Dos estudios vinculan la esclerosis múltiple a alteraciones en la microbiota intestinal.


El estudio de 71 enfermos de EM muestra alteraciones en la microbiota intestinal. Cuando se analiza el efecto de determinadas bacterias en ratones modificados para desarrollar síntomas de EM, entonces la influencia de los microorganismos parece más evidente.

esclerosis multiple y microbiota

Para ser claros, no creemos que el microbioma sea el único desencadenante de la EM. Pero parece que estos microbios podrían empeorar o mejorar la progresión de la enfermedad (…)”

Lee bien la frase, es de la Dra. Egle Cekanaviciute, autora de una de las dos investigaciones que recientemente ha publicado la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) sobre el vínculo entre la esclerosis múltiple y las bacterias intestinales.

En esas palabras se describe la esencia de ambos estudios: evidencias atractivas sobre el rol de la microbiota intestinal en el inicio y progresión de la esclerosis múltiple, pero que no pueden llevar a creer que toda la respuesta está ahí.

Sin embargo, ya se presume que las investigaciones, liderada una por un grupo de científicos de la Universidad de California en el campus de San Francisco, EE.UU, y la otra por un grupo del Instituto Max Planck en Alemania, serán de esas citadas hasta la saciedad. Y no es para menos.

Esclerosis múltiple primaria progresiva: síntomas, diferenciación y tratamiento.

Esclerosis múltiple y microbiota intestinal.

Se sabe que la microbiota intestinal, esa particular población de millones de microorganismos que todos llevamos dentro, tiene una estrecha relación con el sistema inmunitario.

La esclerosis múltiple, como enfermedad autoinmune, cursa con una desregulación de la actividad del sistema inmunitario, que termina atacando células sanas ¿La microbiota de las personas con EM tiene algo de particular?

Pues según la investigación de los autores estadounidenses sí. Ellos analizaron la composición de la microbiota intestinal de 71 personas con esclerosis múltiple y la compararon con la de 71 sujetos sanos.

El resultado fue el esperado: en las personas con EM había algunas poblaciones de bacterias más elevadas y otras disminuidas en comparación con la población general. Un resultado muy semejante a lo que se ha encontrado en otras enfermedades, como el párkinson o la artritis reumatoide.

Sin embargo, los investigadores no se quedaron ahí y siguieron investigando qué efecto podría tener esto en el sistema inmunitario y en la EM en general. Para eso hicieron dos cosas:

Expusieron a la influencia de las bacterias células inmunitarias humanas

Encontraron que las bacterias con niveles elevados, la Acinetobacter y Akkermansia, estimulaban una respuesta pro-inflamatoria, mientras que las bacterias con poblaciones disminuidas, las Parabacteroides distasonis tenían una influencia positiva, estimulando la regulación de la respuesta inmune.

Trasplantaron materia fecal de personas con EM a ratones libres de gérmenes

Esta introducción de microbiota de personas con esclerosis múltiple en ratones a los que se les indujo inflamación cerebral resultó, a los 20 días, en ratones con una severa inflamación cerebral. Sin embargo, en los animales que recibieron trasplantes fecales de sujetos sanos la inflamación fue mucho menos severa.

Esclerosis múltiple en niños: síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Y qué dicen lo siempre útiles gemelos?

Hablamos de dos estudios, ¿recuerdas? Pues en el caso de la investigación desarrollada en Alemania se analizó la microbiota intestinal de 34 parejas de gemelos idénticos, en las cuales solo uno de los dos tenía EM.

Encontraron que en los enfermos era ligeramente más abundante el género Akkermansia. Cuando transfirieron bacterias de los gemelos a ratones con predisposición genética a padecer EM, vieron que después de 12 semanas la inflamación cerebral era mucho más común en los animales que recibieron bacterias de los enfermos.

¿Puede la composición de la microbiota influir en que se desencadene la esclerosis múltiple? ¿O esos cambios son un reflejo de la propia enfermedad? ¿Llevará esta línea de investigación a la creación de nuevas terapias?

Muchas incógnitas y pocas respuestas para un campo en auge desde hace muy poco tiempo. Hasta el momento hay fragmentos de un cuadro que se presupone mayor.

Hace pocos días informábamos sobre una investigación, publicada en la revista Cell Reports, que encontró que la bacteria Prevotella histicola lograba regular la actividad del sistema inmunitario en ratones modelos de esclerosis múltiple, sugiriendo una posible influencia terapéutica.

¿Cuando el río suena es porque piedras trae? Este río de bichos está sonando mucho, a ver qué termina trayendo para la población de afectados por la esclerosis múltiple.

5 formas de aumentar el bienestar de las personas con EM, según esta organización canadiense.

Fuentes y referencias

Giorgia Guglielmi (2017): Gut microbes could help trigger multiple sclerosis. Science.

Egle Cekanaviciute, Bryan B. Yoo, Tessel F. Runia, Justine W. Debelius, Sneha Singh, Charlotte A. Nelson, Rachel Kanner, Yadira Bencosme, Yun Kyung Lee, Stephen L. Hauser, Elizabeth Crabtree-Hartman, Ilana Katz Sand, Mar Gacias, Yungjiao Zhu, Patrizia Casaccia, Bruce A. C. Cree, Rob Knight, Sarkis K. Mazmanian, and Sergio E. Baranzini (2017): Gut bacteria from multiple sclerosis patients modulate human T cells and exacerbate symptoms in mouse models. PNAS . Disponible en http://www.pnas.org/content/early/2017/09/05/1711235114.abstract

Kerstin Berer,  Lisa Ann Gerdes, Egle Cekanaviciute, Xiaoming Jia, Liang Xiao, Zhongkui Xia,

Chuan Liu, Luisa Klotz, Uta Stauffer, Sergio E. Baranzini, Tania Kümpfel, Reinhard Hohlfeld,

Gurumoorthy Krishnamoorthy, and Hartmut Wekerle (2017): Gut microbiota from multiple sclerosis patients enables spontaneous autoimmune encephalomyelitis in mice. PNAS . Disponible en http://www.pnas.org/content/early/2017/09/05/1711233114.abstract

http://www.sciencemag.org/news/2017/09/gut-microbes-could-help-trigger-multiple-sclerosis

 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: