Las tres intervenciones más prometedoras para prevenir el alzhéimer.

Las tres intervenciones más prometedoras para prevenir el alzhéimer.


Control de la tensión arterial, entrenamiento cognitivo y aumento de la actividad física entre los tres pilares para prevenir el alzhéimer y el deterioro del cerebro, según concluye un informe elaborado por expertos de instituciones estadounidenses.

prevenir el alzhéimer

Que si el deporte, que si la dieta, que si la socialización…¿Cuántas cosas has leído que pueden disminuir tu riesgo de alzhéimer? Aquí mismo, en nuestra web, hablamos constantemente de los factores que pueden ayudarte a proteger el cerebro a medida que pasan los años.

Pero una cosa es lo que diga un estudio particular y otra cuando se toman todos los estudios que se han realizado sobre un tema, se evalúa su calidad y se comparan los resultados. Entonces las conclusiones pueden ser muy diferentes de las que esperamos.

Algo semejante fue lo que hizo el Instituto Nacional sobre Envejecimiento de EE.UU: encargó a un grupo de expertos de dos instituciones independientes que revisaran la evidencia que había hasta el momento sobre la eficacia de las intervenciones para prevenir el alzhéimer o enlentecer el deterioro cognitivo asociado a la edad.

¿Sus conclusiones? Que el control de la tensión arterial, el entrenamiento cognitivo y el aumento de la actividad física muestran beneficios modestos, pero no concluyentes.

El informe señala que la evidencia acumulada hasta el momento no justifica una campaña pública a favor de estas estrategias para prevenir el alzhéimer, pero—y esto es importante— como comenta uno de los autores del informe, el Dr. Alan I. Leshne:

“(…) la evidencia es lo suficientemente fuerte como para sugerir que el público, al menos, debe tener acceso a estos resultados para tener una información que le ayude en sus decisiones sobre cómo pueden invertir su tiempo y recursos en mantener la salud cerebral durante el envejecimiento”.

Las tres claves para combatir el alzhéimer y el envejecimiento del cerebro.

Como ya avanzamos, son tres los factores que los investigadores identificaron como prometedores en la lucha contra el alzhéimer, aunque no todos vinculados directamente a la prevención de la enfermedad. Por ejemplo:

prevenir el alzhéimer

  • El entrenamiento cognitivo, basado en actividades orientadas a mejorar procesos como la memoria o la atención, parece prometer ralentizando el deterioro cognitivo asociado a la edad.
  • El control de la hipertensión podría influir previniendo a retrasando la aparición de demencia debida a la enfermedad de Alzheimer.
  • El aumento de la actividad física puede que se traduzca en un enlentecimiento del deterioro cognitivo asociado a la edad.

Es importante recordar que el deterioro cognitivo asociado a la edad, que se manifiesta habitualmente en olvidos cotidianos y menor capacidad de organización, no significa en ningún momento que la persona tiene alzhéimer, sino que puede formar parte de un envejecimiento normal.

Por qué las evidencias son insuficientes.

Ya se andarán preguntando si después de tanto investigar no es hora de que haya resultados más concluyentes. Pero no, no los hay, debido a tres razones fundamentales:

  • El número de estudios totales realizados sobre este tema es abundante, sin embargo, los estudios de calidad, que cumplen con los más altos estándares científicos, aún son escasos.
  • Las investigaciones no han seguido durante un tiempo lo suficientemente prolongado el resultado de las intervenciones como para afirmar que los beneficios se mantienen en el tiempo.
  • Los resultados son inconsistentes a lo largo de los estudios, con algunos que apoyan la eficacia de estas intervenciones y otros que no.

Entonces, las preguntas de siempre ¿Vemos el vaso medio lleno o medio vacío? ¿Las intervenciones son muy prometedoras y mejor ir dándonos por enterados? ¿O no hay evidencias suficientes, mejor esperar a ver con qué nos salen más adelante? La decisión es nuestra.

Referencias

Alan I. Leshner, Story Landis, Clare Stroud, and Autumn Downey (2017): Preventing Cognitive Decline and Dementia: A Way Forward

The national academies of sciences, engineering, and medicine (2017): Evidence Supporting Three Interventions That Might Slow Cognitive Decline and the Onset of Dementia Is Encouraging but Insufficient to Justify a Public Health Campaign Focused on Their Adoption. Disponible en http://www8.nationalacademies.org/onpinews/newsitem.aspx?RecordID=24782&_ga=2.236211713.1404220338.1498162383-1236052577.1498162383