran como las personas tratadas con el compuesto veían enlentecer sus síntomas hasta un 80% en relación al grupo control después de 50 y 102 semanas de tratamiento.

Pero todo eso sin que en realidad se muestren los datos y demás detalles de la investigación. Ya en 2008 Claude Wischik, pecando de optimismo declaraba al diario el El Mundo:

Estamos trabajando ya en la segunda y en la tercera versión de Rember, que podrían estar quizá en el mercado en 2014 y 2018 (…)entre 2016 y 2018 el Alzheimer será sólo una pesadilla y habrá acabado.

¿Cuánto nos hubiese gustado que esas palabras fuesen ciertas, verdad?

De esa fecha hasta la actualidad varias lanzas se han roto contra el alzhéimer y los científicos han podido comprobar la dimensión del reto que representa encontrar un tratamiento efectivo contra la enfermedad.

El fármaco de TauRX ha pasado por varios tropiezos. La dosis empleada al inicio no fueron bien absorbidas en presencia de alimentos y sin estos provocaban nauseas significativas.  La fórmula del fármaco tuvo que ser modificada y el nuevo compuesto es el que se está probando ahora en los ensayos clínicos de fase III que se están desarrollando en países de Norteamérica, la Unión Europea, Asia, en Rusia y Australia.

El primero de estos ensayos clínicos de Fase III, llamado TRx-237-015, incluye a 833 personas en fase leve a moderada de la enfermedad. Los resultados se esperan para la primera mitad de 2016.

El segundo ensayo clínico, el TRx-237-005, incluye a 700 personas en fase leve de la enfermedad de Alzheimer. Los resultados se esperan para la segunda mitad de 2016 ¿Estamos ante una promesa real de un tratamiento efectivo? En 2016 os contaremos.

También te puede interesar leer: Agitación en personas con alzhéimer: combinación de fármacos resulta efectiva.

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información dirigido a un público general no especializado. Bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:

2 comentarios.

  1. Redacción titi 2015-10-27
  2. Beto Sepúlveda 2015-10-27

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.