Nueva diana terapéutica para la enfermedad de Alzheimer.

Una reconocida neurocientífica inglesa cree haber encontrado una nueva diana terapéutica para la enfermedad de Alzheimer. La sustancia, denominada péptido AChE, estimula la producción de beta amiloide y ovillos de tau, dos signos de la enfermedad de Alzheimer. Ya han creado un compuesto que logra bloquear la acción del péptido.

diana terapéutica para la enfermedad de Alzheimer

Estas publicaciones son la culminación de 40 años de investigación de nuestro laboratorio construyendo un cuadro que indica que el péptido de AChE de origen natural es una molécula de señalización clave en un mecanismo que subyace a la enfermedad de Alzheimer y trastornos relacionados. Estamos animados por el potencial del compuesto NBP-14 de bloquear la actividad de este péptido y también por la posibilidad monitorizar el péptido como un biomarcador para el diagnóstico precoz, incluso pre-sintomático.

En esos términos se expresaba la reputada neurocientífica inglesa Susan Greenfield mediante un comunicado de prensa que emitió su empresa, Neuro-Bio, difundiendo los resultados de dos investigaciones publicadas de forma consecutiva en la revista Neuropharmacology. Con ambos estudios, Neuro-Bio pretende que la comunidad científica dirija su atención hacia una sustancia que ellos consideran clave para explicar la muerte de neuronas en el cerebro de los afectados por la enfermedad de Alzheimer.

También te puede interesar leer: Briostatina 1, fármaco en investigación para personas con enfermedad de Alzheimer moderada y severa.

AChE aumenta los signos cerebrales del alzhéimer.

Fibras de beta amiloide

La sustancia en cuestión se denomina péptido AChE y se origina a partir de una sustancia que en la actualidad es la diana de varios de los fármacos que hay en el mercado para la enfermedad de Alzheimer. Fármacos como el denepezilo lo que hacen es impedir la acción de una sustancia química en el cerebro llamada  acetilcolinesterasa (AchE). La AChE ayuda a eliminar del cerebro otra sustancia que ya de por sí los enfermos de alzheimer y otras enfermedades como el párkinson tienen en niveles muy bajos. De ahí que se inhiba la AChE para aumentar los niveles de la sustancia que es fundamental para los procesos de memoria y aprendizaje.

Desde hace años se sabe que el AChE contribuye a la mayor formación de sustancia beta amiloide, el componente de las placas que se acumula en el cerebro de los enfermos. La Dra. Greenfield y su equipo descubrieron que una forma específica de AChE, el llamado péptido AChE, se encuentra en niveles elevados en el cerebro y el líquido cefalorraquídeo de las personas con alzhéimer.

Pero con encontrar que una sustancia está presente no es suficiente para afirmar que puede causar una enfermedad. Por eso también comprobaron en modelos animales que el péptido AChE era capaz de impulsar la producción de beta amiloide y también la de otra proteína tóxica que es un signo clásico de alzhéimer, los ovillos neurofibrilares de proteína Tau.

También te puede interesar leer: Gantenerumab: historia de la resurrección de un fármaco para la enfermedad de Alzheimer.

Un fármaco logra bloquear los efectos del péptido AChE.

personas con enfermedad de Alzheimer

Los resultados no quedan ahí. Los científicos ya han identificado un compuesto, denominado NBP- 14, capaz de bloquear los efectos del péptido AChE y que, al menos en modelos animales de alzhéimer, logra proteger a las neuronas del daño producido por el péptido y también del efecto tóxico de la beta amiloide (Garcia-Ratés et al., 2016).

Desde la compañía presentan estos descubrimientos como una nueva vía para explicar la muerte de las neuronas durante la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas y, tal vez lo más importante, creen haber encontrado una nueva diana terapéutica sobre la que orientar la búsqueda de fármacos. Si bien la novedad de los resultados puede ser discutida, la realidad es que el campo del alzhéimer está falto de nuevas visiones y formas de abordar la enfermedad. Bienvenida sea esta.

Referencias

Badin, A.-S., Morrill, P., Devonshire, I. M., & Greenfield, S. A. (2016). (II) physiological profiling of an endogenous peptide in the basal forebrain: Age-related bioactivity and blockade with a novel modulator. Neuropharmacology105, 47–60. doi:10.1016/j.neuropharm.2016.01.012

Garcia-Ratés, S.et al. (2016). (I) pharmacological profiling of a novel modulator of the α7 nicotinic receptor: Blockade of a toxic acetylcholinesterase-derived peptide increased in Alzheimer

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: