Actualizan la clasificación de las epilepsias y los tipos de crisis.

Actualizan la clasificación de las epilepsias y los tipos de crisis.


La Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) lanza una nueva propuesta de clasificación de las epilepsias y los tipos de crisis. No hay grandes novedades y se apuesta por la flexibilidad, según plantean sus creadores.

clasificación de las epilepsias
Crédito de imagen: Epilesia – ILAE

Clasificar es oficio de riesgo, más cuando se trata de llegar a conceptos comunes en un trastorno tan complejo y diverso como la epilepsia. Pero clasificar es necesario. Refleja que se ha avanzado en el conocimiento de una enfermedad y permite que profesionales y enfermos hablen un lenguaje común. Y tal vez lo más importante: orienta el tratamiento a aplicar.

La responsabilidad de clasificar en el campo de la epilepsia recae sobre la Comisión de Clasificación y Terminología de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), que acaba de actualizar la clasificación que hace de las epilepsias y de los tipos de crisis, después que una propuesta del año 2010 recibiera críticas muy intensas.

La ILAE, mediante dos artículos publicados en la revista Epilepsia (tres si tomamos en cuenta el manual de instrucciones), propone que la clasificación tenga 3 niveles, comenzando por determinar el tipo de crisis, posteriormente, si es posible, el tipo de epilepsia y finalmente el síndrome epiléptico.

También te puede interesar leer: Cómo la epilepsia afecta tus emociones.

Clasificación de las crisis epilépticas.

Los autores reconocen que esta propuesta responde más a criterios prácticos que a conocimientos científicos objetivos, por el simple hecho de que la información científica que hay acumulada hasta ahora no permite más.

También aclaran que no hay cambios fundamentales con relación a clasificaciones anteriores (bastante polémicas, por cierto), sino que la actual permite cierta flexibilidad.

Proponen comenzar por clasificar el inicio de las crisis como focal, parcial o desconocido. En las crisis focales se debería especificar si se ve alterado el nivel de consciencia de la persona y, a continuación, si tiene un comienzo con afectación motora o no.

En las personas con crisis generalizadas recomiendan también especificar si estas tienen un compromiso motor o no. Ofrecen además la descripción de síntomas específicos que permiten un mayor nivel de detalle en la clasificación.

En el caso de las crisis de inicio desconocido se describen varias características que pueden estar presentes, por ejemplo: alteraciones motoras o espasmo epiléptico.

Tipos de epilepsia y síndromes epilépticos.

Aunque no siempre se puede llegar a identificar el tipo de epilepsia que tiene una persona, el análisis clínico junto a los resultados del electroencefalograma pueden llevar a definir uno de los siguientes tipos:

  • Focal
  • Generalizada
  • Desconocida
  • Combinada general y focal

Este último tipo es una nueva propuesta de la actual clasificación.

El tercer nivel de clasificación ocurre si se llega a identificar un síndrome epiléptico. Estos están definidos no solo por el tipo de crisis, sino que varias personas pueden tener un mismo tipo de síndrome epiléptico porque comparten características comunes como edad de inicio, desencadenantes, respuesta al tratamiento o evolución.

También te puede interesar leer: Epilepsia en adultos mayores: conoce sus particularidades.

¿Qué causa la epilepsia?


No es suficiente con reconocer el tipo de crisis y el tipo de epilepsia, intentar definir su causa es igual de importante, sobre todo de cara al tratamiento. La actual propuesta plantea 6 tipos de causas:

  • Estructurales: se ven alteraciones en las pruebas de neuroimagen, a menudo son alteraciones adquiridas, debido, por ejemplo, a un ACV o responden a causas genéticas.
  • Genéticas: debido generalmente a una mutación
  • Infecciosas: es la causa más común de epilepsia a nivel mundial. Por ejemplo, las crisis epilépticas pueden darse en personas con VIH o tuberculosis
  • Metabólicas: la epilepsia puede aparecer como una característica central de algunas alteraciones metabólicas, como porfirias
  • Inmunes: ocurre como resultado de una alteración autoinmune que afecta el sistema nervioso central
  • Desconocidas: en muchos pacientes, a pesar de los avances en materia diagnóstica, aun no se puede llegar a definir la causa de la epilepsia

Los investigadores no olvidan mencionar que muchas alteraciones pueden estar acompañando a las personas con epilepsia, como problemas de aprendizaje o del comportamiento.

Falta ver cómo será recibida esta nueva propuesta de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), que en ocasiones anteriores no ha logrado grandes apoyos dentro de los profesionales ¿Esta vez será diferente?

También te puede interesar leer: Epilepsia y problemas cognitivos: cuando más que las crisis, la mala memoria es la que molesta.

Referencias

Scheffer IE, Berkovic S, Capovilla G, et al (2017). ILAE classification of the epilepsies: position paper of the ILAE Commission for Classification and Terminology. Epilepsia. doi:10.1111/epi.13709

Fisher RS, Cross H, French JA, et al (2017).  Operational classification of seizure types by the International League Against Epilepsy: Position Paper of the ILAE Commission for Classification and Terminology(2017). Epilepsia. doi:10.1111/epi.13670

Fisher RS, Cross H, D’Souza C, et al. Instruction manual for the ILAE 2017 operational classification of seizure types. Epilepsia. doi:10.1111/epi.13671