La fibra alimentaria puede ser un elemento esencial para el envejecimiento saludable.

La fibra alimentaria puede ser un elemento esencial para el envejecimiento saludable.

Asocian un mayor consumo de fibra alimentaria a un envejecimiento saludable.

envejecimiento saludable

La fibra alimentaria se encuentra en todos los alimentos derivados de las plantas como pueden ser verduras, frutas, cereales y legumbres. Nuestro cuerpo no puede digerir la fibra, aunque es esencial para un buen funcionamiento del sistema digestivo debido a que la flora bacteriana la fermenta y de ahí obtenemos compuestos importantes. Recientemente se ha descubierto que las ventajas de este componente dietético son aún mayores que lo que pensábamos.

Científicos del Instituto Westmead para la Investigación Médica han publicado en The Journals of Gerontology: Medical Sciences un artículo según el cual comer la cantidad adecuada de fibra contenida en panes, cereales y frutas ayuda a evitar la enfermedad y la incapacidad en la vejez.

Para realizar tal afirmación, los autores del artículo se basan en una investigación que examinó a más de 1 600 adultos de 50 años o más, con riesgo, a largo plazo, de déficits sensorial o de padecer enfermedades sistémicas. El estudio exploró en ellos, durante 10 años, la relación entre el consumo de diferentes tipos de alimentos y el envejecimiento saludable.

También te puede interesar leer: Síndrome de fragilidad.

El consumo de fibra se relaciona con el envejecimiento saludable.

Los factores examinados incluían el consumo total de carbohidratos, el consumo total de fibra, el índice glucémico, la carga glucémica, y el consumo de azúcar. Sorprendentemente, los resultaron señalaron que era la fibra la que más contribuía al envejecimiento “exitoso”, un tipo de envejecimiento que se define por la ausencia de discapacidad, de síntomas de depresión, deterioro cognitivo, síntomas respiratorios, y de enfermedades crónicas como el cáncer, la enfermedad arterial coronaria y accidentes cerebrovasculares.

Luego de 10 años de seguimiento, las personas con mayor consumo de fibra tenían casi un 80 % más de probabilidades de vivir una vida larga y saludable. Eran menos propensos a sufrir hipertensión, diabetes, demencia, depresión e incapacidad funcional.

Aunque es demasiado pronto para utilizar los resultados del estudio como base para el asesoramiento dietético, los investigadores consideran que abre una nueva vía de exploración.

En palabras del autor principal del estudio, el profesor Bamini Gopinath:

Hay una gran cantidad de estudios que podrían continuar esta labor y ver si pueden encontrar asociaciones similares. Sería  muy útil desentrañar los mecanismos que están realmente vinculados al fenómeno.

También te puede interesar leer: Alimentación sana durante el envejecimiento

Referencias bibliográficas.

Dietary Fiber May Be Key To Healthy Aging. Disponible en http://www.westmeadinstitute.org.au/news-and-events/2016/research-reveals-dietary-fibre-is-the-secret-to-he

Gopinath, B., Flood, V., Kifley, A., Louie, J., & Mitchell, P. (2016). Association between carbohydrate nutrition and successful aging over 10 years. The journals of gerontology. Series A, Biological sciences and medical sciences. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27252308

(Gopinath, Flood, Kifley, Louie, & Mitchell, 2016)