¿Protege el cáncer de la enfermedad de Alzheimer? Pues va a ser que no.

Una nueva investigación concluye que, al contrario de lo que se venía planteando hasta ahora, no protege el cáncer de la enfermedad de Alzheimer.

Cerebro-alzheimer

Se puede expresar más alto, pero no más claro: decir que el cáncer de páncreas protege contra el alzhéimer es como decir que un disparo también confiere un efecto protector, ¿por qué? Porque en ambos escenarios es poco probable que la persona llegue a la edad en que normalmente se desarrolla alzhéimer. Esta idea es defendida en una nueva investigación publicada en la revista  The Journals of Gerontology: Series B que tiene entre sus autores a investigadores de la Universidad de Ciencias de la Salud de Utah, EE.UU. Uno de los firmantes de la publicación, el profesor Ken Smith, citado en un comunicado de prensa de la institución educativa añade:

Las personas que son tiroteadas rara vez tienen la enfermedad de Alzheimer, porque la mayoría de ellos mueren antes de que tengan la oportunidad de tenerla. Sin embargo, nadie diría que las heridas de bala protegen contra la enfermedad.

También te puede interesar leer: Neuroestatinas: prevenir el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer con una fármaco anticancerígeno.

En las enfermedades relacionadas con la edad ten en cuenta…la edad.

Imprimir

Poco más y los investigadores ponen un cártel para hacer notar que si se investiga dentro del campo de la geriatría algo elemental a tomar en cuenta es la edad. Varios son los estudios que han apuntado a que diversos tipos de cáncer pueden conferir un grado de protección frente a la enfermedad de Alzheimer, pero según los autores de esta investigación, la explicación a esas conclusiones es un poco más sencilla y sombría: las personas no viven lo suficiente como para desarrollar alzhéimer.

A esa idea llegaron después de realizar varios análisis de datos recolectados durante al menos 18 años en 92 245 personas con y sin cáncer, en edades comprendidas entre los 65 y los 79 años. En la investigación se usó la información recogida a partir del año 1992, momento en el que ninguno de los involucrados en el estudio tenía un diagnóstico de demencia. Fijaron la atención sobre los diagnósticos de alzhéimer reportados durante los 18 años que incluyó el análisis.

Los investigadores encontraron, después de aplicar tres métodos estadísticos diferentes, que las personas con cáncer no tienen menor riesgo de desarrollar Alzhéimer. Pero ahí no terminó el análisis, sino que hicieron un seguimiento a dos grupos de pacientes con cáncer de páncreas. Según la lógica aplicada por el profesor Smith, si el cáncer protege contra el alzhéimer, entonces pacientes con el mismo tipo de cáncer deben de tener las mismas posibilidades de desarrollarlo. Pero no, resulta que aquí nuevamente encontraron el supuesto “beneficio” del cáncer; teniendo las personas con menos esperanza de vida debido a un cáncer con metástasis un riesgo menor de desarrollar alzhéimer que aquellos pacientes con un cáncer en etapa temprana. Después de ajustar los datos teniendo en cuenta la mortalidad, entonces las diferencias se diluyeron y el riesgo fue igual para todos. Para Smith:

Si vamos a entender las enfermedades relacionadas con el envejecimiento, tenemos que considerar cómo otras condiciones y enfermedades crónicas las impactan.

Sin duda este no será el último artículo que trate este tema, polémico por demás, porque son varios los estudios que apuntan a cierto efecto protector del cáncer, incluso se ha encontrado explicación desde el punto de vista genético (Ibáñez, Boullosa, Tabarés-Seisdedos, Baudot, & Valencia, 2014). Así se construye ciencia, cuestionando conocimientos previos, aplicando nuevos enfoques en el análisis y contradiciendo cuando toque.

También te puede interesar leer: Terapia hormonal en hombres con cáncer de próstata y riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Referencias

Hanson, H. A., Horn, K. P., Rasmussen, K. M., Hoffman, J. M., Smith, K. R., & Horn, K. P. (2016). Is cancer protective for subsequent Alzheimer’s disease risk? Evidence from the Utah population database. The Journals of Gerontology Series B: Psychological Sciences and Social Sciences. doi:10.1093/geronb/gbw040

Ibáñez, K., Boullosa, C., Tabarés-Seisdedos, R., Baudot, A., & Valencia, A. (2014). Molecular evidence for the inverse Comorbidity between central nervous system disorders and cancers detected by Transcriptomic Meta-analyses. PLoS Genetics10(2), e1004173. doi:10.1371/journal.pgen.1004173

UNIVERSITY OF UTAH HEALTH SCIENCES (2016, May 5). Study contradicts belief that cancer protects against Alzheimer’s.Eureka Alert. Recuperado de http://www.eurekalert.org/pub_releases/2016-05/uouh-scb050516.php

 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: