El caso del enfermo de párkinson que acusó a una farmacéutica de convertirlo en un adicto al juego y al sexo.


Algunos fármacos empleados en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, como los agonistas dopaminérgicos, se han asociado a conductas como juego, compras y sexo compulsivo. Conoce la historia de un francés al que le sucedió eso, demandó a la farmacéutica y ¿ganó?

agonistas dopaminérgicos

Didier Jambart, francés residente en Nantes, Francia, padre de dos hijos, esposo de Christine, gerente de banco, consejero local. Jambart era eso que pudiéramos calificar de hombre normal, incluso figura relativamente destacada a nivel local.

Todo cambió en 2003. Después de recibir un diagnóstico de párkinson, Jambart comenzó a tomar un medicamento para los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa.

El fármaco tiene por marca comercial Requip y el principio activo es el ropinirol, un compuesto que ayuda a mantener elevados los niveles de dopamina, un químico cerebral que disminuye notablemente en los enfermos de párkinson.

Dos años después de comenzar el tratamiento con Requip, Jambart era un adicto al juego online, buscaba compulsivamente sexo con otros hombres y había tenido 8 intentos de suicido, en un grito desesperado por salir de una situación en la que no se reconocía a él mismo.

Didier Jambart llegó a vaciar las cuentas de ahorro de la familia, vender los juguetes de sus hijos y distribuir fotos suyas en sitios de citas online. En una de esas citas fue violado.

En 2005, buscando respuestas a lo que le sucedía en Internet, encontró un sitio en el que se advertía de que el Requip se había asociado a una mayor incidencia de trastornos del control de los impulsos en los enfermos de párkinson.

El problema era que esa información no fue facilitada por la compañía responsable del Requip, el gigante farmacéutico inglés GlaxoSmithKline (GSK), así que en 2003 Jambart simplemente tomó el fármaco, ignorando los riesgos. Dos años después fue que pudo hacer la asociación entre su comportamiento y la medicación.

Dejó de tomar Requip y su conducta volvió a la normalidad.

También te puede interesar leer: Síndrome de Parkinson Plus ¿Qué es?

¿Qué es el trastorno del control de los impulsos y cómo se manifiesta?

Una persona con un trastorno del control de los impulsos fracasa al intentar controlar conductas que resultan dañinas para ella o quienes le rodean. Entre los comportamientos que más habitualmente se asocian a este trastorno en los enfermos de párkinson están:

  • Juego compulsivo.
  • Compras sin control
  • Hipersexualidad

Los afectados, o su familia, generalmente manifiestan que anteriormente no eran así y después de tomar la medicación las conductas se disparan. Empiezan a apostar descontroladamente, comen compulsivamente o piensan y buscan sexo casi de forma constante.

El tratamiento pasa por cambiar las dosis del fármaco, incluso cambiar de fármaco, aunque muchas veces lograr una solución es  complejo.

También te puede interesar leer: Compras y juego compulsivos: las otras consecuencias de la medicación para la enfermedad de Parkinson.

Jambart fue contra GlaxoSmithKline (GSK) por no advertir sobre los riesgos de los agonistas dopaminérgicos.

agonistas dopaminérgicos

En el año 2012 Jambart se ganó un espacio en la prensa. Una corte francesa había decido darle la razón en una demanda que lanzó contra GSK por convertirlo en “un adicto al juego y al sexo gay”.

La corte argumentó que, aunque la farmacéutica hizo público los riesgos de Requip en 2006, estos se conocían desde hacía años. Definitivamente los enfermos debían haber sido advertidos.

A Jambart le fue concedida una indemnización de 197 000 euros, aunque él mismo opinó que eso no lograría borrar nunca los años de sufrimiento que atravesaron él y su familia.

El caso de Jambart, aunque muy mediático, no fue el primero en que un enfermo de Parkinson iba contra una farmacéutica por no advertir sobre los riesgos de tomar agonistas dopaminérgicos.

En 2008 fue Boehringer Ingelheim la que se tuvo que rascar el bolsillo y pagar a un policía retirado de EE.UU 8.3 millones de dólares. Las causas fueron semejantes: el policía comenzó a jugar compulsivamente, presumiblemente un comportamiento asociado al tratamiento con Pramipexol, otro agonista dopaminérgico.

La farmacéutica tampoco había advertido de estos riesgos a pesar de ser conocidos desde hacía años.

También te puede interesar leer: Sudoración, hipotensión y estreñimiento entre los síntomas vegetativos del párkinson.

Referencias

Moisse (29 de noviembre de 2012). Parkinson’s Patient Wins Lawsuit Over Gay Sex Addiction. Abc News

Williams. A (29 de noviembre de 2012). Loving husband who claimed Parkinson’s drug turned him into a ‘gay sex addict’ wins £160,000 compensation in a French court. Daily Mail. Disponible en http://www.dailymail.co.uk/health/article-2240249/Didier-Jambart-said-Parkinsons-drug-gay-sex-addict-awarded-160k-French-court.html

Williams. R (29 de noviembre de 2012). Parkinson’s sufferer wins six figure payout from GlaxoSmithKline over drug that turned him into a ‘gay sex and gambling addict’. Independent. Disponible en http://www.independent.co.uk/news/world/europe/parkinsons-sufferer-wins-six-figure-payout-from-glaxosmithkline-over-drug-that-turned-him-into-a-gay-8368600.html

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico.  Si tiene algún comentario que realizar sobre este artículo en específico, no dude en escribirnos a hola@infotiti.com. Por favor, tenga presente enviar junto a su comentario el enlace al artículo al que está haciendo referencia. Gracias!

Búsqueda por etiquetas:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.