Epilepsia fotosensible: desencadenantes y factores de riesgo.


La epilepsia fotosensible, más allá de los mitos populares, es una condición que afecta a miles de personas en el mundo. En este mundo hiper-iluminado aprender a reconocer las fuentes de luz nocivas es esencial.

epilepsia fotosensible

Una de cada 100 personas en el mundo padece de epilepsia y de ellas, el 3% sufre de la denominada epilepsia fotosensible

La epilepsia es un trastorno documentado desde hace siglos por el hombre. Incluso en la biblia se encuentran referencias a personas que la padecían. Se caracteriza por la presencia de crisis recurrentes que surgen debido a descargas neuronales alteradas.

Existen muchos subtipos de epilepsia. Si se desconocen los factores que la han ocasionado se le denomina idiopática. Si se demuestra la lesión estructural en el cerebro entonces es epilepsia sintomática. También existen clasificaciones que dependen de la amplitud de la lesión o de los síntomas.

Específicamente hablamos de epilepsia fotosensible cuando las convulsiones (si llegan a ocurrir) y el resto de los síntomas que suceden durante una crisis son desencadenados por determinados estímulos luminosos o por el contraste entre algunos patrones de luz y oscuridad.

También te puede interesar leer: Actualizan la clasificación de las epilepsias y los tipos de crisis.

¿Cuáles estímulos ocasionan con más frecuencia la epilepsia fotosensible?

Si tú o algunos de tus familiares son epilépticos, dado el riesgo que supone la fotosensibilidad, es importante que aprendas a distinguir cuales son los desencadenantes más frecuentes.

Según muchos especialistas, uno de los estímulos que con más frecuencia la desencadena son las luces que emiten las lámparas estroboscópicas en las discotecas.

De forma general la percepción de luz parpadeante o los cambios abruptos de luz/oscuridad son estímulos considerados de alto riesgo. Según el profesor Stefano Seri, de la Universidad Aston, en Birmingham, Inglaterra,,el rango más sensitivo es el de 15 y 25 flashes por segundoLa pantalla de televisión, sobre todo si es una pantalla de grandes dimensiones y es observada desde menos de un metro de distancia, también puede convertirse en un desencadenante de las crisis.

Aunque no son tan frecuentes como en el caso de los receptores de televisión, es importante tener cuidado también con las pantallas de ordenador, pues la luz que emiten pudiera constituirse en un estímulo nocivo.

Recientemente se hizo muy conocido el caso de un periodista y escritor estadounidense, Kurt Eichenwald, al le provocaron una crisis epiléptica con un mensaje a través de Twitter.

El tweet contenía una imagen de luz parpadeante y fue enviado con el propósito expreso de provocar la crisis.

También te puede interesar leer: Muerte súbita en epilepsia, ¿qué dice la guía más actual sobre este tema?

¿Existen factores que aumentan mi fotosensibilidad?

Sí, y si padeces de epilepsia fotosensible deberías tenerlo en cuenta. Hay quien dice que el conocimiento es poder y en este caso, podrás intentar controlar de cierto modo tu predisposición a las crisis.

La fotosensibilidad aumenta con el cansancio, el estrés o la excitación. Algunas actividades combinan los tres elementos, por lo cual es necesario evitarlas.

Un ejemplo: permanecer durante largo tiempo y sin descanso jugando videojuegos. No es que no lo hagas un rato, pero ya sabes, todo exceso es malo, reza la sabiduría popular.

Cerrar mucho tu campo visual tampoco es aconsejable. Algunas personas acostumbran a ver la televisión demasiado cerca de la pantalla. De esta manera reduces el campo visual y te expones a una luz nociva para ti. Sobra decirte que lo evites.

Un patrón de luz y oscuridad que cambié rápidamente crea un efecto de desorientación que pude desencadenar las crisis.

Tampoco es muy conveniente que veas la televisión en una habitación oscura por completo.

También te puede interesar leer: Epilepsia y problemas cognitivos: cuando más que las crisis, la mala memoria es la que molesta.

 

Referencias bibliográficas

Covanis A. Photosensitivity in idiopathic generalized epilepsies. Epilepsia. 2005;46(Suppl.9):67-72

Harding GF, Harding PF. Photosensitive epilepsy and image safety. Appl Ergon. 2010;41:504-8.

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: