Esto es lo que le sucede a nuestro cuerpo cuando envejecemos

Esto es lo que le sucede a nuestro cuerpo cuando envejecemos

Como en cualquier otro momento del ciclo vital, nuestro cuerpo cuando envejecemos cambia. Reconocer esos cambios es el primer paso hacia un envejecimiento más saludable.

nuestro cuerpo cuando envejecemos

A medida que pasa el tiempo nuestro cuerpo empieza a cambiar. Tal vez los signos más visible sean el cabello cano, la necesidad de usar gafas y el hecho de que la distancia que antes recorríamos fácilmente ahora nos dejará agotados, pero hay mucho más que eso.

Es un proceso universal, a todos nos pasa, pero también heterogéneo: no envejecemos igual y ya quisiéramos algunos tener la mente de algunas abuelas de 80 años.

A algunas personas los cambios asociados al envejecimiento los desconciertan y son causa de depresión o de que se crean enfermos.

Envejecer no es una enfermedad, sino un proceso natural. Comprenderlo y saber qué le sucede a nuestro cuerpo cuando envejecemos puede ayudarnos a estar preparados para esos cambios y que su impacto en nuestras vidas sea menor.

Veamos, paso a paso, qué es lo que ocurre.

También te puede interesar leer: Bellas,modelan y pasan de los 60 años

Sistema cardiovascularnuestro cuerpo cuando envejecemos

El envejecimiento del corazón suele comenzar alrededor de los 40 años. Este órgano se vuelve un poco más grande con la edad y el ritmo cardíaco tiende a ser más lento.

A esto se une que las arterias y los vasos sanguíneos se tornan menos elásticos y en ocasiones son bloqueados por depósitos de grasa a causa de la ingestión de alimentos con altos contenidos de grasas saturadas.

Una de las principales consecuencias de estos cambios es que al corazón va a resultarle más difícil bombear sangre al resto de nuestro cuerpo.

Huesos, articulaciones y músculos

Los huesos tienden a encogerse con el paso del tiempo y se harán más débiles, se debe ser más cuidadoso ya que las posibilidades de fractura son mayores.

Estas cuestiones en parte se deben a cambios en la renovación de las células de los huesos, cambios que se aceleran en las mujeres con la menopausia y pueden causar osteoporosis. Los músculos pierden fuerza y flexibilidad lo cual provoca problemas de coordinación y equilibrio.

Intestino

Un intestino saludable necesita un adecuado equilibrio entre bacterias dañinas y beneficiosas. Este equilibrio puede comenzar a perderse después de los 55 años provocando mayores riesgos de enfermar. Con la edad disminuye también el flujo de los jugos digestivos, lo que hace más probable el estreñimiento.

Riñones

Las unidades de filtración de los riñones ayudan a que el organismo libere desechos. El número de estas unidades comienza reducirse a partir de los cincuenta.

Uno de los efectos será que disminuirá la habilidad para detener la producción de orina en las noches y habrá que ir al baño con mayor frecuencia.

También te puede interesar leer: Pinceladas antiestrés para mayores de 65 años.

Pulmones

Envejecimiento

La capacidad de los pulmones comienza a disminuir a partir de los 20 años. Ya a los 40 los músculos de la caja torácica se tornan más rígidos.

Estos músculos controlan la respiración, así que ahora es probable que ella se dificulte y que, por ejemplo, queden resto de aire en los pulmones después de la espiración.

Vejiga y sistema urinario

Con la edad se comienza a perder el control de la vejiga, además este órgano disminuye su capacidad con el paso de los años.

Mientras, la próstata se hace más grande en al menos la mitad de los hombres mayores de 50 años. Todo ello provoca que aumente la frecuencia con que necesitamos ir al baño. Las dificultades para contener la orina serán mayores si padecemos diabetes o si transcurre la menopausia en el caso de las mujeres.

Mamas

A los treinta, los pechos de la mujer comienzan a perder tejido y grasa y ya a los cuarenta pudieran comenzar a tornarse flácidos.

El área que rodea el pezón disminuirá considerablemente. Y aunque el riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad, esto no se debe a los cambios físicos de esta zona del cuerpo sino a factores genéticos y de la dinámica del crecimiento celular.

Cerebro y memoria

Tu cerebro también envejece. El número de neuronas irá disminuyendo paulatinamente y a los 40 podrás perder más de 10, 000 neuronas diarias. Como consecuencia, nuestra memoria será menos eficiente, sobre todo nuestra memoria a corto plazo, dificultando un poco los nuevos aprendizajes.

Voz

Con el paso del tiempo la laringe se debilita afectando el tono y volumen de nuestra voz. De manera más específica debemos esperar que la voz de la mujer sea más ronca y baja mientras la del hombre será más fina y alta que en la juventud.

Ojos y oídosenvejecimiento biológico

Envejecer también significa que tus ojos serán más sensibles a la luz y, como los músculos de los ojos serán más débiles, tendrás más dificultades para enfocarte en los objetos que están a tu alrededor.

Por otra parte, la mayoría de las personas con más de 60 años pierden paulatinamente la audición debido a la perdida de las células que se encargan de captar las vibraciones sonoras y enviarlas al cerebro.

Gusto y olor

Si bien comenzamos la vida con cerca de 10 000 papilas gustativas estas disminuyen a lo largo de la vida. Así que es normal que cuando pases de 60 años, la percepción del gusto también haya disminuido.

Esta pérdida será aún más grave en las personas que fuman, así que también en esto te beneficiaría decir no a los cigarrillos.

Dentadura

En la vejez la encía retrocederá alrededor de los dientes. Tu organismo producirá menos saliva y como consecuencia será menos eficiente la eliminación de bacterias de tu boca y esto hará que las caries sean más frecuentes.

También te puede interesar leer: Gerontoinmigrantes ¿Cuáles son los destinos preferidos por los mayores para disfrutar la jubilación?

Piel

Tu piel será menos elástica y más seca. Al disminuir la concentración de grasa bajo la piel, los vasos sanguíneos quedan más desprotegidos y será más fácil que aparezcan cardenales.

Peso

Con el paso del tiempo disminuirá también la masa muscular y habrá más grasa en tu cuerpo. Tu organismo quemará menos calorías y como consecuencia será mucho más fácil que engordes.

Sexualidad y fertilidad

La edad también afecta de cierta manera tu necesidades sexuales. Estas disminuirán a la vez que tu rendimiento en el acto será menor.

Es importante tener en cuenta que en las mujeres la vagina sera más seca, lo que puede provocar dolor durante la penetración, mientras en el hombre la disminución en la potencia de la sangre, que ya hemos comentado, tendrá un efecto en las erecciones, que serán menos firmes o podrán no ocurrir.

Por otra parte, a partir de los 35, la calidad y cantidad de los óvulos disminuirá en las mujeres afectando su fertilidad. En los hombres también se ha comprobado que después de los cuarenta es menos probable que puedan tener hijos.

Espero que al terminar de leer esto puedas reconocer con más facilidad los cambios que ocurren en tu cuerpo al envejecer o que estés más preparado para cuando lleguen.

Además, tengo una buena noticia: modificando nuestro estilo de vida hay muchas cosas que podemos hacer para que este proceso sea más lento. En próximas entradas te brindaremos algunos consejos que mantendrán tu cuerpo en condiciones óptimas mientras para que disfrutes mientras pasan los años.

También te puede interesar leer: Los 6 primeros síntomas del alzhéimer y cómo puedes detectarlos

Referencias.

Daily Mail. Old before your time: When your body really starts going downhill. Disponible en http://www.dailymail.co.uk/health/article-1035037/Old-time-When-body-really-starts-going-downhill.html#ixzz41ArmJfWg

Mayo Clinic Staff. Anging: What to expect. Disponible en http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/healthy-aging/in-depth/aging/art-20046070?pg=2

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.