Creatividad artística en la demencia: más allá de lo que puede suponer el sentido común.

Creatividad artística en la demencia: más allá de lo que puede suponer el sentido común.


La creatividad artística en la demencia puede ser uno de esos sucesos inesperados e infrecuentes que a todos asombra. No es común en la demencia por enfermedad de Alzheimer, pero existen casos célebres entre personas que padecieron demencia frontotemporal.

creatividad artística en la demencia

La creatividad artística es una de las facultades humanas de las que más debemos enorgullecernos. Tal vez algún día lleguemos a la conclusión de que lo que nos hace grandes como especie es nuestra capacidad de crear belleza usando nuestro cuerpo, imágenes, palabras, sonidos, e incluso, un pedazo de roca. La ventaja dicen que procede de nuestro inmenso cerebro, piedra angular de todo posterior desarrollo. Así, si la demencia va degenerando poco a poco el sistema nervioso, entonces sería lógico decir que también destruye nuestra capacidad de crear arte. Sin embargo, la mente humana se parece a un complejo sudoku empeñado en no ser resuelto jamás. Contra todo sentido común es posible que en algunos casos específicos la demencia no solo no nos imposibilite, sino que potencie nuestra capacidad artística.

William Utermohlen fue un importante pintor norteamericano de origen alemán. Desde muy joven mostró gran talento para las artes plásticas y, tras estudiar en la Pennsylvania Academy of the Fine Arts, desarrolló una exitosa carrera en la que pudo abordar diversas temáticas y estilos, realizando numerosas exposiciones por toda Europa y Estados Unidos. A los 65 años fue diagnosticado de Alzheimer, pero siguió pintando. A través de su esposa, historiadora del arte, se pudo realizar un importante estudio de este caso singular, poniéndose de manifiesto que la creatividad de Utermohlen se fue apangando poco a poco como las brasas de un fuego que ya no tiene maderas que consumir.
Este caso está más en consonancia con lo que el sentido común supone, sin embargo, la ciencia se ha encontrado con un hecho inesperado: la aparición de crecientes habilidades artística en pacientes con demencia frontotemporal.

También te puede interesar leer: Síntomas de demencia dependiendo de su origen ¿Qué las diferencia?

Creatividad en la demencia frontotemporal: esas extrañas sorpresas del cerebro.

creatividad artística en la demencia

Según estos descubrimientos, algunos afectados por la demencia frontotemporal pueden mostrar una explosión de creatividad, sobre todo asociada a manifestaciones artísticas como la pintura, donde la percepción y procesamiento de información viso-espacial  es de gran importancia y el lenguaje tiene un papel secundario.  Esto, al parecer, se debe a la especificidad de las áreas afectadas en este tipo de demencia. Incluso, se piensa que el deterioro de las funciones del lóbulo frontal puede eliminar ciertos mecanismos inhibitorios de la corteza visual posterior, a la par que devasta el lenguaje y las habilidades sociales.

Esto no sucede en la enfermedad de Alzheimer debido a que los lóbulos parietales se ven afectados causando déficits viso-espaciales que hacen que, como en el caso antes descrito, incluso, personas con grandes habilidades adquiridas a lo largo de la vida, vayan perdiendo su capacidad de pintar.

Así, en lo referente al arte, lo importante no es si pierdes capacidades, sino qué parte de tu cerebro se ve afectada y si existe una posibilidad de compensación. Es un tema complejo, pues en tanto ya no quedan océanos, ni continentes por descubrir, parte de nuestro cerebro no pasa de ser una tierra prometida que aún continuamos buscando. Los enigmas no paran de sucederse y los resultados pueden ser aún más fascinantes, esperemos entonces por ellos. Puedes estar seguro que, en cuanto aparezcan, estaremos aquí para contártelos.

También te puede interesar leer: Demencia frontotemporal.

Referencias bibliográficas:

Impact of FTD. Disponible en http://memory.ucsf.edu/ftd/overview/biology/personality/multiple/impact

Unexpected development of artistic talents. Disponible en http://pmj.bmj.com/content/81/962/753.full.pdf