Hidrocefalia de presión normal: cuando la demencia es reversible.


Hidrocefalia de presión normalLlegar a la vejez es una victoria. A pesar de los múltiples retos que supone la vida, hemos sido capaces de permanecer vivos a través de los años y hemos estado junto a nuestras personas queridas cuando ellas lo necesitaban.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, es más difícil para nuestro cuerpo mantenerse saludable y muchos tememos padecer una de esas enfermedades que terminarán limitándonos por siempre. La demencia es uno de los principales peligros a los que no enfrentamos en la tercera edad.

Pero no siempre los signos que indican perdida de capacidades mentales significan que todo está acabado, a veces podemos actuar y es importante que lo hagamos. Ese es el caso de la hidrocefalia de presión normal, el tema del que hoy hablaremos.

¿Qué es la hidrocefalia de presión normal?

Hidrocefalia de presión normal

Dentro del reino animal, los seres humanos pertenecemos a un amplio grupo de organismos al que se denomina vertebrados. Estos organismos se distinguen de otros animales como las arañas o los cangrejos porque poseen un esqueleto con columna vertebral y cráneo.

Además, el sistema nervioso central de ellos está constituido por una medula espinal protegida por la columna y  un encéfalo contenido en el cráneo.

Otra característica de los vertebrados es que su centro nervioso está sumergido en una sustancia transparente, ligeramente alcalina, denominada líquido cefalorraquídeo.

Tal sustancia ejerce una acción protectora sobre los órganos nerviosos, pero todo en exceso es negativo y cuando tu médico dice que padeces hidrocefalia de presión normal —también llamada hidrocefalia normotensiva— significa que el líquido cefalorraquídeo ha aumentado de manera desmedida en las cavidades de tu cerebro, lo cual puede acarrear importantes complicaciones.

Tal aumento, muchas veces, se debe a que el flujo normal del este líquido entre cerebro y la médula espinal está bloqueado por alguna razón provocando un aumento de la presión sobre el cerebro. Aunque este padecimiento puede presentarse en cualquier persona, resulta más frecuente en ancianos.

Puede ser el resultado de una hemorragia, de una lesión traumática en la cabeza, una infección, un tumor o una cirugía, pero en ocasiones ocurre sin causa conocida. La buena noticia es que, como se verá más adelante, con tratamiento oportuno sus consecuencias son reversibles.

También te puede interesar leer: Experto advierte que los profesionales no identifican correctamente síntomas de demencia en la mediana edad.

¿Cuáles son los síntomas de la hidrocefalia de presión normal?

Algunas causas de demencia secundaria. (2)

Como ya habíamos adelantado los síntomas de la hidrocefalia de presión normal incluyen deterioro cognitivo pudiendo llegar a la demencia. Tal deterioro no debe ser confundido con el que ocurre a causa de enfermedades neurodegenerativas como alzhéimer, pues, en este caso, las consecuencias son reversibles.

Otro síntomas son: problemas para caminar y pérdida del control de la vejiga, conduciendo, esto último, a micción frecuente e incontinencia. Los pacientes pueden también presentar desaceleración general de los movimientos o quejarse de que sienten los pies “pegados”. Muchos investigadores hacen referencia a que, asociado a esta enfermedad, pueden aparecer síntomas psiquiátricos como depresión, apatía y alucinaciones.

También te puede interesar leer: Más allá del alzhéimer: demencia mixta.

Tratamiento y pronóstico de la hidrocefalia de presión normal

Si la hidrocefalia de presión normal es un padecimiento reversible entonces su detención temprana constituye un aspecto esencial para lograr la recuperación de la persona afectada. Por ello es importante tener en cuenta los síntomas que antes hemos descrito y acudir rápidamente al médico en caso de notar cambios en su familiar.

Si se tiene presente, la hidrocefalia de presión normal es fácilmente diagnosticable con ayuda de escáneres cerebrales.

El tratamiento de la hidrocefalia involucra la instalación quirúrgica de un sistema de derivación en el cerebro para drenar el exceso de líquido cefalorraquídeo al interior del abdomen donde puede ser absorbido y, aunque el éxito de este proceder varía de una a otra persona, en muchas ocasiones los pacientes se recuperan por completo después del tratamiento y tienen una buena calidad de vida, por lo que, ya sabe, aunque algunos digan que vale más tarde que nunca, es mejor no correr riesgos y atenderse a tiempo.

También te puede interesar leer: Demencia con cuerpos de Lewy: síntomas, causas y tratamientos.

Referencias bibliográficas

Benejam, B., Poca, M., Junqué, C., Solana, E., & Sahuquillo, J. (2005). Alteraciones cognitivas en pacientes con hidrocefalia crónica del adulto (“normotensiva”). Propuesta de un protocolo para su evaluación clínica. Disponible en  http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1130-14732008000400001&script=sci_arttext

Carrasco, B., Pérez, J., & Hernández, M. Hidrocefalia normotensiva y síntomas psiquiátricos. Disponible en http://www.elsevier.es/es-revista-psiquiatria-biologica-46-articulo-hidrocefalia-normotensiva-sintomas-psiquiatricos-13096678

Búsqueda por etiquetas: