Parkinson avanzado: síntomas y tratamientos.


El Parkinson avanzado se caracteriza por la poca efectividad de los medicamentos, fluctuaciones motoras, discinesias y mayor número de problemas no motores como deterioro intelectual, alteraciones del sueño y psicosis.

Parkinson avanzado

El Parkinson avanzado no está definido temporalmente. No hay algo así como “a los tres años el enfermo está en fase avanzada de la enfermedad de Parkinson”. No, el tiempo es muy variable porque variable es el enfermo y su mal.

Hay personas que llegan a la fase avanzada de párkinson en menos de 5 años, hay otras que se mantienen más de una década sin llegar ahí.

Ya hemos hablado sobre las fases de esta enfermedad. Hemos mencionado la clasificación más conocida que habla de cinco fases. Cuando nos referimos al párkinson avanzado, estamos fundamentalmente hablando de las fases 4 y 5.

Ahora bien ¿todos los enfermos llegan a estar en fase avanzada? ¿Cómo saber que se ha llegado? ¿Hay factores que pueden indicar una progresión más rápida? Si sigues leyendo, te podrás enterar de todo esto.

¿Todos los enfermos evolucionan hasta la fase avanzada de la enfermedad?

Si bien es cierto que la mayoría de los enfermos terminará teniendo síntomas de párkinson avanzado, también es verdad que una proporción minoritaria de los afectados se mantiene durante décadas en fases medias de la enfermedad.

En un porcentaje elevado de personas (los más) llegar a ese punto tomará más de 10 años desde el diagnóstico, en otros la enfermedad tiene una progresión más rápida y en menos de 5 años se puede llegar a estar en fase de Parkinson avanzado.

¿Cómo saber que se está en fase de Parkinson avanzado? Los síntomas.

Parkinson avanzado

Ya decíamos que el tiempo trascurrido no determina la fase de la enfermedad, de ahí la variabilidad temporal que mencionamos antes. La fase está determinada por los síntomas, que se hacen más invalidantes, y por la poca eficacia de la medicación.

Las personas en fase avanzada de párkinson ven como los medicamentos que antes eran casi mágicos, ahora ya apenas hacen efecto. O peor aún: comienzan a surgir síntomas que pueden ser más difíciles de tratar que los propios de la enfermedad.

Desde el punto de vista motor, en el Parkinson avanzado el enfermo experimenta:

  • Fluctuaciones motoras: el efecto de la medicación dura menos tiempo, de ahí que los síntomas surjan más rápido que antes. También aparecen en momentos inesperados, cuando no deberían estar. También es posible que una dosis de fármacos no haga efecto o lo haga muy tarde.
  • Discinesias: una de las complicaciones motoras más temidas por los enfermos. Son movimientos involuntarios que escapan totalmente de su control y que afectan significativamente su calidad de vida.
  • Se hacen más comunes e invalidantes síntomas como falta de equilibrio, alteraciones de la postura y el bloqueo de la marcha, lo que eleva el riesgo de caídas
  • Problemas para articular las palabras
  • Problemas para tragar

Desde el punto de vista no motor, el enfermo puede ver cómo se intensifican síntomas previos. Por ejemplo:

  • Alteraciones del sueño, en especial los despertares frecuentes durante la noche, la somnolencia diurna y el trastorno de la conducta del sueño REM
  • Estreñimiento
  • Hipotensión ortostática, es decir, bajadas bruscas de tensión arterial al cambiar de postura (otro riesgo de caídas)
  • Dolores de diferentes tipos. Algunos mejoran cuando la medicación hace efecto
  • Problemas para controlar los impulsos
  • Alteraciones del funcionamiento mental, que en algunos enfermos puede llegar al extremo de la demencia. Hacemos énfasis en que no todas las personas con párkinson terminan desarrollando demencia. Si te interesa seguir profundizando en este tema, te aconsejamos leer:

Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Síntomas, causas y tratamientos.

Generalmente, las personas con Parkinson avanzado dependen de sus cuidadores para la realización de actividades básicas de la vida diaria, como ducharse. En los casos más avanzados el enfermo puede que ya no ande por sí mismo y necesite ayuda para desplazarse.

Repetimos: la evolución de cada persona es muy particular. Algunos enfermos manifestarán unos síntomas y otros no. En algunos la evolución será muy rápida, otros afortunados pasan años sin grandes cambios.

¿Hay algo que indique si la evolución será más rápida o más lenta?

Parkinson avanzado

100 % fiable no hay ningún indicador. Es decir, no hay algo que pueda interpretarse como “si tienes x síntoma en tu segundo año de enfermedad, a los 5 años ya estarás en la fase avanzada”.

Sin embargo, sí hay un conjunto de manifestaciones que se han asociado a peor evolución de del párkinson. Por ejemplo:

  • Que el diagnóstico se haya hecho en edades muy avanzadas. Todo parece indicar que se conjuga el daño que de por sí ya hace la enfermedad con aquellos cambios asociados al envejecimiento
  • Mayor tiempo de evolución: mientras más años lleves con párkinson, mayores son las posibilidades de pasar a la fase avanzada
  • La presencia desde fases tempranas de la enfermedad de síntomas como falta de equilibrio y problemas de la marcha
  • Que el enfermo manifieste trastorno de la conducta del sueño REM. Una peculiar alteración sobre la que puedes saber más en el link anterior.
  • Síntomas como alucinaciones y delirios
  • Depresión

También te puede interesar leer: Subtipos de la enfermedad de Parkinson: diferentes rostros de un mismo mal.

Tratamiento del Parkinson avanzado.

Opciones de tratamiento hay muchas, aunque estas no sean todo lo efectivas que desean los enfermos. De hecho, hay tantas opciones que ellas solas necesitarían un artículo aparte. Además, el tratamiento depende esencialmente de los síntomas de cada persona.

En el caso de las alteraciones motoras seguramente el médico comenzará variando la frecuencia de las dosis de fármacos, introduciendo medicamentos nuevos que optimicen el efecto de la levodopa o, en el caso de que exista discinesia, prescribiendo compuestos que ayuden a controlar ese síntoma.

En el Parkinson avanzado es importante que la persona no abandone las terapias no farmacológicas, como la fisioterapia o la terapia ocupacional, algo que lamentablemente ocurre con demasiada frecuencia.

Hay casos en que se acude a métodos más invasivos, como la infusión directamente al duodeno de levodopa mediante un tubo muy fino, un sistema denominado Duodopa. En los últimos años también han ganado en popularidad procedimiento como la estimulación cerebral profunda y el ultrasonido focal.

Es importante que la persona con Parkinson avanzado y sus familiares sepan que hay opciones, que muchas veces lleva tiempo encontrar la mejor combinación de medicamentos, que puede ser frustrante, desesperante, pero que hay que insistir.

También te puede interesar leer: Ultrasonido focal para la enfermedad de Parkinson.

Referencias

Gardner y Wichmann (n.d):Manejo de la Enfermedad de Parkinson en su Etapa Avanzada. Disponible en http://www.parkinson.org/sites/default/files/Manejo_de_la_enfermedad_de_Parkinson_en_su_etapa_avanzad.pdf

Kulisevsky, J. et al (2013): Enfermedad de Parkinson avanzada. Características clínicas y tratamiento (parte I). Neurología. Disponible en http://www.elsevier.es/es-revista-neurologia-295-articulo-enfermedad-parkinson-avanzada-caracteristicas-clinicas-S0213485313001175

Varanese, S. Birnbaum, Z. Rossi,R. Di Rocco, A (2010) Treatment of Advanced Parkinson’s Disease. Parkinsons Dis. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3038575/

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: