test genético

Expertos llaman a desarrollar una “estatina para el alzhéimer”.


Los científicos creen que las condiciones están creadas para ir a por una estatina para el alzhéimer. En su opinión, hay que intervenir cuando aún no hay ningún signo ni síntoma de la enfermedad.  

estatina para el alzhéimer

El llamado no es nuevo, pero es bueno que se repita, más cuando se hace desde un espacio tan privilegiado como es la revista Nature.

Dos expertos en el campo del alzhéimer, los profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington Eric McDade y Randall J. Bateman, han publicado recientemente un artículo en Nature en el que urgen a buscar fármacos preventivos para la enfermedad.

En opinión de los investigadores las condiciones estás creadas y hay que ir a por ello de forma urgente e inapelable.

Prevenir incluso antes de que haya el más mínimo signo de la enfermedad.

Nada de prevenir cuando se detecten ligeros despistes o las primeras acumulaciones de placas en el cerebro. No, para estos expertos ese momento ya es muy tarde, como han ido demostrando los numerosos fracasos de la industria farmacéutica que trataban a personas en fase inicial de alzhéimer.

En su opinión, una prevención real debe empezar aún cuando la enfermedad no ha comenzado a desarrollarse ¿Y cómo saber, si no hay señales, que el alzhéimer llegará?

Pues con ayuda de los cientos de personas que son portadoras de mutaciones genéticas que prácticamente las condenan a desarrollar la enfermedad antes de los 65 años. Conocer por adelantado quién terminará desarrollando alzhéimer permite investigar todos los cambios que se producen antes en el organismo.

También hay proyectos, en EE.UU e Inglaterra fundamentalmente, que llevan siguiendo a grupos de personas desde hace más de 40 años. La información que han aportado y seguirán aportando es en extremo valiosa.

También te puede interesar leer: Las tres intervenciones más prometedoras para prevenir el alzhéimer.

Hasta ahora se ha intervenido muy tarde…incluso cuando se creyó hacerlo temprano.

estatina para el alzhéimer

Con las proyecciones de que para el 2030 alrededor de 70 millones de personas en el mundo vivirán con alzhéimer, no es momento para tomarlo con calma. Para McDade y Bateman hasta ahora se ha intervenido muy tarde.

En un inicio, allá por la década de los 80, la investigación se centró en controlar los síntomas, después ha ido buscando una cura, o al menos un enlentecimiento de la enfermedad, pero centrándose fundamentalmente en personas en fases moderadas, incluso avanzada, de alzhéimer.

Desde hace 5 años aproximadamente, la idea de la intervención temprana ha calado y los ensayos clínicos se han ido enfocando en personas en fases muy tempranas de la enfermedad.

En algunos casos cuando ya se detectaban déficits cognitivos y en otros, cuando aún no existían esos problemas, pero en las pruebas de neuroimagen y otras, sí se constataban cambios fisiológicos asociados al alzhéimer.

Ahora toca ir mucho más adelante, toca buscar la estatina para el alzhéimer que impida que las primeras señales de la enfermedad aparezcan.

También te puede interesar leer: Ginkgo biloba para el cerebro ¿Y eso realmente funciona?

Las condiciones están creadas para crear una estatina para el alzhéimer.

McDade y Bateman consideran que las condiciones ahora mismo son favorables para buscar ese objetivo. Se apoyan en cuatro factores:

  • Se ha acumulado mucho conocimiento sobre la evolución de la patología alzhéimer.
  • Existen miles de personas concienciadas, que voluntariamente están implicadas en proyectos de investigación y dispuestas a colaborar en los que surjan.
  • Los gobiernos y otras fuentes de financiación están más dispuestos a aportar fondos para buscar solución a un problema gigante.
  • Existen prometedoras terapias, especialmente las dirigidas a la beta amiloide, la proteína vinculada al origen y evolución de la enfermedad de Alzheimer.

Este último punto, el de elegir la beta amiloide como la diana a la que dirigir terapias, los investigadores saben que es polémico. En los últimos años la mayoría de los fármacos que se han probado y que iban dirigidos a actuar sobre la beta amiloide han fracasado. El más sonado de esos fracaso fue el de Elly Lilly con Solanezumab.

McDade y Bateman creen que el fracaso ha venido porque se hizo “muy poco, muy tarde” ¿Interviniendo antes se logrará frenar la enfermedad en las generaciones más jóvenes? Ellos creen que sí. Y nosotros deseamos que tengan razón.

También te puede interesar leer: Alzheimer hereditario ¿Cuándo ocurre y cómo saber que está presente?

Referencias

McDade y Bateman (2017): Stop Alzheimer’s before it starts. Nature. 547, 153–155. Disponible en http://www.nature.com/news/stop-alzheimer-s-before-it-starts-1.22274

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: