Estimulación cerebral profunda en el párkinson ¿Por qué se aumenta de peso?

Estimulación cerebral profunda en el párkinson ¿Por qué se aumenta de peso?


Varios factores, entre ellos menor sensibilidad a las recompensas y disminución de las dosis de medicamentos, explican por qué después de pasar por estimulación cerebral profunda en el párkinson se aumenta de peso.

DBS parkinson

Investigadores italianos, pertenecientes a la Escuela Internacional de Estudios Avanzados en Trieste, Italia han concluido que la ganancia de peso que se produce en las personas con párkinson que pasan por estimulación cerebral profunda (DBS por sus siglas en inglés) tiene un origen multifactorial.

La estimulación cerebral profunda es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se implanta al enfermo de párkinson unos electrodos en áreas muy precisas del cerebro. Los electrodos van conectados a un generador de energía (colocado fuera del cráneo, en una zona alrededor del pecho) llamado neuroestimulador.

La estimulación que proveen los electrodos regula la actividad de esas áreas cerebrales. Es un procedimiento para aquellos casos en que la medicación ya no resulta efectiva controlando los síntomas del párkinson. Una opción cada vez más popular entre las personas en fase avanzada.

El aumento de peso después de recibir DBS es una consecuencia indeseada, pero ocurre con frecuencia, según confirma una investigación recientemente publicada en la revista Cortex.

También te puede interesar leer: Parkinson avanzado: síntomas y tratamientos.

Poco control de los impulsos y más deseos de comer, por eso aumentas de peso.

Los investigadores estudiaron un total de 18 enfermos de párkinson que recibieron DBS. Evaluaron variables como depresión, incapacidad de sentir placer (anhedonia), impulsividad o sensibilidad a la recompensa, en tres ocasiones:

  • Antes de que la persona con párkinson pasara por DBS
  • 5 días después de ser implantados los electrodos, pero aún sin funcionar
  • 30 días después de la intervención, con la estimulación funcionando

¿Qué encontraron? Dejemos que sea una de las autoras del estudio, la Dra. Raffella Rumiati, quien lo cuente:

Nuestros resultados han confirmado un aumento significativo de peso durante los meses posteriores a la operación. Consistente con una alteración del sistema de recompensas, la variación de peso ha demostrado ser más notable en aquellos pacientes que, después de la intervención, han mostrado más de deseos de comer”.

Y añade:

Sin embargo, también hemos observado la importancia de las características individuales, como la impulsividad atencional, es decir, la tendencia a tomar decisiones repentinas, y las características relacionadas con la enfermedad, como su duración y la reducción de la carga farmacológica «.

Los resultados sugieren que el aumento de peso no solo responde a factores relacionados con la propia intervención, como una menor sensibilidad a las recompensas (por ejemplo, necesitan más comida para sentirse satisfechos o no la sienten con tanto sabor como antes), sino que las propias características de los enfermos terminan influyendo en su conducta alimentaria.

Por ejemplo, se encontró que la impulsividad, un rasgo personal, era más común en los que ganaron peso. Los resultados sirven para alertar a los profesionales sobre las personas que están en mayor riesgo de aumentar de peso después de pasar por estimulación cerebral profunda.

También te puede interesar leer: Párkinson y nutrición: 10 informaciones que te pueden interesar.

Referencias

SCUOLA INTERNAZIONALE SUPERIORE DI STUDI AVANZATI(2017): Parkinson: Weight gain after deep brain stimulation. Disponible en https://www.eurekalert.org/pub_releases/2017-05/sisd-pwg050417.php

Marilena Aiello ,  Roberto Eleopra,  Francesco Foroni,  Sara Rinaldo,  Raffella I. Rumiati ,  (2017): Weight gain after STN-DBS: The role of reward sensitivity and impulsivity. Cortex. Disponible en http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0010945217301193