Sin que lo notes, la actividad epiléptica puede estar contribuyendo a la progresión del alzhéimer.

Sin que lo notes, la actividad epiléptica puede estar contribuyendo a la progresión del alzhéimer.


La presencia de mayor actividad epileptiforme sin manifestaciones sintomáticas puede estar contribuyendo a la progresión del alzhéimer. Hay en marcha dos ensayos clínicos con un anticonvulsivo para analizar su efecto sobre los síntomas y evolución de la enfermedad.

epilepsia y demencia

Tal vez digas que nunca has visto una crisis epiléptica en una persona con alzhéimer y puedes tener razón, por supuesto. Pero nosotros te preguntaríamos a continuación qué consideras una crisis epiléptica, porque las hay de muchos tipos y a veces pueden pasar desapercibidas para quienes rodean al enfermo. No todas las crisis epilépticas se corresponden con esa imagen caótica que tenemos de una persona convulsionando en el piso.

También te diríamos que, de hecho, puede existir actividad cerebral que corresponda a un proceso epiléptico sin que se noten síntomas. Esto último es lo que ha encontrado un grupo de investigadores de la Universidad de California en su sede de San Francisco, EE.UU. Al estudiar a un grupo de 33 enfermos de alzhéimer encontraron que en el 42.4% se producía actividad epileptiforme sin síntomas evidentes, pero en el grupo de personas sanas empleadas como control ese porcentaje fue del 10.5%.

También te puede interesar leer: Demencia precoz.

Descubrimientos previos sobre la relación epilepsia y alzhéimer.

Estos resultados, aun siendo importantes, no son sorprendentes. Anteriores investigaciones en animales de experimentación y también en enfermos habían encontrado que la actividad epiléptica en el alzhéimer podía ser más elevada que en el resto de la población sana de la misma edad. Diversos hallazgos han sugerido que una de las proteínas vinculadas a la enfermedad, la proteína beta amiloide, podía estar siendo influenciada por la hiperexcitabilidad de las neuronas.

Incluso, se ha planteado que las fluctuaciones cognitivas que tan frecuentemente se da en los enfermos, por ejemplo, cuando en un momento parecen muy lúcidos y al poco totalmente desorientados, se debe en parte a una actividad eléctrica anormal en el cerebro. Este último punto no encontró elementos de apoyo en el reciente estudio, publicado en la revista Annals of Neurology

La actividad epileptiforme se relacionó con un deterioro mental más acelerado.

la epilepsia

En la investigación se estudió con técnicas no invasivas muy sensibles la actividad eléctrica de las neuronas durante toda una noche de sueño y una hora durante el día. Además, por una media de 3.3 años los participantes fueron seguidos, recibiendo periódicamente exámenes clínicos, incluyendo el estudio del funcionamiento mental.

Los investigadores encontraron que entre los enfermos de alzhéimer las llamadas descargas epileptiformes, posibles indicadoras de procesos epilépticos, fueron más comunes que en las personas sanas. Dentro del grupo de enfermos, aquellos con actividad eléctrica anormal tuvieron un deterioro mental más acelerado.

Los investigadores reconocen que el número de personas implicadas en el estudio es insuficiente como para llegar a generalizaciones, pero esto no es freno para que ya se esté probando en dos ensayos clínicos el efecto de un antiepiléptico sobre los síntomas y el curso de la enfermedad.

El fármaco elegido es el levetiracetam, el único que en experimentos realizados en modelos animales de la enfermedad de Alzheimer parece tener un efecto positivo. En la Escuela de Medicina Johns Hopkins el ensayo clínico ya va por la fase III. Uno de los autores de la investigación publicada recientemente, el profesor Keith A. Vossel, no niega que entre los profesionales existen serias dudas sobre el verdadero significado y alcance de las descargas epileptiformes. Sin embargo, él confía en que los ensayos muestren algún beneficio del uso del levetiracetam sin que el fármaco llegue a provocar daño en los enfermos.

También te puede interesar leer: Alzheimer avanzado. Cosas que necesitas saber.

Referencias

Born, H. (2014). Seizures in Alzheimer’s disease. Neuroscience.286, 251–63. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25484360

Hurley, D. (2017, February 2). Subclinical epileptic spikes seen in 42 percent of Alzheimer…: Neurology today. Neurology Today. Disponible en http://journals.lww.com/neurotodayonline/Fulltext/2017/02020/Subclinical_Epileptic_Spikes_Seen_in_42_Percent_of.4.aspx

Vossel, K., Ranasinghe, K., Beagle, A., Mizuiri, D., Honma, S., Dowling, A., … Nagarajan, S. (2016). Incidence and impact of subclinical epileptiform activity in Alzheimer’s disease. Annals of neurology.80(6), 858–870. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27696483