Alzheimer 2016: noticias y tendencias del año.

Alzheimer 2016: noticias y tendencias del año.


Fracasos con mucho estruendo, éxitos silenciosos y tendencias esperanzadoras caracterizaron el Alzheimer 2016.

alzheimer 2016

Año modesto en cuanto a resultados y ambicioso en expectativas, algunas que se mantienen mientras otras se han desinflado con estruendo. El campo del alzhéimer en 2016 siguió acaparando la atención de los medios de comunicación y muchas fueron las noticias. Te hacemos un resumen de lo más destacado, de esas informaciones que no debes ignorar y de otras que es bueno que tengas en mente y sigas de cerca.

Nuestro orden no es cronológico, sino por relevancia. Nuestro criterio, aunque intenta ser muy objetivo, siempre está impregnado por la subjetividad de una opinión. A nuestro favor tenemos todo un año de seguimiento profundo de la actualidad alzhéimer y el feedback que nos devuelven nuestros lectores.

Alzheimer 2016: tratamiento y diagnóstico.

solanezumab

El anuncio de la compañía farmacéutica Lilly de que su fármaco candidato a tratar la enfermedad de alzhéimer Solanezumab no era capaz de provocar cambios significativos en los enfermos fue un duro varapalo a la comunidad alzhéimer. Fue uno de los últimos acontecimientos, pero sin dudas tuvo una resonancia que marcó el año.

Con la caída de Solanezumab no solo se iba el fármaco que más avanzado estaba en las fases de ensayos clínicos, sino que siguió minando con dudas una teoría, la teoría amiloide, ya de por sí bastante rodeada de detractores. En la actualidad existen varios fármacos en desarrollo que se basan en la teoría amiloide, de ahí el temor que generó el anuncio de Lilly ¿Otros fármacos correrán la misma suerte? Sus desarrolladores se han apresurado a decir que no, pero visto está que hasta tener resultados de fase III de ensayo clínico la prudencia impone generar pocas expectativas.

En el área de creación de fármacos otros compuestos se siguen de cerca, como Aducanumab, otro antiamiloideo que era visto como el principal competidor de Solanezumab (aunque la verdadera competencia es contra el alzhéimer,ya sabes, cosas de las farmacéuticas).

Otro fármaco tiene muy esperanzados a los australianos debido a los notables—y supuestos—beneficios que se observan en los enfermos que han estado bajo tratamiento en un ensayo clínico que se desarrolla en esa región. El fármaco se denomina Anavex 2-73 y puedes encontrar más detalles sobre él en este link.

Una buena noticia de esta área es que ya se comienza a vislumbrar otras opciones de compuestos que no son antiamiloideos, un escenario que se mantiene igual a otros años (se viene pronosticando esto año sí, año también) pero que con el fracaso de Solanezumab puede ganar fuerza.

También te puede interesar leer: Primeros resultados de AADvac1, la vacuna para el alzhéimer.

El área diagnóstica vive un buen momento, se han descubierto excelentes marcadores biológicos de la enfermedad, algunos permitiendo un 100% de aciertos en la identificación de las personas con problemas de memoria que en realidad tienen enfermedad de Alzheimer. Sobre este último test, desarrollado por el Dr. Robert G. Nagele puedes leer aquí.

En España ya está en el mercado una prueba de estimación del riesgo de alzhéimer basada en el análisis de una muestra de sangre. Aunque por el momento la sangre parece ser el fluido en el que más se están buscando marcadores para poder diagnosticar la enfermedad de forma no invasiva, algunos centros siguen insistiendo en la posibilidad de diagnosticar alzhéimer mediante la saliva, la orina o incluso el olfato.

Tal vez entre tanta sangre y saliva pasó desapercibido uno de los grandes avances del año en materia de diagnóstico alzhéimer: el uso de radiotrazadores de tau en contextos de investigación. Te explicamos, porque seguro esa frase no te ha dicho mucho. El método más fiable en la actualidad para diagnosticar el alzhéimer pasa por realizar una PET cerebral que, gracias a una sustancia que se adhiere de forma específica a la beta amiloide—la proteína que se acumula en el cerebro de los enfermos—logra dar una imagen de la distribución de esta sustancia.

Ahora los científicos, o algunos de los privilegiados que han tenido acceso prioritario a esa tecnología, cuentan con una sustancia (un radiotrazador) que hace la misma función con la proteína tau, otra de las que se acumula en el cerebro de los afectados y se cree que predice la evolución de la enfermedad de Alzheimer con más acierto que la beta amiloide.

Alzheimer 2016: ciencia básica y otras noticias destacadas.

por qué es tan difícil encontrar tratamientos efectivos para la demencia

En materia de ciencia básica, este año una de los grandes protagonistas siguió siendo la teoría que plantea que en el origen y/o desarrollo de la enfermedad de Azheimer se encuentran microorganismos infecciosos como hongos, bacterias o herpes virus. Las hipótesis alrededor de este tema son tan fuertes que un grupo internacional de científicos hizo un llamado a no ignorar más las evidencias y comenzar ensayos clínicos con fármacos que atacan esos microorganismos.

Tomó el testigo un grupo de investigadores suecos que a inicios de 2017 comenzará un ensayo clínico con 30 enfermos de alzhéimer que serán tratados con un medicamento que se emplea en el tratamiento del herpes simple.

También te puede interesar leer: Herpes simple y alzhéimer: comienza ensayo clínico. ¿El campo del alzhéimer se sacude los prejuicios?

Terminamos este análisis del Alzheimer 2016 con una buena noticia que apareció en varias ocasiones durante este 2016: la incidencia de alzhéimer está disminuyendo en muchos países de los llamados desarrollados. Inglaterra, España, EE.UU y Canadá son algunos de los sitios donde se ha detectado esta tendencia.

Los científicos creen que se debe a cambios en los estilos de vida y políticas públicas enfocadas a la prevención de enfermedades como la hipertensión o la diabetes, también a un mayor nivel de escolarización de la población. Estos datos han sido un espaldarazo para el nutrido grupo de expertos que considera que en el alzhéimer intervienen muchos factores de riesgo modificables. Si quieres saber cómo puedes modificar tu riesgo de alzhéimer no dejes de leer nuestro artículo  ¿Cómo mejorar la salud cerebral?