Más allá de la corea: alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington.

Más allá de la corea: alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington.


Las alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington implican el deterioro de la capacidad de organización y secuenciación, problemas para concentrar la atención y alteraciones de memoria.

alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington

Nuestro sistema nervioso es el más avanzado que se conoce hasta el momento. A través de una serie de estructuras que fueron desarrollándose y haciéndose más complejas durante siglos, llegamos a ser la única especie verdaderamente pensante, incluso la única capaz de ser consciente de sí misma.

Sin embargo, como el resto de nuestro organismo, tales estructuras nerviosas suelen enfermar y si grande es la importancia de las funciones que cumplen, grande es también el daño que ocasionan cuando están dañadas. En muchas ocasiones hemos hablado de varias de las enfermedades que implican alteraciones neurológicas, y hemos hablado específicamente de la enfermedad de Huntington. Hoy volvemos sobre esta patología centrándonos en las alteraciones neuropsicológicas que provoca en las personas que la padecen.

También te puede interesar leer: Agresividad en la enfermedad de Huntington: cuando la enfermedad es más que movimientos anormales.

¿Qué es la enfermedad de Huntington?

La enfermedad de Huntington (EH) es una enfermedad hereditaria que se manifiesta a través de alteraciones neurológicas, psiquiátricas y trastornos cognitivos. Lleva este nombre en memoria del Dr. George Huntington, quien en 1872 realizó la primera descripción de la enfermedad.

Durante mucho tiempo se ha conocido con el nombre de Corea de Huntington. Corea es una palabra de origen griego que significa danza. Y se le daba este nombre a la enfermedad debido a que una de sus principales características clínicas son movimientos involuntarios que semejan una suerte de “baile”.

Además de la corea, que es el trastorno motor más conocido —pero ni mucho menos el único— la enfermedad provoca una marcada sintomatología neuropsiquiatra que hace aún más complejo el manejo de este mal.

¿De qué hablamos al decir Neuropsicología?

La Neuropsicología es una disciplina científica que se encarga del estudio de la relación entre las funciones del cerebro y el comportamiento. Esta disciplina parte del conocimiento existente en la anatomía, la biología, la etología, la farmacología, la fisiología y la psicofisiología.

Intenta localizar en el cerebro las diferentes funciones que permiten el comportamiento así como los mecanismos cerebrales que subyacen al pensamiento y la acción. Gran parte de su práctica se centra, además, en idear medios para diagnosticar afectaciones neuropsicológicas y diseñar estrategias terapéuticas eficaces.

 ¿Qué afectaciones neuropsicológicas caracterizan la enfermedad de Huntington?

alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington presenta un complejo abanico de alteraciones neuropsicológicas. Es importante saber que no todos los enfermos presentaran los mismos síntomas, ni la misma intensidad en su manifestación. Entre las alteraciones neuropsicológicas más comunes están:

  • Alteraciones visuoespaciales: desplazarse por los lugares, aun cuando sean conocidos, puede ser difícil, más cuando el espacio a recorrer sea complejo. Esta alteración no está relacionada con que no recuerde el lugar, sino que mentalmente no puede organizarse espacialmente.
  • Problemas para organizar, planificar y secuenciar acciones: Seguramente notará que actividades aparentemente sencillas de la vida cotidiana, que llevan un mínimo de organización —como elaborar la cena— resultan complicadas para el enfermo, aun cuando las alteraciones motoras se lo permitan hacer.
  • Atención: la atención puede verse especialmente alterada en las personas con Huntington, en especial la capacidad de concentración.
  • Memoria: aunque el deterioro de la memoria no es tan notable como en otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, sí se dan alteraciones en este proceso.
  • Enlentecimiento cognitivo: el enfermo puede ser más lento procesando y respondiendo a los estímulos que le llegan del medio.

Estas son solo algunas de las alteraciones más notables. Seguramente cada enfermo o familiar podrá señalarnos que nos olvidamos alguna muy importante (y nos lo puede decir en los comentarios). La enfermedad de Huntington es lo suficientemente compleja para que cualquier intento de generalizar deje fuera puntos importantes. Por ahora, esperamos que el mensaje más importante permanezca: el Huntington es mucho más que corea.

También te puede interesar leer: Demencia en la enfermedad de Huntington.

Referencias bibliográficas

Arango-Lasprilla, J. C., Iglesias-Dorado, J., & Lopera, F. (2003). Características clínicas y neuropsicológicas de la enfermedad de Huntington: una revisión. Rev Neurol, 37(8), 758-776.

Arango-Lasprilla, J. C., Iglesias-Dorado, J., Moreno, S., & Lopera, F. (2003). Estudio neuropsicológico de la enfermedad de Huntington en familias de Antioquia, Colombia. Rev Neurol, 37(1), 7-13.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.