Apatía en la enfermedad de Huntington.


La apatía en la enfermedad de Huntington puede llegar al 40% de los enfermos. Sus manifestaciones pueden confundirse fácilmente con depresión, aunque en realidad puede darse de manera independiente.

apatía en la enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington (EH) es una enfermedad neurológica que no solo se caracteriza por alteraciones motoras (en especial la conocida corea), sino que asociados a ella aparecen importantes problemas en el comportamiento como pueden ser la irritabilidad y una de sus consecuencias más comunes, la agresividad.

Hoy queremos dedicarle un espacio a uno de los problemas comportamentales más frecuentes entre quienes padecen esta enfermedad: la apatía.

También te puede interesar leer: Más allá de la corea: alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Huntington.

Características de la apatía en la enfermedad de Huntington

Los estudios sugieren que este es un síntoma de una frecuencia relativamente alta, llegando afectar hasta casi un 40 % de los enfermos.

Al parecer, la apatía va progresando en el mismo sentido de la EH y presenta una fuerte asociación con el deterioro cognitivo. Con la apatía puede observarse la ausencia de iniciativa entre los enfermos, quienes pueden ser casi incapaces de comenzar conversaciones o distintas actividades. Cuando sí realizan alguna actividad la implicación emocional es muy escasa.apatía en la enfermedad de Huntington

La apatía puede ser una fuente importante de conflictos entre enfermos y cuidadores. Estos últimos pueden percibir que su familiar no hace actividades para las que está físicamente activo y lo pueden achacar a que “no quiere”. Y en verdad no quiere, la apatía elimina la motivación que está de base en todo querer.

Por lo general las personas deprimidas suelen ser apáticas. Esta es la razón por la que muchos confunden la apatía en la EH con la depresión. Aunque la depresión es un síntoma frecuente también en la EH, es importante saber que ambas manifestaciones pueden ocurrir de manera independiente, lo que tiene gran relevancia en la elección de tratamientos.

Las personas con depresión suelen tener pensamientos negativos, tristes y llanto frecuente. La apatía no implica manifestaciones afectivas intensas, más bien un estado constante de indiferencia y falta de motivación que llega a desesperar a quienes cuidan al enfermo. Pero recuerda, no es él/ella, es la enfermedad.

 

Manifestaciones de apatía en la enfermedad de Huntington:

  • Pérdida del interés por las actividades diarias
  • Falta de cuidado personal
  • Ausencia de entusiasmo
  • Monotonía al hablar
  • Falta de iniciativa
  • Poca interacción social
  • Expresión facial reducida.

Estrategias terapéuticas.

En cuanto al tratamiento, generalmente se usan antidepresivos, especialmente los llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Otros fármacos pueden también tener un efecto positivo, pero por su acción psicoestimulante hay que usarlos con mucha precaución ya que pueden conducir a síntomas de irritabilidad y agitación.

También es muy importante el papel de la familia. Esta debe estar informada de las características del trastorno y de lo que implica la apatía. Será beneficioso que se establezcan rutinas estables, tareas preestablecidas que el enfermo sabe que debe cumplir. Y ya saben, que no falte el afecto para estimularles a realizar esas cosas que antes tanto le gustaban.

Referencias bibliográficas

The behavioral and psychological symptoms of Huntington´s disease. Disponible en https://www.huntingtonsvic.org.au/virtual-library/resources-list/doc_view/118-the-behavioural-and-psychological-symptoms-of-huntington-s-disease

Apathy and Lack in Huntington´s disease. Disponible en http://hdsa.org/wp-content/uploads/2015/03/Understanding-Behavior.pdf

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.