Demencia y delirium: ¿qué debemos saber para distinguirlos?

Demencia y delirium: ¿qué debemos saber para distinguirlos?

Son tan frecuentes en nuestros mayores y a menudo tan difíciles de distinguir entre sí, que nos parece importante que hoy hablemos un poco de demencia y delirium o síndrome confusional agudo, como también se lo conoce.

demencia y delirium

Ya hemos hablado del delirium, una alteración común entre los mayores hospitalizados que afecta de forma grave las habilidades mentales. Las personas con delirium tiene dificultades para hablar, concentrarse o pensar con claridad. No es extraño que una personas con síndrome confusional agudo no sepa dónde esté ni quién es.

Los síntomas que hemos descritos no son extraños en las personas con demencia, un síndrome que siempre piensan los familiares que ha llegado para quedarse cuando el anciano entra en un estado de delirium.

¿En qué se diferencian? ¿Si tienen delirium es que ya hay de base una demencia sin que lo sepamos? ¿Si ha tenido delirium lo siguiente es la demencia? Hoy intentaremos aclarar estas dudas.

También te puede interesar leer: Delirium o síndrome confusional agudo: todo lo que necesitas saber.

Causas.

El delirium tiene un origen complejo, pero generalmente muy bien definido. Aunque a nivel cerebral no se conozcan muy bien los mecanismos que justifican un cuadro de síndrome confusional agudo, sí se puede, generalmente, identificar muy bien los desencadenantes externos.

Pueden ser factores tan variados como enfermedades médicas (cardiovasculares y neurológicas entre otras), cambios metabólicos, cirugía y la acción de determinados medicamentos o la abstinencia al alcohol y otras drogas. La hospitalización tal vez sea el evento más común en el origen del delirium.

Mientras, la demencia a nivel cerebral se sabe que está provocada por la disfuncionalidad y pérdida de neuronas, pero su desencadenante generalmente es una enfermedad que no tiene un origen tan fácilmente identificable como los casos de delirium. La causa más común de demencia es la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo aparecen?

Demencia y delirium

Conocer el modo en que comienzan ambas enfermedades es el punto clave para diferenciarlas. El delirium llega de manera rápida y en poco tiempo se ha instaurado. Bastan unos días, incluso horas para que nuestro familiar —tan coherente hacía apenas un día— comience a decir cosas sin demasiado sentido.

La demencia tiene una aparición mucho más lenta y los síntomas van empeorando con el tiempo. En muchas ocasiones hacen falta años para que los síntomas se hagan evidentes.

Ahí tienes una de las primeras claves. Si los olvidos, las dificultades en el habla o en el comportamiento aparecen de pronto, es más probable que sea delirium, si van llegando gradualmente, podría ser una demencia.

También te puede interesar leer: Otras causas de los problemas de memoria además del alzhéimer.

¿Cómo se comporta nuestra atención?

Las habilidades cognitivas son esas destrezas que nos permiten conocer y relacionarnos con la realidad. Memoria, pensamiento, atención son algunas de la más conocidas

Ambas alteraciones afectan significativamente esas habilidades. Sin embargo al analizar la atención, se ha encontrado que en el delirium la habilidad para mantener la concentración de la atención es muy pobre, mientras en la demencia, al principio de la enfermedad, tal habilidad se encuentra conservada.

¿Los síntomas son constates o intermitentes?

Uno de los aspectos típicos del delirium es la intermitencia de los síntomas. En esta enfermedad los síntomas suelen aparecer y desaparecer durante el día y empeorar durante la noche.

Mientras, en la demencia las habilidades se van deteriorando paulatinamente pero sin intermitencias, al menos no con intermitencias tan radicales como el delirium, porque en la demencia también pueden darse fluctuaciones cognitivas pero menos marcadas.

¿Pudieran aparecer juntas demencia y delirium?

delirium y demencia

Uno de los principales aspectos que complica la tarea de distinguir delirium de demencia es que algunos pacientes padecen ambas.

Por lo general suele ocurrir que pacientes con demencia incipiente debuten con delirium. Un estudio reciente reportó que el 40 % de los pacientes con demencia debutaba con delirio al ingresar al hospital, mientras que del total de enfermos con delirio, el 25 % desarrollaba demencia.

Los consejos que antes dimos para distinguirlos siguen siendo importantes, pero otra cosa que deberías saber es que cuando eso ocurre el pronóstico es mucho peor.

Siempre apostamos por la prevención, así que te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudar a que tu familiar no se complique con delirium si ya padece otra enfermedad como la demencia.

Veamos los consejos:

  • Evita los medicamentos sedantes, narcóticos, analgésicos y anestésicos.

  • Garantiza que el paciente tenga buena hidratación y oxígeno.

  • Atiende rápidamente cualquier complicación de salud.

  • Cuida el ambiente, que sea tranquilo, con elementos de orientación (reloj, calendario).

  • En lo posible trata que tu ser querido siempre esté acompañado de alguien familiar y agradable.

También te puede interesar leer: Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles.

¿Qué información debo proporcionar a mi médico para ayudarlo a distinguir entre delirium y demencia?

Esperamos que con la información que te hemos brindado hasta el momento hayas ganado en claridad a la hora de distinguir entre una enfermedad y otra.

Antes de terminar, quisiéramos aconsejarte que, a la hora de acudir al médico, des la mayor cantidad de detalles acerca de estos factores.

Cuéntale a tu doctor si los síntomas han aparecido de manera rápida o lenta, si tu familiar puede concentrar la atención o no, si sus síntomas se mantienen estables o si son intermitentes y empeoran en las noches. Por otra parte, ayudaría que dieras información detallada acerca de cómo era esa persona antes de enfermar.

Referencias

Altimir, S., Montserrat, P. (2002) Síndrome confusional en el anciano. Medicina Clínica. 119 (10).

Fong, T., Tulebaev, S., Inouye, S. (2009) Delirium in elderly adults: diagnosis, prevention and treatment. National Review of Neurology. 5 (4), pp.210-220.

Mayo Clinic Staff. Delirium, Diseases and Conditions. Disponible en http://www.mayoclinic.org/diseasesconditions/delirium/basics/prevention/con-20033982

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.