Empecemos por las bases: qué es la personalidad.


Los trastornos de personalidad abarcan un amplio abanico de alteraciones que se manifiestan en todas las áreas de actuación de la persona. Buscando un símil, diríamos que vendrían a ser nuestra mutación psicológica.

trastornos de personalidad

La personalidad está constituida por un conjunto de rasgos que nos definen y nos diferencian de los demás.

Con personalidad nos referimos a esa realidad invisible que nos lleva a comportarnos a todos de manera diferente y hace que mientras a mi gusta el baloncesto, lo huevos con jamón y la literatura, haya quienes prefieren el futbol, los tacos y esquiar.

Una de las definiciones más clásicas y usadas aún en la actualidad afirma que la personalidad debemos entenderla como patrones persistentes de formas de percibir, relacionarse y pensar acerca del entorno y de uno mismo.

Esta realidad invisible tiene como materia prima todas las experiencias que acumulamos desde el útero materno. Su momento de inicio ha sido señalado alrededor de los tres años cuando aparece la auto-conciencia, o lo que es lo mismo, cuando descubrimos que existimos como una realidad independiente del resto del mundo.

Pero esa personalidad que somos puede tomar caminos imprevistos e indeseables. Entonces se gestan los trastornos de la personalidad, lo cual vendría siendo una alteración que se instaura en nuestra propia esencia, en nuestra propia identidad.



También te puede interesar leer: Esquizofrenia en niños: síntomas y tratamientos.

Trastornos de personalidad. Definición.

La definición de trastornos de personalidad más reciente de este fenómeno afirma que es:

 un patrón perdurable de comportamiento y experiencia interior que se desvía notablemente de las expectativas de la cultura del individuo, es penetrante e inflexible, tiene sus comienzo en la adolescencia o la adultez tempranas, es estable con el paso del tiempo e induce al distress o el deterioro.

Histrión es el nombre que se le daba a los actores en la antigua Grecia. Por ello a esas personas con facilidad teatral, que gustan de ser el centro de las fiestas y que siempre nos hacen divertirnos les llamamos histriónicas.

Si tu histrionismo te hace feliz y hace feliz a quienes te rodean, simplemente posees un rasgo que te hará tener muchos amigos o ser bueno para determinadas profesiones.

Pero si tu necesidad de ser centro de la atención de todos es tan fuerte que llega a hacer que te molestes cuando esto no sucede, e incluso te hace sentir mal o que intentes dañar a quien te roba el protagonismo, entonces estamos probablemente en presencia de un rasgo patológico de personalidad, es decir, de uno de los trastornos de personalidad.

Los rasgos de personalidad se vuelven patológicos cuando son inflexibles y desajustados, no permitiendo que funcionemos de manera adecuada en los diferentes contextos significativos de nuestra vida (familia, trabajo, escuela, etc).

También te puede interesar leer: ¿Tristeza o depresión? Estas son las diferencias.

Tipos de trastornos de personalidad, según el DSM 5

trastornos de personalidad

DSM, es la sigla en inglés para nombrar los manuales diagnósticos y estadísticos de los trastornos mentales, de la Asociación de Psiquiatría de los Estados Unidos.

Estos manuales contienen clasificaciones y descripciones de las enfermedades mentales y son, junto a los CIE (Código Internacional de clasificación de las Enfermedades), uno de los instrumentos diagnóstico más importantes para psicólogos y psiquiatras.

Tanto los DSM como los CIE se revisan cada cierta cantidad de años y se modifican las clasificaciones.

No hace mucho tiempo se publicó la Quinta revisión de los DSM, en el cual se le dio una profunda transformación a la forma de concebir los trastornos de personalidad, pues el modo de entenderlos de la anterior revisión (DSM-4), había dejado de ser funcional en muchos casos.

De esta manera, en este último manual, nombrado como ya es usual DSM-5, desaparecen muchos de los trastornos de personalidad definidos anteriormente.

A continuación, mostraremos brevemente en qué consisten algunos de los principales tipos de trastornos de personalidad contenidos en esta edición.

Trastorno antisocial de la personalidad

Se trata de un patrón de comportamiento basado en la hostilidad, la agresión y la manipulación. Suelen ser mentirosos, impulsivos y por lo general no se puede confiar en ellos.

Trastorno evitativo de la personalidad

Son personas con una visión negativa de sí mismos que se alimenta de la insuficiencia e inhibición en el establecimiento de relaciones de intimidad con el resto de las personas.

Presentan un gran nivel de ansiedad y siempre se sienten inferiores, poco atractivos y suelen avergonzarse de sí mismos. El trastorno evitativo es a grandes rasgos una forma patológica de la timidez.

Trastorno límite de la personalidad

En este caso está ampliamente afectado el auto-concepto. Este se caracteriza por su fragilidad y por lo fácil que se altera. Tales anomalías se manifiestan en una identidad pobremente estructurada y en sentimientos crónicos de vacío.

Son inestables emocionalmente y les es muy difícil mantener relaciones íntimas duraderas.

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Este tipo de personas tienen una gran necesidad de que todos se encuentre en orden, sea preciso y perfecto. Todo debe realizarse vigilado por un estricto método y no hay lugar para la espontaneidad. Son personas muy rígidas.

Trastorno esquizotípico de la personalidad

Presentan déficits sociales marcados y no logran sentirse cómodos en sus relaciones interpersonales. Suelen, además, poseer características excéntricas en la forma de vestir o en sus hábitos y creencias extrañas como que poseen poderes o pueden predecir el futuro.

En casos de descompensación pueden llegar a presentar pseudo-alucionaciones e ilusiones sensoriales entre otros síntomas que los colocan al borde de un nivel psicótico.

También te puede interesar leer: Esquizofrenia paranoide: guía para novatos.

Referencias bibliográficas

Esbec, E; Echeburúa, E. (2011). La reformulación de los trastornos de la personalidad en el DSM-V. Actas Esp Psiquiatr 39 (1):1-11

Gutiérrez, F; Vilar, A. (2014) Trastornos de la personalidad en el DSM-5. Revista Iberoamericana de Psicosomática.

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: