Demencia por déficit de vitamina B12: cuando tus capacidades se han ido, pero pueden regresar.

Demencia por déficit de vitamina B12: cuando tus capacidades se han ido, pero pueden regresar.


Un cuadro demencial por déficit de vitamina B12 no es común, pero existe. La buena noticia es que, detectado a tiempo, puede ser reversible.

demencia por déficit de vitamina B12

El termino demencia define un declive progresivo de tus facultades mentales. Esta alteración es sumamente incapacitante y uno de los más grandes riesgo que corremos cuando traspasamos esa línea definida como tercera edad.

La demencia puede deberse a diversas causas, estando entre las más frecuentes las afecciones cerebrovasculares, la enfermedad de Alzheimer, y la enfermedad de Parkinson. Por lo general la demencia es un padecimiento irreversible, pero esto no es siempre así. El déficit de vitamina B12 puede causar los mismos síntomas con esperanzas de mejoría.

¿Cuáles son básicamente las manifestaciones de la demencia?

Cuando padeces demencia será sumamente complicado aprender nueva información y utilizar de manera eficiente la que ya has aprendido. Aparecen dificultades para producir o comprender el lenguaje (afasia), para controlar y ejecutar de movimientos antes planificados (apraxia) y para reconocer objetos, personas, lugares y estímulos externos en general, que antes resultaban familiares (agnosia). Se verá afectada la memoria, sobre todo a corto plazo, así como la planificación, ejecución y toma de decisiones.

También te puede interesar leer: Demencias ¿reversibles?

¿Y todo esto puede ser causado por el déficit de vitamina B12?

La respuesta a esta pregunta es sí. La vitamina B12 es esencial para las funciones de todo el cuerpo. Los síntomas menos dramáticos del déficit de vitamina B12 pueden incluir debilidad muscular, fatiga, temblores, marcha inestable, incontinencia, presión arterial baja, depresión y otros trastornos del estado de ánimo. Al participar como cofactor en importantes reacciones químicas del sistema nervioso, su deficiencia es causa de diversos trastornos neurológicos incluyendo alteraciones cognitivas que pueden llegar a la demencia o el debut con síntomas psicóticos.

¿Cuáles son las fuentes de vitamina B12?

demencia por déficit de vitamina B12

En su forma natural, esta vitamina se encuentra en cantidades significativas en alimentos de origen animal, siendo el hígado uno de los más ricos en este nutriente. Otras fuentes relevantes incluyen carnes rojas, pavo, pescado y mariscos. Menores cantidades se pueden encontrar en los productos lácteos, los huevos y el pollo.

¿Quiénes tienen más riesgo de tener niveles insuficientes de B12?

Es importante que ciertos grupos de personas estén al tanto de que tienen un riesgo incrementado de tener niveles bajos de B12. La vitamina B12 se almacena por largo tiempo en nuestro hígado y un déficit puede hacerse manifiesto muchos años después de que dejemos de consumirla.

Los vegetarianos estrictos es uno de los grupos de mayor riesgo, pues los niveles de vitamina B12 son pobres en los alimentos que suelen consumir y deberían tomar suplementos que corrijan esta situación.

También te puede interesar leer: Otras causas de los problemas de memoria además del alzhéimer.

Personas con antecedentes de cirugía gástrica o intestinal, gastritis atróficas o anemia perniciosa, pueden presentar problemas para absorber la vitamina aunque consuman alimentos que la contienen. Lo mismo sucede con quienes consumen medicamentos supresores del ácido estomacal como Nexium y otros usados para combatir úlceras como Pepcid y Tagamet.

Los niveles de ácido estomacal (esencial para absorber la vitamina B12), disminuyen con la edad, por lo que las personas mayores pueden tener problemas de absorción y pueden llegar a necesitar suplementos.

Otros grupos de riesgo incluyen alcohólicos y personas que se han hecho cirugías para perder peso.

También te puede interesar leer: Prevenir la enfermedad de Alzheimer con Omega-3 y Vitaminas B según Oxford.

Referencias bibliográficas.

Behrens, M., Díaz, V., Vásquez, C., & Donoso, A. (2003). Demencia por déficit de vitamina B12. Caso clínico. Revista médica de Chile, 131(8), 915-919.

Dubón, S., Baruch, A., Medina, A., Oseguera, L., & Pineda, S. (2013). Demencia reversible por defits de vitamina B12. Rev Med Hondur, 81(1).

Vitamin B12        deficiency           in            dementia            and cognitive     impairment: The             effects of treatment                on          neuropsychological        function. Disponible en                 https://www.researchgate.net/publication/12601439