Párkinson y cognición: cómo afecta el párkinson las capacidades mentales.

Párkinson y cognición: cómo afecta el párkinson las capacidades mentales.


Enlentecimiento en el procesamiento de la información, dificultades para concentrar la atención y para hacer más de una cosa a la vez son algunos ejemplos de cómo afecta el párkinson las capacidades mentales.

párkinson las capacidades mentales

Siempre lo decimos: los síntomas no motores son una parte muy significativa de la enfermedad de Parkinson. Cognición es el término usado para referirse a nuestras capacidades mentales. Aquellas que nos permiten el procesamiento de la información y sin las que nuestra vida cotidiana sería imposible: memoria, atención, pensamiento, capacidad de resolución de problemas, lenguaje, entre otras.

Aunque la enfermedad de Parkinson se asocia a menudo con el temblor, la lentitud o rigidez en nuestros movimientos y la dificultad para caminar, cuando se padece la enfermedad nuestras funciones cognitivas también se afectan y esto tiene un impacto directo en el día a día del enfermo.



Cuando los cambios en las capacidades son leves, los científicos suelen utilizar dos términos, “deterioro cognitivo leve” o “alteración cognitiva”. Lo hacen para distinguir tales cambios de la demencia. Esta última provoca daños más severos que llegan a invalidarte para trabajar o para realizar labores hogareñas.

En el caso de la enfermedad de Parkinson, la demencia suele aparecer cuando tal patología ya ha evolucionado bastante, pero solo le ocurre a un tercio de los enfermos mientras las alteraciones cognitivas afectan a todos los individuos.

También te puede interesar leer: Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Síntomas, causas y tratamientos.

Así es como afecta el párkinson las capacidades mentales.

párkinson las capacidades mentales

¿Cuáles son específicamente las dificultades cognitivas que aparecen en la enfermedad de Parkinson?

    • Disfunción ejecutiva: Las funciones ejecutivas son las que nos permiten resolver problemas, así como planificar las cosas que queremos hacer, ejecutar las acciones y darle seguimiento mientras la llevamos a cabo. Los pacientes con párkinson pueden tener dificultad para hacer varias cosas a la vez o para tomar decisiones de manera rápida. Aún más si son varias decisiones a la vez.
    • Alteraciones de la memoria: La dificultad más frecuente es recordar información que ya ha sido aprendida. Para aprender nueva información suelen ser necesarias varias repeticiones.
    • Dificultades de atención: A medida que aumente la complejidad de una tarea será difícil que pueda mantener la concentración de la atención o dividir su atención entre dos tareas.
    • Lentitud en el procesamiento mental: Tal vez una de las consecuencias más notables del impacto de la enfermedad en la cognición. El párkinson afecta la rapidez con que las personas procesan y responden a la información. Esto no solo dificulta la resolución de problemas, sino también actividades cotidianas como conversar.

  • Disfunción del lenguaje: Resulta muy común la dificultad para encontrar la palabra adecuada mientras se conversa. También pueden experimentarse problemas para nombrar objetos o nombrarlos equivocadamente y usar un lenguaje más simple y menos espontáneo que antes. Y aunque no es el objetivo de este artículo, sí es importante mencionar que, debido al deterioro de la musculatura implicada en el proceso del lenguaje, este es un proceso que llega a estar particularmente afectado a medida que el párkinson evoluciona.
  • Alteraciones viso-espaciales: Consisten en dificultades para percibir y procesar información visual y del entorno. Puede resultar difícil, por ejemplo, desplazarse por casa o calcular distancias, aumentando el riesgo de caídas.

Como la base de todo tratamiento radica en el establecimiento de un buen diagnóstico, es importante que el paciente con enfermedad de Parkinson o su cuidador, cada vez que asistan al médico, informen cualquier cambio en su funcionamiento mental.

Por otro lado, una vez que se haya establecido la naturaleza de tales cambios sería de utilidad asistir a un neurólogo, neuropsiquiatra o medico geriátrico que se especialice en el tratamiento de problemas cognitivos. Son recomendables terapias basadas en estrategias de compensación que le brinden herramientas para asumir su vida cotidiana de una manera que no afecte su bienestar.

Se ha probado, además, la eficacia de terapias ocupacionales y de logo-terapeutas, en este último caso para problemas que puedan aparecer en el habla.

También te puede interesar leer: Cómo detectar el deterioro cognitivo y por qué es tan importante hacerlo

Referencias bibliográficas 

Meza, M. (1998). Trastornos cognitivos en la Enfermedad de Parkinson. Revista de Neuro-Psiquiatría, 61(1), 27-33.

Pakinson´s Disease Fundation: No solo es un trastorno del movimiento: cambios motores en la Enfermedad de Parkinson.

APDA. Cognitive Issues in Parkinson´s Disease. Disponible http://www.apdaparkinson.org/cognitive-issues-in-parkinsons-disease/

2 comentarios en “Párkinson y cognición: cómo afecta el párkinson las capacidades mentales.”

  1. Gracias por su valiosa información, me ha dado un camino a seguir con la persona que cuido y que es enferma de parkinson.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.