Atrofia multisistémica síntomas, causas y tratamiento.


La atrofia multisistémica puede llegar a ser confundida con la enfermedad de Parkinson, pero la pobre respuesta a la levodopa ayuda a despejar las dudas. Por el momento no tiene cura, pero la investigación científica intenta buscar soluciones.

atrofia multisistémica

Al hablar de atrofia multisistémica (AM) nos estamos refiriendo a un trastorno de tipo neurodegenerativo. Esta enfermedad tiene un carácter progresivo y sus síntomas pueden afectar tanto al sistema nervioso autónomo (desmayos, disminución de la frecuencia cardiaca) como incluir trastornos del movimiento (en ocasiones similares a los que se observan en la enfermedad de Parkinson).

Se trata además de una enfermedad que actualmente no tiene cura y que tiene una media de inicio alrededor de los 53 años. La esperanza de vida en la atrofia multisistémica después del diagnóstico es de 9 a 10 años, aunque es un dato muy variable.

Causas de la atrofia multisistémica.

En un sentido estricto, las causas de la atrofia multisistémica son desconocidas. Ciertamente se conoce que existe una disfunción en las células nerviosas del cerebro y la medula.

Al parecer tal disfunción se debe a la acumulación de una proteína denominada alfasinucleína en células productoras de un neurotransmisor, la dopamina, utilizado por el sistema nervioso en la regulación de los movimientos.

Atrofia multisistémica: síntomas.

Las manifestaciones de esta enfermedad incluyen tanto síntomas parkinsonianos, como aquellos denominados cerebelosos y afectaciones al sistema autónomo.

Cuando comienza a instaurarse, la AM puede presentar   síntomas similares a aquellos con que inicia la enfermedad de Parkinson. Así los pacientes pueden ver disminuidos sus movimientos espontáneos, y percibir temblores o rigidez muscular.

Es posible que aparezca una cierta torpeza, o haya caídas frecuentes por la pérdida de equilibro. Pueden presentarse además dificultades para tragar y afectaciones del sistema nervioso autónomo, como disminución de la tensión arterial al incorporarse, así como problemas en el control vesical.

Luego de esta etapa inicial la sintomatología suele configurar dos tipos fundamentales de atrofia multisistémica:

  • Atrofia multisistémica de tipo parkinsoniano
  • Atrofia multisistémica de tipo cerebeloso.

También te puede interesar leer: Trastornos del movimiento: pinceladas para que no te sientas desorientado.

Atrofia multisistémica de tipo parkinsoniano.

atrofia multisistémica

En este tipo se mantienen las características del Parkinson: movimiento lento, rigidez muscular, temblores, dificultades en el mantenimiento del equilibrio y la coordinación, así como disfunciones del sistema nervioso autónomo.

Es importante aclarar que en esta variante de la enfermedad, a pesar de sus similitudes con el Parkinson, la respuesta a la levodopa, medicamento esencial en dicho trastorno, es pobre y transitoria.

Atrofia multisistémica de tipo cerebeloso.

La atrofia multisistémica cerebelosa suele manifestarse a través de síntomas como dificultades para tragar y hablar, voz trémula, problemas en el logro y mantenimiento del equilibro y la coordinación motora.

Además, los afectados por atrofia multisistémica pueden tener otras manifestaciones clínicas como contracturas musculares, posturas anormales en algunas partes del cuerpo, como el llamado síndrome de Pisa donde el cuello si inclina a un lado como la famosa torre homónima.

También risa y llanto sin sentido y control aparentes, lo que se conoce como afección pseudobulbar.


Tratamiento de la atrofia multisistémica.

En este momento no se conoce aún ningún tratamiento efectivo para la atrofia multisistémica, aunque si se están llevando a cabo ensayos clínicos con el fin de probar la eficacia de algunos medicamentos que ayudarían a retardar la evolución de la enfermedad.

En la actualidad con lo que si se cuenta es con algunas medidas que pueden ayudar a lidiar con síntomas específicos. Por ejemplo, se suele recomendar incrementar un poco la sal que normalmente se ingiere así como evitar las comidas pesadas y el alcohol, esto con el objetivo de disminuir los desmayos y la hipotensión.

También existen tratamientos farmacológicos que dependerán de los síntomas que manifieste cada persona. El médico responsable del caso, preferiblemente con experiencia en esta alteración poco común, orientará los fármacos oportunos en cada situación.

También te puede interesar leer: Síndrome de Parkinson Plus

Referencias bibliográficas

Atrofia multisistémica https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/atrofia_multisistemica.htm

Multiple System Atrophy http://movementdisorders.ufhealth.org/for-patients/movement-disorder-information/multiple-system-atrophy-primer-many-faces-same-disease/

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.