¿Por qué no se hace un diagnóstico temprano de demencia? Estas serían las ganancias.

El diagnóstico temprano de demencia facilita la planificación familiar, las intervenciones terapéuticas, y provee a la familia y al enfermo de una explicación concreta a eso que ha venido experimentando.diagnóstico temprano de demencia

Cuando hablamos que un diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer es, como mínimo, complejo; hay que tener muy en cuenta que nos referimos al alzhéimer como enfermedad, no a su resultado más temido e inevitable, la demencia.

La demencia ocurre cuando la enfermedad de Alzheimer u otra enfermedad neurodegenerativa, ya ha avanzado lo suficiente como para impedir desarrollarnos de manera independiente en la vida cotidiana.

La demencia es el resultado del alzhéimer y cuando ya está instaurada, detectarla está al alcance de los instrumentos diagnósticos actuales. Sin embargo, siguen existiendo personas que con signos y síntomas claros de demencia no reciben un diagnóstico temprano ni adecuado. La falta de ese diagnóstico puede privar a una persona de tomar decisiones importantes en su vida.

Hoy queremos compartir las reflexiones de un experto en el campo de las demencias, el profesor Henry Brodaty de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sydney, Australia. El profesor Brodaty habla sobre las razones detrás del retraso en el diagnóstico de demencia y las ventajas que existen en el diagnóstico temprano, algo que habitualmente vemos puesto en duda por los que argumentan que, si no hay tratamiento efectivo ¿Para qué adelantar la mala noticia? Brodaty no da una, sino varias razones para saber lo más pronto posible que la temible D ha tocado nuestra mente.

También te puede interesar leer: ¿Cómo se diagnostica el Alzhéimer?

Razones por las que no ocurre un diagnóstico temprano.

Diagnostico de demencia

Falta de conciencia sobre la propia enfermedad.

Una de las consecuencias de la demencia es que, en determinado punto, la persona ya no es consiente de estar experimentando alteraciones de memoria. Algunos estudios apuntan a que dos años antes del diagnóstico ya la persona tiene menos conciencia de estar teniendo problemas.

En el caso de la familia que rodea a la persona, varias razones pueden conducir a que no note los síntomas. La primera es evidente, que no tengan una relación cercana. También puede suceder que el familiar no esté familiarizado con los síntomas de la demencia o, aunque sí los conozca, tema admitir que estos se están manifestando en su familiar. El miedo es una de las emociones más paralizantes en el ser humano.

Temor a buscar ayuda.

La persona puede ser aún consiente de sus síntomas, al igual que la familia, pero no buscan ayuda. Esto puede deberse al miedo que mencionábamos antes, también a la vergüenza con la que aún se viven las enfermedades relacionadas con nuestra mente. En ocasiones se teme que la confirmación del diagnóstico lleve a la persona inevitablemente a ser institucionalizada.

La demencia no es diagnosticada.

Puedes ver que tienes un problema, vences el miedo y vas al médico y la respuesta de este es: “cosas de la edad”. No existe tal “cosas de la edad”, no es un diagnóstico y mucho menos la edad es una enfermedad. Con esa visión sobre la vejez no es extraño que muchas personas con demencia estén sin un diagnóstico adecuado y, de hecho, muchas sin demencia tengan este diagnóstico cuando en verdad, pueden estar padeciendo muchas otras condiciones que tienen síntomas semejantes a la demencia.

También te puede interesar leer: Otras causas de los problemas de memoria además del alzhéimer.

El enfermo no es derivado a un especialista.

No siempre el diagnóstico de demencia es evidente. El médico de atención primaria puede encontrarse con presentaciones atípicas, en la que los síntomas son diferentes a la pérdida de memoria o la desorientación. Esos casos necesitan de un estudio más detallado por parte de un neurólogo o un psiquiatra, pero muchas veces esa derivación no se produce.

Por qué es necesario el diagnóstico temprano de demencia.

Existe la posibilidad de que la causa sea reversible.

Aunque la posibilidad de que la demencia sea reversible es muy baja, sí existen condiciones que provocan síntomas de demencia y son potencialmente tratables. Por ejemplo, la falta de vitamina B12, algunas infecciones o tumores.

Es un alivio saber por qué.

¿No has tenido síntomas inexplicables? ¿Sobre los que ningún médico te termina por decir la razón? En esos casos es habitual que simplemente deseemos una respuesta, saber un por qué. Con la demencia puede ocurrir algo semejante, además del dolor y el miedo que produce el diagnóstico, también podemos sorprendernos con una sensación de alivio. Al fin el enfermo y su familia puede entender lo que ocurre, darle un nombre y enfrentarlo.

Da la posibilidad de planificar nuestros asuntos legales, financieros, médicos y vitales.

Este es uno de los puntos más importantes y, sin embargo, más ignorado. Tememos hablar abiertamente de cuando nuestros padres, o nosotros mismos, ya no seamos capaces de manejar nuestra vida. Y ese es un gran error. Tenemos la responsabilidad de elegir, hasta donde podemos, cómo será nuestra vida cuando ya no estemos. Cuando nuestras capacidades aún lo permiten, hay que aceptar la oportunidad de decidir.

Conducción y trabajo.

Un diagnóstico de demencia, sobre todo si se produce tan temprano que la persona aún trabaja, puede implicar reconsiderar varias cosas. En el trabajo la persona puede necesitar una supervisión más cercana. Se aconseja que el abandono del trabajo se produzca de forma gradual, no abrupta.

La conducción es también un tema delicado, ya que muchas personas lo toman como símbolo de su independencia. En algunos lugares, si se produce un diagnóstico de alzhéimer es obligatorio retirar inmediatamente la licencia de conducción. La premisa aquí siempre será poner la seguridad propia y la de los demás en primer lugar.

Reorganización de la dinámica familiar.

El diagnóstico de demencia puede dar la oportunidad a que la familia se organice, decida el rol que deberá asumir cada uno a partir de ahora. Hacerlo de forma abierta y constructiva es lo ideal, aunque sabemos que hay de todo. Desde familiares que literalmente desaparecen, hasta esas familias tan funcionales que se reestructuran y enfrentan juntos el difícil camino de la demencia.

También te puede interesar leer: Agresividad en las personas con alzhéimer ¿Qué hacer?

Referencias

ALZHEIMER’S DISEASE INTERNATIONAl. Importance of early diagnosis. Recuperado el 5 de septiembre de The Global Voice on Dementia, https://www.alz.co.uk/info/importance-of-early-diagnosis

Dementia Collaborative Research Centres. Why assess for dementia. Recuperado el 5 de septiembre de Dementia Collaborative Research Centres, http://www.dementia-assessment.com.au/why_assess.html

 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: