Detectar el alzhéimer mediante los ojos y el olfato.


Dos estudios vuelven a sugerir que un análisis de la retina y un test del olfato podrían ayudar a detectar el alzhéimer en los primeros estadios.

biomarcador de la salud cognitiva

Si los ojos en el universo poético-cursi siempre han sido considerados las ventanas del alma, en el ámbito de las neurociencias diríamos que es una ventana al cerebro ¡Y qué ventana!

La pasada semana dos estudios apuntaron nuevamente a que un análisis de la retina y un test del olfato podrían ayudar a detectar el alzhéimer en sus primeros estadios. Los resultados del primer estudio fueron publicados en la revista Neurology y los del segundo en la revista JCI insight.

No es la primera vez que se proponen estos métodos para detectar el alzhéimer en su fase preclínica, cuando no hay síntomas clásicos evidentes.

Se sabe que desde muy temprano en la enfermedad el olfato se ve afectado y que en la retina, semejante a lo que ocurre en el cerebro de los enfermos, se acumula la proteína tóxica que caracteriza al alzhéimer.

También te puede interesar leer: Todo sobre el Alzheimer precoz.

Análisis de la retina para detectar el alzhéimer.

En el estudio publicado en la revista JCI Insight se analizó la retina de enfermos de alzhéimer y de personas sanas. También se analizó muestras de tejido de personas fallecidas con la enfermedad y sanas.

En ambos casos los investigadores notaron que podía observarse la acumulación anormal de proteína tóxica en la retina de las personas con enfermedad de Alzheimer. Esos cúmulos eran una especie de reflejo de los depósitos que había en el cerebro.

Lo más alentador del estudio fue que en los sujetos vivos un escáner visual detectó los depósitos de proteínas en la retina, lo que habla a favor de su posible aplicación clínica.

También te puede interesar leer: Las enfermedades neurodegenerativas: concepto, tipos y tratamientos.

Dime qué hueles y te diré tu riesgo de alzhéimer.

detectar el alzhéimer

El segundo estudio analizó a 274 adultos mayores con antecedentes familiares de alzhéimer, pero que al momento de comenzar la investigación eran considerados personas sanas.

Cada uno recibió una valoración del funcionamiento cognitivo y 101 de ellos se ofrecieron como voluntarios para que les analizaran el líquido cefalorraquídeo. Esta última prueba permite en la actualidad detectar alteraciones biológicas que ocurren en las personas con alzhéimer antes de que la enfermedad sea evidente.

Además de lo anterior, los participantes en el estudio realizaron un test del olfato.

Una vez obtenido todos los datos, tocaba analizar si había algún vínculo entre las alteraciones del olfato, el rendimiento cognitivo y los indicadores biológicos de alzhéimer.

Y sí que lo había. Las personas con peor olfato resultaron ser también, en general, las de mayor edad, que obtuvieron resultados más bajos en las pruebas cognitivas y aquellas en que los indicadores biológicos del alzhéimer se hallaban alterados.

Un resultado que no asombró a nadie porque, según explica una de las autoras del estudio, la estudiante de doctorado Marie-Elyse Lafaille-Magnan:

“Esto tiene sentido porque se sabe que el bulbo olfatorio (involucrado con el sentido del olfato) y la corteza entorrinal (involucrada en la memoria y la denominación de los olores) están entre las primeras estructuras cerebrales en verse afectadas por la enfermedad”.

Vías prometedoras, sí, pero con muchas incógnitas que despejar.

Por muy atractivo que puedan parecer ojos y olfato como vías para detectar el alzhéimer, ambos tienen muchas incógnitas que despejar.

En el caso del olfato hay un gran obstáculo y es que esas alteraciones son muy comunes en el envejecimiento normal y en otras muchas enfermedades, como el párkinson ¿Podría un test ser lo suficientemente sensible para detectar solo a las personas con alzhéimer? El reto es importante.

El caso del análisis de la retina parece más objetivo, aunque igualmente las investigaciones realizadas hasta el momento han incluido a muy pocos participantes.

En la actualidad el diagnóstico de alzhéimer solo se puede realizar cuando ya hay síntomas leves, lo que para muchos es demasiado tarde y la causa de tanto fracaso de la industria farmacéutica contra este mal.

Sangre, saliva, olfato, vista: se busca en todas partes un indicador fiable que permita identificar la enfermedad en sus primeros pasos. A ver cuál llega primero.

También te puede interesar leer: Fases de la enfermedad de Alzheimer. Síntomas.

Fuentes y referencias

Cedars-Sinai Medical Center (2017): Noninvasive eye scan could detect key signs of Alzheimer’s years before patients show symptoms. Disponible en https://www.eurekalert.org/pub_releases/2017-08/cmc-nes081717.php

Marie-Elyse Lafaille-Magnan, Judes Poirier, Pierre Etienne, Jennifer Tremblay-Mercier, Joanne Frenette, Pedro Rosa-Neto, John C.S. Breitner, and For the PREVENT-AD Research Group( 2017): Odor identification as a biomarker of preclinical AD in older adults at risk . Neurology 89:4 327-335;  doi:10.1212/WNL.0000000000004159: 1526-632X

McGill University (2017): Could olfactory loss point to Alzheimer’s disease? Disponible en https://www.mcgill.ca/newsroom/channels/news/could-olfactory-loss-point-alzheimers-disease-269504

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.