CTAD 2015: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria.

CTAD 2015: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria.

CTAD 2015: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria en personas mayores con deterioro cognitivo leve. La intervención terapéutica incluyó ejercicio, consejos nutricionales, estimulación cognitiva y social más suplementos de ácido graso Omega 3, específicamente de ácido  docosahexaenoico (DHA).

: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria

Los primeros resultados de uno de los eventos científicos más importantes del año en el campo del Alzhéimer que se celebra en Barcelona, España, no han tardado en aparecer. Investigadores de la Universidad de Toulouse, en Francia, junto a investigadores de la Universidad de California en el campus de San Francisco, EE.UU,  han investigado el efecto sobre la memoria y otros procesos cognitivos de un programa de intervención  multicomponente que incluía consejería nutricional, ejercicio, estimulación cognitiva y social más la toma de suplementos de ácidos grasos Omega 3, específicamente el ácido docosahexaenoico (DHA). Así informa un comunicado de prensa oficial de CTAD 2015.

Los ácidos grasos Omega 3 y su efecto sobre la salud cognitiva son el centro de numerosas investigaciones e igual número de polémicas. En lo que va de año tres estudios han avalado su eficacia mientras un cuarto tira por tierra todo lo anterior diciendo que no, que no hay evidencia suficiente para decir que esos suplementos puedan mejorar la salud de nuestro cerebro.

También te puede interesar leer: Los suplementos de Omega 3 no mejoran la salud cerebral.

Ahora la investigación presentada en CTAD 2015 encontró que los suplementos de Omega 3, junto a cambios en el estilo de vida, pueden ayudar a mejorar procesos como la memoria. La investigación incluyó a 1700 adultos mayores con quejas subjetivas de problemas de memoria, con marcha enlentecida y con limitaciones para realizar al menos una de las actividades instrumentales de la vida diaria, como cocinar o hacer la compra.CTAD 2015: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria.

Los participantes se organizaron en cuatro grupos: uno que no recibió ningún tipo de intervención terapéutica, otro que solo tomó suplementos de Omega 3, un tercero que recibió el programa de intervención multicomponente más un placebo y un cuarto grupo que recibió suplementos de Omega 3 y la intervención multicomponente.

Durante los tres años que duró la investigación, se evaluaron periódicamente las variables cognitivas que típicamente se ven afectadas en la enfermedad de Alzheimer: memoria, orientación, funciones ejecutivas y lenguaje. Además, se tuvieron en cuenta en el análisis de los resultados los niveles en sangre de ácido docosahexaenoico (DHA) y la presencia del gen ApoE4, factor de riesgo genético de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Según declara el profesor Bruno Vellas, uno de los autores del estudio citado por el comunicado de prensa de CTAD 2015, se encontró una mejoría a largo plazo estadísticamente significativa de la cognición en el grupo que recibió la intervención multicomponente, incluso, los resultados fueron mejores en las personas con deterioro cognitivo leve. Además, los participantes que tenían de base bajos niveles de Omega 3 del tipo DHA se beneficiaron significativamente de la intervención multicomponente más la toma de suplementos de Omega 3. En opinión del profesor Vellas:

Puede ser que primero necesitemos restaurar la salud del cerebro con DHA para ser capaces de ver el efecto de la intervención multicomponente.

Las evidencias clínicas también se vieron confirmadas por las pruebas de neuroimagen con tomografía por emisión de positrones. Con esta técnica confirmaron que las personas que se implicaron en la intervención multicomponente y que tomaron suplementos de omega 3 tuvieron una mejoría del metabolismo cerebral, un proceso particularmente afectado durante la enfermedad de Alzheimer. Los beneficios fueron aún mayores en aquellas personas con riesgo genético de padecer alzhéimer y en los que ya tenían depósitos de la sustancia beta amiloide en el cerebro.

Los participantes en la investigación serán seguidos por dos años más para analizar el efecto a largo plazo de la intervención. Además, los planes para aplicar a la práctica estos resultados son inmediatos; el profesor Vellas y sus colegas planifican crear un dispositivo para medir de forma rápida los niveles de DHA en sangre para identificar a las personas que deban tomar suplementos y además, están creando una aplicación para móviles con el programa multicomponente que permita a las personas realizarlo en sus hogares.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.