Asocian las bajadas rápidas de tensión arterial en la mediana edad a mayor riesgo de demencia.

Asocian las bajadas rápidas de tensión arterial en la mediana edad a mayor riesgo de demencia.


Vinculan la hipotensión ortostática en la mediana edad a mayor riesgo de demencia 20 años después.

Hipotensión ortóstatica en los enfermos de párkinson

Me ha pasado alguna que otra vez: estoy acostada, me incorporo muy bruscamente y siento que me mareo, incluso que mi visión se vuelve un poco borrosa. Es, posiblemente, un episodio de lo que se denomina hipotensión ortostática, una bajada brusca de tensión arterial debido a cambios posturales.

Un grupo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins presentó recientemente un estudio en el que asocia la hipotensión ortostática en la mediana edad a mayor riesgo de demencia 20 años después. Aunque los resultados llevan muchos signos de interrogación alrededor, ya verás por qué.

También te puede interesar leer: Hipotensión ortostática en los enfermos de párkinson: un problema muy frecuente.

40% más posibilidades de desarrollar demencia.

Los investigadores analizaron los datos recopilados por un proyecto que lleva estudiando a más de 15 mil personas desde 1987. En esta ocasión la atención se centró en 11 503 individuos que al inicio del estudio no padecían de ninguna enfermedad cardiovascular. La media de edad de los investigados era de 54 años.

En una primera visita, estas personas permanecieron acostadas durante 20 minutos, después se les solicitó que se pusieran de pie y se midió la tensión arterial. En aquellos en que se produjo una bajada de más de 20 mm Hg de presión arterial sistólica o de 10 mm Hg de tensión diastólica, se consideró que había sucedido un episodio de hipotensión ortostática.

20 años después, las personas que experimentaron esas bajadas bruscas de tensión arterial tenían 40% más de posibilidades de padecer demencia que el resto de los estudiados, y de forma general, su deterioro cognitivo era 15% mayor.

Según opina una de las investigadoras que participó en este estudio, la Dra. Andrea Rawlings:

Es un hallazgo significativo y necesitamos entender mejor lo que está sucediendo «.

Tomemos los resultados con cautela: son más las dudas que las certezas.

Aunque los investigadores hipotetizan que la disminución temporal de flujo de sangre al cerebro puede ser una explicación a este fenómeno, en realidad admiten que por el momento son datos que llevan a otras interrogantes, más que dar respuestas.

La investigación tampoco se luce por su solidez: después de esa primera visita, apenas se tienen datos sobre la hipotensión ortostática en los participantes ¿Fue algo puntual? ¿Era un episodio común en ellos? No se sabe.

Igualmente, ya son varios los estudios que apuntan a cierta relación entre la hipotensión ortostática y la variación en las habilidades mentales, algo que merece ser más investigado.

También te puede interesar leer: Esto es curioso: las habilidades mentales de las personas con párkinson cambian según su postura.

Referencias

Benham, B. & Health, J. (2017). Rapid Blood Pressure Drops In Middle Age Linked to Dementia in Old Age. Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health. Disponible en  http://www.jhsph.edu/news/news-releases/2017/rapid-blood-pressure-drops-in-middle-age-linked-to-dementia-in-old-age.html