test genético

La tasa de atrofia cerebral en la esclerosis múltiple secundaria progresiva se reduce significativamente con un antioxidante.


El antioxidante, que es de venta libre, redujo hasta en 68% la tasa de atrofia cerebral anual en la esclerosis múltiple secundaria progresiva. A finales de este año se comenzará otro ensayo clínico.

atrofia cerebral en la esclerosis múltiple

El ácido lipoico, un antioxidante de venta libre que ayuda a controlar el número de radicales libres y a reparar el daño producido por procesos de oxidación, parece enlentecer la pérdida de volumen cerebral que experimentan las personas con esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP).

A estas conclusiones llegó un grupo de investigadores estadounidenses que analizó el efecto de administrar 1200 mg diarios de ácido lipoico a 27 personas con EMSP durante dos años. Los resultados del estudio han sido publicados recientemente en la revista Neurology.

Los autores llegan a sugerir cierta superioridad del ácido lipoico frente a Ocrevus, el fármaco que recién salió al mercado estadounidense como tratamiento de la esclerosis múltiple primaria progresiva. Pero esa sugerencia lleva muchos paréntesis.

Sigue leyendo, que ya te cuento todo.

También te puede interesar leer: Neurodegeneración en la esclerosis múltiple.

68% de reducción en la tasa de atrofia cerebral en la esclerosis múltiple secundaria progresiva.

En la investigación se incluyó a un total de 51 personas con EMSP, de ellas, como ya adelantamos, 27 recibieron ácido lipoico y 24 un compuesto placebo. Al inicio del estudio y después cada año, lo participantes recibieron una resonancia magnética para valorar el volumen cerebral.

Recordemos que la atrofia cerebral es la pérdida de volumen del cerebro que surge como consecuencia de la degeneración y muerte de células cerebrales. Un estudio reciente halló que en las personas con formas progresivas de esclerosis múltiple existía un 39% menos de neuronas.

atrofia cerebral en la esclerosis múltiple

Lo anterior no es más que la esencia de la neurodegeneración, que se traduce en daños neurológicos permanentes y discapacidad. Tan solo enlentecer el avance de la atrofia cerebral es un gran paso para los afectados por EM.

Y eso es lo que parece hacer el ácido lipoico, según el más reciente estudio. Al analizar los datos obtenidos, los investigadores concluyeron que en el grupo que sí fue tratado con este compuesto la tasa de pérdida de volumen cerebral anual se redujo en un 68%.  Una cifra que no se alcanzó en el grupo que solo recibió un placebo.

Los autores comparan la cifra anterior con los datos que se manejan actualmente sobre Ocrevus, el fármaco recientemente aprobado para el tratamiento de la esclerosis múltiple primaria progresiva.

Ocrevus disminuía ese ritmo de deterioro en 17.5%, pero hay que tener en cuenta que son datos extraídos de investigaciones en personas con EM primaria progresiva, mientras en este estudio solo se incluyeron casos de EMSP. No se puede hablar de la superioridad de uno u otro solo basándonos en estos estudios.

También te puede interesar leer: De la esclerosis múltiple recurrente-remitente a la EM secundaria progresiva: la transición.

Efectos secundarios del ácido lipoico como tratamiento de esclerosis múltiple secundaria progresiva.

Como efectos secundarios más comunes en las personas que recibieron el ácido lipoico se mencionan las alteraciones gastrointestinales. Aunque si se profundiza un poco más hay un dato que llama la atención: en los tratados con el antioxidante se produjo un agrandamiento del volumen de las lesiones medidas por resonancia magnética.

Una situación ante la que los científicos claramente declaran que tienen que seguir investigando, para ver si se trata realmente de una consecuencia del ácido lipoico o responde a otras razones.

Los siguientes estudios no se harán esperar y ya están planificando para finales de este año comenzar un nuevo ensayo clínico ¿Veremos el ácido lipoico estar al nivel de Ocrevus? Eso aún está por demostrar.

También te puede interesar leer: Esclerosis múltiple primaria progresiva: síntomas, diferenciación y tratamiento.

Referencias

Rebecca Spain, Katherine Powers, Charles Murchison, Elizabeth Heriza, Kimberly Winges, Vijayshree Yadav, Michelle Cameron, Ed Kim, Fay Horak, Jack Simon, and Dennis Bourdette (2017):  Lipoic acid in secondary progressive MS: A randomized controlled pilot trial Neurol Neuroimmunol Neuroinflammation

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: