Consumo de pescado y habilidades cognitivas: estos son los procesos mentales que salen beneficiados.

Consumo de pescado y habilidades cognitivas: procesos cognitivos específicos parecen beneficiarse del consumo de pescado mientras otros no obtienen las mismas ganancias.

Pescado y enfermedad de alzheimer

Comer pescado es bueno, es algo tan simple y cierto que solo los alérgicos, como quien les escribe, pueden tener algo que objetar. Y gran parte de los beneficios del pescado están en unas sustancias: los ácidos grasos omega 3. Mucho se ha especulado sobre si en realidad son tan buenos como se cree para la salud cerebral de los mayores. Algunas investigaciones dicen que sí y otras tantas que los omega 3 en realidad no tienen un efecto notable sobre el cerebro.

La realidad es que la investigación continúa y no parece que la polémica alrededor de este tema cese. El último estudio viene aportar elementos al grupo de los defensores de los omega 3. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rush y de la Universidad Wageningen, en Países Bajos, encontraron que comer pescado o marisco al menos una vez a la semana podía tener un efecto protector sobre algunas habilidades cognitivas en los adultos mayores. Eso sí, solo en algunas, porque el estudio indagó precisamente sobre qué habilidades cognitivas en específico podían verse beneficiadas del consumo de un tipo de ácido graso omega 3, el ácido docosahexaenoico, cuya fuente principal de obtención para los seres humanos es el consumo de pescado ¿Qué habilidades cognitivas crees que salieron ganando? Sigue leyendo y te contamos.

También te puede interesar leer: Los suplementos de Omega 3 no mejoran la salud cerebral.

5 habilidades cognitivas evaluadas.

Briostatina 1

Los investigadores hicieron un seguimiento durante 5 años a un grupo de adultos mayores con una media de edad de 81.4 años que participan en un proyecto muy reconocido denominado Rush Memory and Aging Project. Durante esos 5 años, de forma anual cada participante —libres de demencia, por cierto— rellenó un cuestionario sobre su consumo de pescado semanal. Además, recibió la evaluación de 5 habilidades cognitivas:

Memoria de trabajo: almacena la información más inmediata, por ejemplo, cuando te dictan algo que vas a escribir, echas a andar este proceso.

Memoria episódica: incluye información sobre eventos concretos de nuestra vida. Por ejemplo, qué comimos hoy o con quién fue el primer beso.

Memoria semántica: incluye la memoria de ideas y conceptos generales sobre lo que nos rodea sin que estos vengan de una experiencia en específico. Por ejemplo, sabemos lo que es el sol, los colores o el agua.

Habilidades visoespaciales: nos permiten percibir visualmente los objetos y las relaciones entre ellos. Gracias a esta habilidad nos movemos por el entorno sin estar constantemente chocándonos con todo.

Velocidad de percepción: implica la habilidad de reconocer y comparar rápidamente símbolos, letras e imágenes para llevar a cabo otras tareas.

Mayor consumo de pescado, mejor memoria semántica.

pescado y habilidades cognitivas

En el análisis de los datos los participantes fueron divididos en dos grupos: los que consumían al menos una vez a la semana pescado y los que no. Encontraron que las personas que más pescado y marisco consumían tenían mejor memoria semántica y velocidad de percepción que aquellas en las que el consumo era menor. Procesos cognitivos como la memoria episódica o la de trabajo y las habilidades visoespaciales no parecen verse especialmente favorecidas.

Otro dato interesante que arrojó la investigación fue que las personas portadoras del gen APOE4, el factor de riesgo genético más conocido para la enfermedad de Alzheimer, obtenían mejores beneficios del consumo de pescado que los no portadores.

Aunque a la investigación dista mucho de poder ser considerada definitiva, o tan siquiera significativa para el debate alrededor de los omega 3 y le consumo de pescado, sí que es interesante el intento de discriminar las habilidades específicas que pueden verse favorecidas.

También te puede interesar leer: Cambios del estilo de vida más suplementos de Omega 3 mejoran la memoria.

Referencias

Rush Medical Center (2016, May 6). Stave off cognitive decline with seafood. Rush Medical Center. Recuperado de https://www.rush.edu/news/press-releases/stave-cognitive-decline-seafood

Van de Rest, O., Wang, Y., Barnes, L. L., Tangney, C., Bennett, D. A., & Morris, M. C. (2016). APOE ε4 and the associations of seafood and long-chain omega-3 fatty acids with cognitive decline. Neurology. doi:10.1212/WNL.0000000000002719

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: