Epilepsia y demencia ¿Asociados indeseados?

Epilepsia y demencia ¿Asociados indeseados?

Nada concluyente sabe aún la ciencia sobre la relación epilepsia y demencia, pero la alta prevalencia de factores de riesgo para la demencia y el deterioro cognitivo entre las personas con epilepsia hacen pensar que estos enfermos son más vulnerables a la demencia.

epilepsia y demencia

Conocida desde la antigüedad, la epilepsia está descrita en muchos textos sagrados, incluida la biblia. Se cree que fue padecida por Julio Cesar y luego por Napoleón. Ha sido reflejada en las obras literarias de algunos de los más grandes escritores de la literatura universal, entre ellos Fiodor Dostoyevski y Henry James.

Sin embargo, a pesar de esta extensa documentación muchas incógnitas quedan por responder sobre la epilepsia. La ciencia tiene abierto signos de interrogación sobre el impacto de la epilepsia en los procesos cognitivos y sobre el riesgo de desarrollar demencia ¿Qué se sabe? Sigue leyendo, vamos a contártelo.

También te puede interesar leer: Epilepsia en adultos mayores: conoce sus particularidades.

¿Qué es la epilepsia y cómo se manifiesta?

Una crisis epiléptica ocurre cuando cierta actividad anormal eléctrica en el cerebro causa un cambio involuntario del movimiento o función del cuerpo, de la capacidad de estar alerta o del comportamiento. Una crisis puede durar desde unos segundos hasta varios minutos (incluso algunas crisis pueden ocurrir de manera continua durante días semanas o meses).

Las manifestaciones de las crisis pueden ir desde leves ausencias o desconexiones del momento presente, hasta una pérdida total del sentido con desplome del cuerpo, rigidez y espasmos musculares. En los mayores de 60 años la forma más común de epilepsia es la focal, de ahí que la mayoría de los casos que presentan crisis generalizadas se corresponda con personas que padecen epilepsia desde hace décadas.

Sobre esos enfermos, los que hace décadas están luchando contra la epilepsia y ahora superan los 60 años de vida, centramos hoy la atención.

¿Existe asociación entre deterioro cognitivo, demencia causada por alzhéimer y la epilepsia crónica?

epilepsia-y-deterioro-mental

Esta es una pregunta que los investigadores comienzan a hacerse cada vez de manera más seguida y a la que ciertos estudios comienzan a dar crédito. Aunque la cantidad de estudios no es abundante en el caso del deterioro cognitivo, la evidencia científica de investigaciones que han seguido a grupos de personas mientras envejecen apunta a un desempeño más deficiente en pacientes con epilepsia crónica. Cuando se les compara con el resto de la población en aspectos como la memoria, la atención y la resolución de problemas las personas con epilepsia tienen resultados más pobres.

Por otro lado, dos investigaciones basadas en poblaciones con varias enfermedades médicas (comorbilidad) demuestran una asociación significativa entre demencia provocada por enfermedad de Alzheimer y epilepsia crónica. También es significativo el número de personas con alzhéimer que termina desarrollando crisis epilépticas.

Esta evidencia científica, lo repetimos, aún es pobre, pero la verdadera justificación de que muchos investigadores consideren que la epilepsia aumenta el riesgo de un deterioro cognitivo significativo y de demencia provocada por enfermedad de Alzheimer se encuentra en los factores de riesgo.

Se conoce un grupo de factores tanto ambientales como individuales que hacen que una persona tenga más riesgo de padecer deterioro de funciones cognitivas como la memoria o el lenguaje y de que finalmente desarrolle demencia. En las personas con epilepsia esos factores de riesgo están muy presentes.

También te puede interesar leer: Fármacos y alzhéimer: AGB101, un antiepiléptico para disminuir la hiperactividad cerebral.

Factores de riesgo al deterioro cognitivo y a la demencia por enfermedad de Alzheimer comunes en la epilepsia.

Riesgo-alzheimer

Enfermedad vascular: está ampliamente documentado que los riesgos vasculares como la hipertensión y la enfermedad vascular en sí son responsables de un deterioro cognitivo acelerado, del envejecimiento del cerebro y pueden ser un factor desencadenante de los procesos neurodegenerativos de la enfermedad de Alzheimer. A su vez los epilépticos tienen un alto riesgo de enfermedad vascular debido al tipo de medicamentos que consumen.

Inflamación: existen diversos indicadores que permiten a la ciencia medir la ocurrencia en el organismo de procesos inflamatorios. A esos indicadores se les llama marcadores inflamatorios y las investigaciones científicas señalan una asociación entre la presencia de marcadores inflamatorios y un peor desempeño cognitivo durante el envejecimiento. Los pacientes con epilepsia crónica son particularmente vulnerables a la inflamación debido a que las convulsiones desencadenan una respuesta inflamatoria en determinadas áreas del cerebro.

Estilo de vida: esta variable también se asocia con el riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Concretamente los estudios señalan que la poca practica de ejercicios, una baja actividad mental y poca interacción con redes sociales se asocian a un peor rendimiento cognitivo. A su vez, los pacientes epilépticos se han descrito en diversos estudios como menos propensos a la práctica de ejercicios, poseer menos capacidad aeróbica, menos fuerza muscular y resistencia. Por otro lado, parecen tener menos contacto con las redes sociales de que disponen.

Hoy el interés de la ciencia está en descubrir si esos factores de riesgo efectivamente, aumentan las posibilidades de que un epiléptico crónico desarrolle deterioro cognitivo o demencia alzhéimer. Luego podrán diseñarse intervenciones adecuadas que eleven la calidad de vida de los implicados, pero si  modificar los riesgos cardiovasculares y los procesos inflamatorios  constituyen  tareas sumamente complejas, la modificación del estilos de vida  está en tus manos, no demores en hacerlo. Practica ejercicios, frecuenta a tus amigos y mantén activa la mente, tu cerebro te lo agradecerá.

También te puede interesar leer: ¿Cómo mejorar la salud cerebral?

Referencias bibliográficas

Alvarez, H., Espinosa, R., Hernández, M., Alvarez, Y., Torres, E., & Alvarez, M. (2014 ). Caracterización de la epilepsia de inicio en el adulto mayor Acta Médica del Centro 8(3).

Epilepsia en el anciano. Disponible en http://www.neurowikia.es/content/epilepsia-en-el-anciano.

Hermann, B., Seidenberg, M., Sager, M., Carlsson, C., Gidal, B., Sheth, R., et al. (2008). Growing old with epilepsy: The neglected issue of cognitive and brain health in aging and elder persons with chronic epilepsy. Epilepsia, 49(5), 731–740.

Hermann, B., Seidenberg M., Sager M., a Carlsson C., Gidal B., Sheth R.,  Rutecki P. & Asthana S.  Growing old with epilepsy. Disponible en

Poza-Aldea, J. J. (2006). Epilepsia en ancianos. Rev. Neurol., 42(1), 42-46.

3 comentarios en “Epilepsia y demencia ¿Asociados indeseados?”

  1. Muchas gracias por expresar tu opinión Tania, intentamos respetar todas las sensibilidades pero visto está que no siempre es posible. Tal vez nuestro sitio no sea el más indicado para ti. Hablamos de ciencia y eso implica tanto los conocimientos establecidos, como aquellos que se están construyendo. Muchas veces hay hipótesis que se desechan porque se demuestra su invalidez, otras se demuestran ya demasiado tarde (la historia de la investigación científica está llena de ocasiones en que se ha llegado demasiado tarde). Nuestros mejores deseos de que encuentres la fuente de información que se adapte a tus necesidades. Un saludo!

  2. Como persona epiléptica, me parece que ciertas frases como «La ciencia tiene abierto signos de interrogación sobre el impacto de la epilepsia en los procesos cognitivos» no deberían publicarse tan libremente. Se debería tener más consideración y pensar en pacientes que, como yo, nos enfrentamos día a día a gente ignorante que da por afirmados y contrastados estos interrogantes. Francamente, si no está claro, es mejor no dedicar un artículo a esto

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.