Así va de neurona a neurona esta proteína vinculada al alzhéimer.

Así va de neurona a neurona esta proteína vinculada al alzhéimer.

La proteína tau, largamente vinculada al alzhéimer, puede ser expulsada por las neuronas al espacio interneuronal y de ahí pasar a nuevas células cerebrales.

Ovillos-de-Tau

La descripción de algunos procesos biológicos puede parecer, a primeras, toda una historia bélica. La de hoy es de esas. La protagonista es una proteína largamente vinculada a la enfermedad de Alzheimer, la proteína tau.

Este compuesto ayuda a que nuestras neuronas reciban los nutrientes necesarios, pero en la enfermedad de Alzheimer la tau sufre un proceso patológico y termina por perder su estructura original. De facilitar la entrada de nutrientes a la neurona, termina por impedirlo al formar unos ovillos, llamados ovillos neurofibrilares. Todo eso ocurre al interior de la neurona.

Ahora unos investigadores han encontrado que la proteína tau es capaz de salir de la neurona al espacio interneuronal y “sembrar” otras células cerebrales. La investigación, publicada en la revista Nature Neuroscience, viene a confirmar otros hallazgos que anteriormente se habían encontrado en esa dirección.

También te puede interesar leer: El alzhéimer en imágenes. Esto es lo que ocurre en el cerebro de los enfermos.

La tau se esparce más rápido cuando aumenta la actividad cerebral.

Ya se había visto en modelos animales de enfermedad de Alzheimer que la tau podía ir de neurona en neurona. En la nueva investigación se responde parcialmente al cómo. Los investigadores, pertenecientes a diferentes instituciones educativas estadounidenses e inglesas, monitorizaron los movimientos de la tau y encontraron que podía ser liberada por las neuronas al espacio que existe entre ellas; una vez allí podía entrar en otras neuronas.

El estudio encontró otro elemento muy interesante: a mayor actividad neuronal, más se propagaba la proteína tau. Un descubrimiento que, de confirmarse, puede tener implicación para muchas de las terapias que se están ensayando en la actualidad. En palabras de una de las autoras del estudio, la profesora Karen Duff, estos resultados:

Sugieren que los ensayos clínicos que prueban tratamientos que aumentan la actividad cerebral, como la estimulación cerebral profunda, deben ser monitorizados cuidadosamente en personas con enfermedades neurodegenerativas».

Para Duff, conocer como la tau se propaga por el cerebro puede ofrecer la oportunidad de frenar su expansión por otras áreas. En el alzhéimer, si bien la expansión de otra proteína vinculada a la enfermedad, como la beta amiloide, no correlaciona con los síntomas cognitivos, sí se da este vínculo con el avance de la tau. Es decir, a más ovillos de tau que se detectan en el cerebro, el deterioro de procesos como la memoria o el lenguaje es más profundo.

También te puede interesar leer: Los depósitos de tau pueden indicar mejor el deterioro de la memoria en la enfermedad de Alzheimer que los de beta amiloide, aunque…

Referencias

COLUMBIA UNIVERSITY MEDICAL CENTER (2016, July 18). Toxic Alzheimer’s protein spreads through brain via extracellular space. Eureka Alert. Disponible en http://www.eurekalert.org/pub_releases/2016-07/cumc-tap071816.php

Wu, J. W. (2016). Neuronal activity enhances tau propagation and tau pathology in vivo. Nature Neuroscience. doi:10.1038/nn.4328