Demencia vascular: qué es, cómo ocurre y qué hacer para evitarla.


No importa la edad que tengas, a medida que pasan los años el riesgo de demencia vascular irá en aumento. La relación entre nuestro cerebro y nuestro corazón es como una rueda dentada que se va gastando mientras el tiempo se acumula en ella.

Esto no quiere decir que todos estemos predestinados a tal enfermedad,  pero el primer paso puede ser algo tan sencillo como comenzar a fumarte un cigarro en las mañana o comer demasiados chocolates cuando te sientes triste.

Luego serás fumador u obeso y tal vez un buen día, sin que te des cuenta cómo pasó, “hola, aquí estoy”, te diga la demencia. De eso quiero hablarte en está ocasión, sobre qué es exactamente la demencia vascular, cómo ocurre y qué hacer para evitarla.

Demencia vascular, ¿qué es y qué la ocasiona?

demencia vascular

El término demencia vascular hace referencia a la instauración de problemas en el razonamiento, la planificación de acciones, el juicio, la memoria y otros procesos mentales, causados por una alteración del flujo sanguíneo hacia el cerebro.

Cuando flujo sanguíneo disminuye de manera significativa y de forma brusca, o cuando uno de los vasos cerebrales se quiebra produciendo hemorragia, puede ocurrir un accidente cerebrovascular. Estos,  son una de las principales causas de demencia vascular aunque es importante que sepas que no siempre conducen directamente a ella, ni son el único factor predisponente.

También puede estar ocasionada por diversas condiciones que dañan los vasos sanguíneos y reducen la circulación privando al cerebro de oxígeno y nutrientes vitales.

En ocasiones los daños cerebrales no son percibidos de forma inmediata, sino que pueden ocurrir de manera breve y silenciosa, e irse acumulando con el paso del tiempo. En la medida que esta acumulación ocurre, aumentará el riesgo de demencia.

Por otro lado, el envejecimiento produce un desgaste en los vasos sanguíneos que puede estrecharlos y dañarlos. El estrechamiento y los daños conducirán a los problemas en el trasporte de oxígeno y nutrientes que ya te mencionamos.  A ello también contribuye la hipertensión arterial, la diabetes, y el lupus eritematoso.

También te puede interesar leer: La hipertensión arterial aumenta hasta 62% el riesgo de demencia vascular.

Factores de riesgo de demencia vascular.

Hipotensión ortóstatica en los enfermos de párkinson

Dándole un vistazo a las causas ya podemos ir identificando cuáles son los factores que predisponen a la demencia vascular. Por supuesto que la edad es uno de ellos, esta es una condición rara antes de los 65 y más probable entre los 80 y 90 años. Pero nunca nos cansaremos de decir que envejecer no significa estar condenado a la enfermedad. El envejecimiento saludable es posible y está en nuestras manos lograrlo.

Si usted ha padecido ataques al corazón, derrames cerebrales o pequeños accidente cerebrovasculares, puede tener más riesgo de padecer una demencia de este tipo que aquellos a los que no le han ocurrido tales sucesos.

Otro factor de riesgo es la aterosclerosis. Ocurre cuando los depósitos de colesterol y otras sustancias se acumulan en las arterias y constriñen los vasos sanguíneos. Aun cuando no conduzca a la aterosclerosis, ya tener el colesterol alto será factor por el que preocuparse.

Cuando su presión arterial es demasiado alta usted está poniendo una tensión adicional a sus vasos sanguíneos incluyendo los del cerebro. Puede que no ocurra a los dos días, pero poco a poco esto irá aumentando los riesgos de daños vasculares.

Los altos niveles de glucosa en la sangre dañan los vasos sanguíneos por lo que la diabetes también deberá ser controlada. Fumar aumenta la probabilidad de ateroesclerosis, y la obesidad es un factor de riesgo para las enfermedades vasculares en general.

También te puede interesar leer: Demencias ¿reversibles?

¿Cómo se manifiesta la demencia vascular?

Los síntomas varían en dependencia de la parte del cerebro donde se altera el flujo sanguíneo, pero de manera general podemos mencionar la presencia de confusión; dificultad para prestar atención y concentrarse; disminución de la capacidad para organizar pensamientos o acciones; disminución de la capacidad de analizar una situación, desarrollar un plan eficaz y comunicar el plan a los demás; problemas de memoria; inquietud, agitación; marcha inestable; impulso repentino o frecuente de orinar o incontinencia y depresión.

¿Cuál es el curso de la enfermedad?

Puede progresar de manera escalonada apareciendo primero, por ejemplo, déficits en las funciones ejecutivas que se estabilizan durante un periodo para luego ser acompañados de otros problemas que cada vez serán más graves. Es común también la aparición inicial de problemas cognitivos leves que progresan lentamente con el paso del tiempo.

Tratamiento.

envejecimiento saludable

Uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la demencia vascular es la prevención de los daños cerebrovasculares. Muchos de los factores de riesgo antes descritos pueden ser tratados eficazmente con una combinación de medicamentos, ejercicio regular, dietas saludables y reducción de estrés. Es importante evitar el hábito de fumar y el consumo de alcohol.

Por otra parte, se realizan estudios para saber si el empleo de algunos medicamentos utilizados en la enfermedad de Alzheimer, son eficaces en la demencia vascular, aunque no se ha llegado a un consenso unánime al respecto.

Otros síntomas psiquiátricos que pueden aparecer en los enfermos, como depresión o ansiedad, deben ser tratados con los fármacos que hay en el mercado para esos síntomas, teniendo en cuenta las contraindicaciones que algunos pueden tener para emplearse en la población mayor con demencia.

También te puede interesar leer: Demencias: algunas enfermedades que pueden desencadenarlas.

Referencias bibliográficas

What is vascular dementia? Disponible en https://www.alzheimers.org.uk/site/scripts/documents_info.php?documentID=161

Mayoclinic. Vascular Dementia. Disponible en http://www.mayoclinic.org/diseasesconditions/vasculardementia/basics/definition/con-20029330

Demencia Vascular. Disponible en http://www.hipocampo.org/dv.asp

Vascular Dementia. Disponible en http://memory.ucsf.edu/education/diseases/vascular

Búsqueda por etiquetas: