Ideas paranoides y suspicaces en los enfermos de alzhéimer

Ideas paranoides y suspicaces en los enfermos de alzhéimer


Las ideas paranoides y suspicaces en los enfermos de alzhéimer son comunes. No discutir con el enfermo sobre la veracidad de sus ideas e intentar desviar su atención hacia otros temas, son algunas de las estrategias que se proponen para el manejo de estas situaciones.

Suspicacia-alzheimer

Andrés sufre de alzhéimer en fase moderada, desde hace unos meses su comportamiento se ha tornado muy hostil contra su esposa Rosa, a quien acusa reiteradamente de infidelidad.

El cuidado se ha convertido para Rosa en todo un desafío debido a las constantes amenazas y resistencias que pone su esposo. La convivencia resulta muy compleja; Andrés no admite visitas en su casa y ha manifestado también actitudes de rechazo y marcada desconfianza hacia su hijo mayor a quien acusa de mantener un romance con su esposa.

¿Qué son las ideas paranoides y suspicaces?

Podemos identificar las ideas paranoides como aquellas que se sustentan en juicios asociados al daño y la persecución intencionada por parte de otros sin evidencias reales de ello.

Por su parte, las ideas suspicaces constituyen ideas que tienen de base desconfianza, sospecha y sigilo en relación con los otros (familia, amigos, personal médico) haciéndose acompañar de actitudes acusatorias y de rechazo basadas en juicios poco realistas.

¿Cómo se manifiestan este tipo de ideas en la enfermedad de Alzheimer?

El progreso de la enfermedad de Alzheimer se hace acompañar también de síntomas como las ideas paranoides y suspicaces.

Los familiares describen comúnmente como el enfermo los acusa de que le robaron objetos personales o dinero, que la pareja tiene una aventura o que están cuchicheando a sus espaldas. Otra idea común es que algún extraño está entrando a la casa.

Estas ideas pueden girar en torno a un tema específico al cual el paciente hace fijación y le atribuye gran intensidad afectiva.

¿En qué etapas de la enfermedad de Alzheimer se evidencian?

Se describe que aparecen fundamentalmente en la etapa media de la enfermedad y no solo en el alzhéimer, sino también para otro tipo de enfermedades que cursan con demencia.

También te puede interesar leer: Las etapas del duelo: ¿Cuáles son nuestras reacciones ante la pérdida de un ser querido?.

¿Por qué se manifiestan estas ideas?

El deterioro en las funciones cognitivas en los pacientes con alzhéimer, y fundamentalmente el deterioro de la memoria, se hace acompañar de este tipo de ideas. La persona no es capaz de almacenar la nueva información que aparece diariamente y evocar recuerdos acerca de fenómenos sobre los cuales ya había formado juicios con anterioridad.

Si no recuerdas quién es la persona con la que tu esposa habla y abraza, posiblemente comiences a tener ideas suspicaces.

El grado de certeza con que el paciente asume estas ideas erróneas resulta prácticamente imposibles de desestimar por la lógica debido al daño cognitivo que experimentan y con el cual intentan dar un sentido a su propia realidad.

¿Cuál es su tratamiento?ideas paranoides y suspicaces en los enfermos de alzhéimer

Dependiendo del efecto de estas ideas sobre el propio enfermo (hay que tener en cuenta el malestar que pueden generar en el paciente) y la carga del cuidador,  el profesional de la salud que lo atiende puede recetar algunos fármacos, en ocasiones antipsicóticos.

Eso sí, con mucha precaución debido a que estos fármacos se han vinculado a mayor riesgo de muerte en persona mayores.

Las acciones para garantizar un mayor bienestar a estas personas y sus familiares se dirigen a proveer a los cuidadores de estrategias para el manejo de estas alteraciones.

¿Qué estrategias pueden emplear los familiares y personal de cuidado?

  • No intente contradecir su criterio aunque reconozca que es erróneo.
  • Ofrecer apoyo emocional y compañía ante situaciones que le generen temor.
  • Distraiga al familiar con alternativas como la música, el ejercicio, la conversación.
  • Mantener la estabilidad familiar y rutinas cotidianas.
  • Confirmar si las sospechas que tiene el paciente son realmente falsas.
  • Responda a sus preguntas siguiendo la misma lógica del paciente, aun siendo improbables.
  • Mantenerse al tanto de sus necesidades.
  • No alterar su ambiente.
  • No asumir de forma personal las acusaciones que el familiar le realiza.

También te puede interesar leer: Alteraciones del comportamiento en las personas con alzhéimer ¿Qué hacer?

Referencias

Alzheimer’s Australia. (2014, August 11). HALLUCINATIONS AND FALSE IDEAS Disponible en https://fightdementia.org.au/national/support-and-services/carers/behaviour-changes/hallucinations

Fundación Alzheimer España. (2015, September 12). Ideas Delirantes Disponible en http://www.alzfae.org/cuidador/207-tipos-de-trastornos/ideas-delirantes

Johnston, L. (2012, June 19). Understanding hallucinations, delusions and paranoia Disponible en  https://www.agingcare.com/Articles/hallucinations-delusions-and-paranoia-151513.htm

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.