Encefalopatía traumática crónica. Causas, síntomas y tratamientos

Encefalopatía traumática crónica. Causas, síntomas y tratamientos


El niño observa la tele y le pregunta a su padre que es el fútbol americano o NFL, como aparece en pantalla. El padre le explica de qué va el juego, y emocionado le cuenta sobre la pasión de los jugadores por este deporte, y de cómo divierte a multitudes.

Lo que este padre tal vez desconozca es que, con los años, constituye un riesgo real y comprobado por la ciencia para la salud física y mental de los deportistas.

Encefalopatía traumática crónica

Desde hace algunos años crecen los reportes por parte de los medios y de la comunidad científica sobre una condición patológica que aqueja a las personas que practican deportes de contacto. Se la conoce como encefalopatía traumática crónica (CTE).

Esta condición se desarrolla debido a golpes recibidos en la cabeza de forma repetitiva, que derivan en concusiones (también llamada contusión o conmoción cerebral). Estas concusiones provocan alteraciones en la memoria, el pensamiento, y las emociones, aunque, importante: no toda persona con una concusión desarrolla CTE.

Originalmente se encuentran antecedentes de estudios sobre este trastorno en la llamada demencia pugilística, como fue originalmente conocida.

La CTE fue demostrada en principio en boxeadores, aunque los casos de la Liga Americana de Fútbol son los que le han dado mayor relevancia pública.

Pero no solo los boxeadores o jugadores de fútbol americano están en riesgo de padecerla. Los especialistas han demostrado que una gran variedad de deportes predispone a sufrir CTE, como los luchadores profesionales o los jugadores de hockey.

También personas vinculadas a la vida militar que participan de actividades que implican golpes en la cabeza o las víctimas de abuso doméstico se encuentran en riesgo.

Los investigadores nos dicen que no se tienen datos concluyentes para entender del todo las causas desde un punto de vista científico, esta condición está prácticamente comenzando a estudiarse con mayor profundidad desde hace pocos años.

Se sabe que en el cerebro de los enfermos se acumula la forma tóxica de una proteína que también está presente en el cerebro de los afectados por la enfermedad de Alzheimer: la proteína Tau. Otro signo común del alzhéimer, la acumulación de placas de sustancia beta amiloide entre las neuronas, se puede encontrar en algunos afectados por la CTE, pero no es común.

También te puede interesar leer: Traumatismo craneoencefálico y enfermedad de Alzheimer, nuevas evidencias.

Síntomas de la encefalopatía traumática crónica

Encefalopatía traumática crónica

Los síntomas de CTE son:

  • Dificultades en el pensamiento, y la solución de problemas.
  • Conducta impulsiva.
  • Depresión y apatía.
  • Pérdida de la memoria por breves periodos de tiempo.
  • Dificultad para planificar y terminar tareas.
  • Inestabilidad emocional.
  • Abuso de sustancias
  • Conductas e ideaciones suicidas.

Con el tiempo pueden agravarse los problemas de memoria y pueden aparecer otros síntomas a tomar en consideración, tales como:

  • Irritabilidad
  • Agresión
  • Dificultades para hablar y elaborar un discurso coherente.
  • Problemas motores similares a los que aparecen en los enfermos de párkinson, como rigidez, dificultad para caminar y pérdida del control muscular.
  • Dificultades para tragar.
  • Problemas en la visión.
  • Pérdida del sentido del olfato.
  • Demencia

Fases-de-la-CTE

Los investigadores establecen diferentes niveles de deterioro que organizan en las etapas por las que pasa el enfermo:

    1. Etapa 1: dolor de cabeza, pérdida de la capacidad de concentración y de atención de manera general.
    2. Etapa 2: Depresión, impulsividad, y pérdida de la memoria por periodos cortos de tiempo.
    3. Etapa 3: Problemas en la toma de decisiones, y en la planeación y realización de tareas.
    4. Etapa 4: Demencia, dificultad para hablar y encontrar palabras para comunicarse, agresividad.

El pasar de una etapa a otra depende mucho de cuán severo es el daño cerebral y el deterioro causado por los golpes en la cabeza y las concusiones. Los factores de riesgo se asocian al tipo de lesión y a la gravedad de las lesiones.  La edad, el sexo, el estrés, el alcohol y el abuso de sustancias también pueden contribuir al desarrollo de la CTE.

Tratamiento de la encefalopatía traumática crónica

En la actualidad no existe un tratamiento curativo para la encefalopatía traumática crónica. Algunos enfoques aplicados en el tratamiento a otras demencias, como la provocada por enfermedad de Alzheimer, puede ser una opción a explorar.

En la actualidad se hace énfasis en que la clave fundamental está en la prevención de los factores de riesgo que antes te mencioné.

El deporte es una actividad que debe generar salud física y mental, si predispone a enfermar hay que atender con sumo cuidado los riesgos, esto de manera individual, ya que no todos los que practican estos deportes o actividades desarrollan CTE. Cuidar tu salud física y mental debe seguir siendo la prioridad.

También te puede interesar leer: El estudio que revela la consecuencia más lamentable del fútbol americano

Referencias

Alzheimer’s Association®. (2016). Chronic traumatic Encephalopathy (CTE) | symptoms & diagnosis Disponible en http://www.alz.org/dementia/chronic-traumatic-encephalopathy-cte-symptoms.asp

Mayo Clinic Staff. (2016). Chronic traumatic encephalopathy risk factors.Disponible en http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/chronic-traumatic-encephalopathy/basics/risk-factors/con-20113581

McKee, A., Cantu, R., Nowinski, C., Hedley-Whyte, E., Gavett, B., Budson, A., … Stern, R. (2009). Chronic traumatic encephalopathy in athletes: Progressive tauopathy after repetitive head injury. Journal of neuropathology and experimental neurology.68(7), 709–35 Disponible en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19535999

 

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.