Qué es la reserva cognitiva y por qué debe importarte.

Qué es la reserva cognitiva y por qué debe importarte.


La reserva cognitiva es como nuestra hucha cerebral, tiramos de ella cuando el cerebro ha sido dañado, como sucede durante la enfermedad de Alzheimer.

reserva cognitiva

Su cerebro dice que tienen alzhéimer y su comportamiento es el de una persona sana. No tienen mala memoria y se mantienen independientes casi hasta el final de sus vidas. Pero repetimos: su cerebro está cargado de signos de alzhéimer.

Desde la década del 80 se viene observando; decenas de personas mayores fallecen estando perfectamente lúcidas, sin asomo de demencia, cuando estructuralmente todo dice que sí la tienen (y muy avanzada).

Estos descubrimientos han desconcertado a los científicos ¿Por qué? ¿Qué hace que ante igual daño en el cerebro unas personas manifiesten síntomas de demencia y otras no? Su explicación es un concepto, difícil de probar directamente, pero que indirectamente todo dice que existe: la reserva cognitiva ¿Una buena noticia? Que podemos hacer mucho para mejorarla.

¿Qué es la reserva cognitiva?

La reserva cognitiva es como nuestra hucha cerebral, cuando tenemos problemas tiramos de ella. Esos problemas pueden ser el daño provocado al cerebro por la enfermedad de Alzheimer, pero también el deterioro asociado al envejecimiento normal.

La reserva cognitiva hace que, ante la misma cantidad y tipo de daño al cerebro, en las personas que tienen mayor reserva cognitiva se activen mecanismos que compensan ese daño. Lo anterior hace que cuando se examina el cerebro de personas en la misma fase del alzhéimer, en los que tienen mayor reserva cognitiva el daño es mayor. Pero recuerda, otras personas con menos alteraciones cerebrales, tienen sus mismos síntomas.

Algo debe quedar claro: la reserva cognitiva no es una estructura cerebral, algo que se pueda ver mediante un escáner. Es un mecanismo—más bien un concepto que intenta explicar un fenómeno—que parece activarse ante la presencia de daño cerebral. Algunos investigadores han apuntado que la base funcional es la activación de redes neuronales alternativas, algo así como tomar un camino más corto para llegar al mismo lugar.

En las personas con menor reserva cognitiva no se activan esos mecanismos compensatorios, de ahí que, aun teniendo menos deterioro cerebral, su estado mental es igual al de los otros afortunados.

También te puede interesar leer: Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles.

¿Qué mejora la reserva cognitiva?

problemas de visión en la enfermedad de Parkinson

Ya te imaginarás que la reserva cognitiva no fue algo que los investigadores se lanzaron a buscar directamente. Llegaron ahí constatando que, en esas personas con signos de alzhéimer en el cerebro, pero sin demencia, había algunos factores comunes, por ejemplo, tenían mayor nivel educativo o habían estado más tiempo involucrados en actividades laborales intelectualmente muy demandantes.

También se ha observado que en los adultos mayores sanos con mejor nivel educativo, el deterioro mental asociado a la edad es menor.  Por ese camino se llegó a definir algunos factores que parecen incrementar la reserva cognitiva:

  • Nivel educativo: a más años de estudio, mejor reserva cognitiva.
  • Ocupación: no solo el tiempo que dedicas a trabajar importa, sino también el contenido del trabajo. Si es intelectualmente desafiante, tu reserva cognitiva será mayor.
  • Tiempo libre: sí, a qué dedicas el tiempo libre también influye en tu hucha cerebral. Las personas con más intereses y que participan en más actividades de ocio, parece que también contribuyen a su reserva cognitiva.
  • Características innatas: hay personas que nacen con capacidades que favorecen una mejor reserva cognitiva.

También te puede interesar leer: Ven y asómbrate: así es nuestro cerebro.

¿Siempre se puede mejorar la reserva cognitiva?

Sí, al menos eso parece. Aunque lo ideal es comenzar a hacer un buen acopio desde temprana edad. No es lo mismo comenzar a ahorrar a los 25 que a los 65 ¿no? Sin embargo, nunca es tarde. La clave es mantener una vida activa y ocupada. Garantías no hay, de hecho, tu reserva cognitiva no va a evitar el daño cerebral, solo que este se manifieste de forma más benigna. Para terminar, unos consejos para aumentar la reserva cognitiva:

  • Apúntate a cursos con temáticas que te atraigan: Llegar a casa y ponerte a ver la tele poco hace por tus neuronas. Hay infinidad de cursos gratuitos: de cocina, idiomas, punto, informática. De lo que te guste, seguramente encontrarás algo.
  • Colabora con causas con las que te identifiques: muchas asociaciones están esperando por la ayuda de personas como tú. Te sentirás útil y la actividad social le irá muy bien a tu cerebro.
  • Mueve tu cuerpo: ya sea una camina de 30 minutos todos los días o una buena sesión en el gym, pocas cosas son tan beneficiosas para nuestro cerebro.

También te puede interesar leer: Qué son las funciones ejecutivas y qué significa su deterioro.

Referencias

Stern, Y. (2009). Cognitive reserve. Neuropsychologia47(10), . Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2739591/

Stern, Y. (2013). Cognitive reserve: Implications for assessment and intervention. Folia Phoniatr Logop65(2), . Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3970779/

Tucker, A. M., & Stern, Y. (2011). COGNITIVE RESERVE IN AGING. Curr Alzheimer Res8(4). Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3135666/