Boxeo y enfermedad de Parkinson ¿Un combate vital?

Boxeo y enfermedad de Parkinson ¿Un combate vital?


Una organización estadounidense, Rock Steady Boxing, ofrece clases de boxeo a personas con enfermedad de Parkinson con el objetivo de mejorar los síntomas de la enfermedad. La organización ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años.

Boxeo y enfermedad de Parkinson

A la edad de 40 años Scott C. Newman, un ex fiscal del condado de Marion, en Oregon, EE.UU, fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson. Ese fue tal vez el inicio de una de las terapias alternativas para el párkinson más populares en EE.UU en la actualidad: el boxeo.

Newman no parece ser hombre de quedarse de brazos cruzados y ante la evidencia científica de que el deporte puede influir sobre la evolución y los síntomas de la enfermedad de Parkinson, comenzó un entrenamiento individualizado de boxeo de alta intensidad.

Según declara, no demoró en ver los beneficios en su salud física, la agilidad y el funcionamiento diario.

El convencimiento personal de que funcionaba lo llevó a fundar en 2006 Rock Steady Boxing; en sus inicios un pequeño gimnasio con un ring de boxeo.

En la actualidad es una organización que cuenta con más de 15 centros en EE.UU y una popularidad que va en ascenso. La promesa de Newman es casi un reto:

Dejaremos tu cuerpo en forma entrenándote como un profesional.

Boxeo y enfermedad de Parkinson

Explica que el régimen de boxeo Rock Steady estimula y ejercita todo el cuerpo y las partes del cerebro que mejoran la coordinación mano-ojo, la flexibilidad, agilidad, velocidad, potencia, fuerza y resistencia, además de mejorar el equilibrio.

Eso sí, aunque diferentes investigaciones han mostrado beneficios de la práctica deportiva en las personas con párkinson, hasta el momento no se tienen investigaciones específicas con relación al boxeo.

También te puede interesar leer: Tratamientos no farmacológicos en la enfermedad de Parkinson.

Tal vez el éxito resida, más allá de posibles efectos sobre los síntomas de la enfermedad que no se sabe si son realmente diferentes de cualquier otro deporte, en la combinación de dos factores: las personas se sienten parte de un grupo de iguales y  los entrenadores ofrecen sesiones muy personalizadas con alto componente motivacional.

Boxeo y enfermedad de Parkinson

Cada persona que quiera incorporarse a una clase de boxeo en Rock Steady; por cierto, son bienvenidas personas de cualquier edad y fase de la enfermedad, ha de pasar por una evaluación de 90 minutos con un entrenador certificado que determinará en cuál de los 4 niveles disponibles debe incorporarse.

En el primer nivel se ubica a aquellos con los síntomas más leves y en el cuarto, los que tienen la sintomatología más severa.

Durante las clases, de una hora y media de duración, la persona entrena como si se preparara para un combate real, aunque no hay enfrentamientos cuerpo a cuerpo. En Rock Steady Boxing el combate es contra el párkinson. Lograr que cientos de enfermos de párkinson se pongan los guantes con ilusión es ya una victoria.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.