¿Un análisis de orina para ver cómo va el párkinson?

¿Un análisis de orina para ver cómo va el párkinson?

Científicos logran detectar en muestras de orina de personas con enfermedad de Parkinson niveles elevados de LRRK2, una proteína vinculada a la forma hereditaria de la enfermedad. Aunque su presencia en personas con mutaciones genéticas está más justificada, los expertos se preguntan qué puede estar indicando en el caso de los enfermos sin mutaciones genéticas conocidas.

LRRK2

Todavía no ha llegado el momento de poder ir al médico y que con simplemente orientarnos un análisis de nuestra orina se pueda saber cómo está avanzando la enfermedad de Parkinson. Pero un grupo de investigadores estadounidenses ha dado un paso más en ese sentido al descubrir un nuevo biomarcador para la enfermedad en muestras de orina de personas con párkinson.

Un biomarcador es una sustancia que se puede medir en el organismo y que indica el estado de diferentes procesos, como enfermedades, el riesgo de padecerlas o la respuesta a un tratamiento. Cuando nos hacemos analíticas de sangre u orina estamos viendo precisamente eso, distintos biomarmadores que le están diciendo al médico cómo está nuestra salud.

También te puede interesar leer: Asocian la pérdida de masa corporal en las primeras etapas del párkinson a peor curso de la enfermedad.

LRRK2 ¿Qué nos estás diciendo?

En el caso de las investigaciones de las que venimos a hablaros hoy, porque son dos, científicos de la Universidad de Alabama en Birmingham (EE.UU.) dirigidos por el investigador Andrew West descubrieron que en la orina de personas con una mutación genética asociada al párkinson hereditario, la del gen LRRK2, se podían detectar niveles elevados de la proteína de LRRK2 en estado fosforilado. Los niveles elevados de LRRK2 indicaron el riesgo de inicio del párkinson entre las personas con las mutaciones genéticas.

La clave de este descubrimiento fue que los investigadores identificaron dónde debían ir a buscar las muestras de LRRK2 en la orina. La proteína podía purificarse de unas vesículas llamadas exosomas que se encuentran en todos los fluidos corporales.

Los resultados de este primer estudio fueron publicados en marzo en la revista Neurology y para la investigación se usaron las muestras de orina de 14 personas guardadas en el Centro de Trastornos del Movimiento de la Universidad de Columbia (Nueva York). Los resultados después se replicaron, para comprobar los resultados, en muestras de 72 personas provenientes del Consorcio Cohorte LRRK2 de la Fundación Michael J. Fox.

Pocos meses después de esta publicación, en junio, salió otro estudio, esta vez en la revista Movement Disorders en la que los investigadores midieron los niveles de LRRK2 fosforilada en muestras de orina de 158 personas sanas y enfermos de párkinson que no tenían mutaciones LRRK2. Encontraron que en un 20% de los enfermos tenía niveles de LRRK2 fosforilada elevados, algo que no se detectó en las muestras de personas sanas.

Que solo se detectara en un 20% de los enfermos sin mutaciones LRRK2 lanza varias dudas, ¿Por qué en unos sí y en otros no? ¿Puede estar indicando un párkinson más severo? Estas preguntas son claves para la utilidad futura de este descubrimiento, sobre todo en el área de investigación, donde poder medir el avance de la enfermedad o el efecto de un fármaco es fundamental. En opinión de Andrew West:

Nuevos marcadores bioquímicos como el que hemos descubierto junto con las nuevas técnicas de neuroimagen van a ser la clave para detener con éxito la enfermedad de Parkinson. Creo que afortunadamente están llegando a su fin los días de probar a ciegas nuevas terapias para enfermedades complejas como el párkinson, sin tener un feedback activo sobre el efecto tanto en la diana del fármaco como en el bienestar del paciente.

También te puede interesar leer: Compras y juego compulsivos: las otras consecuencias de la medicación para la enfermedad de Parkinson.

Referencias

Kyle B. Fraser, Mark S. Moehle, Roy N. Alcalay, Andrew B. West: Urinary LRRK2 phosphorylation predicts parkinsonian phenotypes in G2019SLRRK2carriers. Neurology (2016). DOI: 10.1212/WNL.0000000000002436.

Kyle B. Fraser, Ashlee B. Rawlins, Rachel G. Clark, Roy N. Alcalay, David G. Standaert, Nianjun Liu, Andrew B. West: Ser(P)-1292 LRRK2 in urinary exosomes is elevated in idiopathic Parkinson’s disease. Movement Disorders(2016). DOI: 10.1002/mds.26686.

University of Alabama at Birmingham (2016). Parkinson’s disease Biomarker found in patient urine samples.NewsWise. Disponible en http://www.newswise.com/articles/parkinson-s-disease-biomarker-found-in-patient-urine-samples