¿Cómo cambiar? La dificultad del cambio y la necesidad del intento.


Haz más deporte, relájate, duerme ocho horas; la ciencia nos prescribe una vida de la cual la mayoría estamos lejos ¿Cómo cambiar? No existen recetas.

¿Cómo cambiar?

Por buena que haya sido tu educación, por mucho que se hayan esforzado tus padres o tus maestros, un día terminarás descubriendo que junto a un montón de conductas positivas, saludables, valiosas, has adquirido otras que complican tu vida.

Eres un profesional responsable, pero bebes demasiado café. Como amigo esposo e hijo nadie te gana, pero apenas haces ejercicio. Se te da genial el canto, la escritura o la computación, pero comes demasiado dulce. Así somos, estamos llenos de contrastes y a veces en cambiar ciertas conductas nos jugamos la vida. Solo que cambiar es difícil y casi nunca sabemos cómo lograrlo. Si quieres una suerte de guía, sigue leyendo.

También te puede interesar leer: Así puedes mejorar tu salud cerebral. 

¿Qué cosas ayudan a cambiar?

El tema del cambio es muy estudiado por la psicología pues, a fin de cuenta, eso es lo que hacen los psicólogos, ayudarte a introducir cambios en tu vida que te alejen de la enfermedad. Puestos a encontrar alternativas viables para el cambio, se han descubierto algunas cosas que suelen ser muy efectivas:

  • Motivación: muchas veces decidimos cambiar cuando comenzamos a sentirnos culpables o cuando tenemos miedo de lo que puede ocurrir si no damos un giro a nuestra vida. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que el cambio es más duradero cuando queremos hacerlo por automotivación y no por culpa o amenaza. Si no lo tienes claro, has una lista de las cosas positivas que ganaras con el cambio. Convérsalo con alguien cercano y de confianza. También ayuda ir a ver a un profesional.
  • Tener metas específicas: no es lo mismo decir “voy a hacer más ejercicio” a decir “caminaré 20 minutos todos los días”. Lo segundo suele ser más eficaz.
  • No cambiar demasiadas cosas a la vez: puede arruinar tu motivación. Ve poco a poco, cuando lo hayas conseguido con una conducta determinada, pasa a la siguiente.

También te puede interesar leer: Ven y asómbrate: así es nuestro cerebro.

 ¿Y cómo ocurre exactamente el cambio?

¿Cómo cambiar?

Si te decides a cambiar, es bueno que sepas que no es cosa de acostarte siendo una persona sedentaria y levantarte al otro día como el más deportivo de todos. El cambio lleva su tiempo, e incluso, se han modelado alguna etapas por las que suele transcurrir. Conocerlas puede serte de mucha ayuda.

  • Pre-contemplación: En esta etapa, usted no tiene ninguna intención consciente de hacer un cambio, ya sea por falta de conocimiento o información. Es una etapa anterior a todo intento y no saldrá de allí hasta que no llegue a sentir que el comportamiento poco saludable está en contradicción con determinados objetivos de su vida, como puede ser llegar a conocer a sus nietos.
  • Contemplación: En esta fase es consciente de que el comportamiento es un problema y está pensando en hacer algo al respecto, pero aún no se ha comprometido a tomar ninguna acción.
  • Preparación: Sabe que debe cambiar, creer que se puede, y está haciendo planes para cambiar pronto. En esta etapa, es importante anticipar posibles obstáculos. Si usted planea dejar de fumar debe pensar qué hacer cuando se sienta algo estresado y le entren ganas de encender un cigarrillo (que a fin de cuentas es lo que ha hecho siempre cuando está estresado), puede, por ejemplo, aprender técnicas de relajación o de meditación que lo ayuden a controlar esos momentos negativos.
  • Acción: Ahora ya ha comenzado a cambiar y tendrá que aprender a enfrentar los desafíos de la vida sin el comportamiento anterior, practicando nuevas alternativas. Esta es la parte en la que pone en práctica lo que ha planificado en la etapa anterior, es ahora cuando usa la relajación o la meditación en los momentos estresantes, en lugar de fumar.
  • Mantenimiento: Una vez que haya practicado el nuevo cambio de comportamiento durante al menos seis meses, está en la etapa de mantenimiento. Ahora se está trabajando para prevenir la recaída e integrar el cambio en su vida. Eso puede requerir otros cambios, especialmente para evitar situaciones o momentos asociados con la vieja costumbre.

Una cosa que no debes olvidar es que puede haber recaídas en el proceso y puede que regreses a etapas anteriores. En eso momento debes reevaluar lo sucedido, repasar tus motivaciones y volver a intentarlo. Es posible que algunas de las alternativas conductuales no sean las más adecuadas en tu caso, elije otras, a fin de cuenta de lo que se trata es de que tú seas dueño de tu vida en lugar de que esta sea dominada por una o dos malas costumbres.

También te puede interesar leer: Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles.

Referencias bibliográficas

How to Change Unhealthy Habits. Unhealthy habits are something you can overcome with these 10 steps. Disponible en https://www.psychologytoday.com/blog/renaissance-woman/201607/how-change-unhealthy-habits

Lifestyle changes. Disponible en http://www.apa.org/helpcenter/lifestyle-changes.aspx

Prochaska, J. O., DiClemente, C. C., & Norcross, J. C. (1994). Cómo cambia la gente. Aplicaciones en los comportamientos adictivos. Revista de Toxicomanías(1).

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: