Los 6 primeros síntomas del alzhéimer y cómo puedes detectarlos.


Alteraciones en dos tipos de memoria, depresión, quejas de problemas en el funcionamiento cognitivo: primeros síntomas del alzhéimer que se pueden detectar hasta 12 años antes del diagnóstico.

primeros síntomas del alzhéimer

Sospecho que ya lo has escuchado, pero igual te lo explico: el alzhéimer, tal como lo conoces, comienza mucho antes de sean evidentes los síntomas para quienes rodean al enfermo.

De hecho, es posible que la persona con alzhéimer haya pasado algunos años quejándose de su mala memoria sin que los demás vieran nada de qué preocuparse. Y después (entre 2 y 3 años antes del diagnóstico) sucede lo contrario: el enfermo niega sus problemas que ya para la familia comienzan a ser evidentes.

Se ha encontrado que algunos cambios biológicos relacionados con la enfermedad empiezan a ocurrir hasta 20 años antes del diagnóstico.

¿Y sabes cuándo los test cognitivos, esos que se hacen con lápiz y papel, empiezan a reflejar diferencias entre las personas sanas y aquellas que terminarán recibiendo un diagnóstico de alzhéimer?

Pues según un estudio que siguió a cientos de enfermos durante 14 años los primeros cambios se detectan 12 años antes del diagnóstico.

Y no estamos hablando de grandes cambios, sino cambios sutiles, apenas detectables en pruebas especializadas con alta sensibilidad.

¿Quieres saber cuáles son esas primeras señales del alzhéimer? Sigue leyendo, que ya te cuento.

Los primeros síntomas del alzhéimer que pueden detectarse.

Para hablar de los primeros síntomas del alzhéimer nos hemos basado en dos investigaciones muy citadas sobre este tema.

La primera, del año 2005, realizó un meta-análisis de 47 estudios previos que buscaban describir los primeros síntomas del alzhéimer, esos que se manifiestan en la fase preclínica de la enfermedad.

Y esas primeras señales del alzhéimer fueron:

Déficits en la memoria episódica

¿Fuiste la semana pasada al médico? ¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu hermano? ¿Quién estuvo en la última cena familiar, qué cenaron, donde?

Todas esas preguntas están activando tu memoria episódica, que se refiere a la habilidad de almacenar y recuperar información sobre eventos concretos de nuestra vida, enmarcados en un espacio y un lugar.

Por cierto, si quieres saber más sobre los tipos de memoria, no dejes de visitar el link anterior

Es común que los familiares de una persona con alzhéimer refieran que las primeras “cosas raras” que notaron fue que el enfermo se olvidaba de eventos recientes. Por ejemplo, de que había hablado con su hija justo el día anterior.

primeros síntomas del alzhéimer

Problemas en el funcionamiento ejecutivo

En la vida cotidiana estos déficits pueden manifestarse en problemas para realizar actividades que antes eran cotidianas. En la fase preclínica de alzhéimer los déficits en la función ejecutiva, sobre la que puedes leer más aquí, son habitualmente justificados como parte de un envejecimiento normal.

La persona ya no es capaz de realizar tantas cosas a la vez, incluso se siente agobiada por actividades que antes le eran muy familiares. Los demás apenas notarán cambios, pero el afectado sabe que hacer determinadas actividades ya le supone más esfuerzo.

Velocidad perceptual

Esta es una habilidad un poco difícil de mostrar de manera pura en la vida cotidiana y que se evalúa mediante tareas muy específicas en los test cognitivos. Una actividad clásica es determinar qué figuras son iguales entre las presentadas. El tiempo para realizar la tarea es limitado.

En las personas que en el futuro desarrollarán demencia debido a la enfermedad de Alzheimer, los problemas para realizar test de velocidad perceptual son más comunes que en sus coetáneos sanos.

Este déficit es la primera punta del iceberg que luego se mostrará en las dificultades para orientarse en lugares familiares.

Otros síntomas tempranos de alzhéimer.

Hablamos de dos estudios y hasta ahora hemos mencionado los resultados de uno. Vamos a por el siguiente, que además es el que más interesante me resulta. Es del año 2008 y fue publicado en la revista Annals of Neurology.

En esa investigación se siguió durante 14 años a 3 777 personas de las cuales 350 terminaron desarrollando alzhéimer. Lo interesante viene porque en todo ese tiempo los participantes en el estudio fueron evaluados periódicamente, lo que permitió analizar los cambios que se fueron produciendo.

Al comenzar la investigación no había diferencias entre los resultados obtenidos por las personas sanas y aquellas que terminaría siendo diagnosticadas con demencia. Sin embargo, dos años después las pruebas comenzaron a dar las primeras señales.

Entre 4 y 5 años después ya las diferencias en los resultados de las pruebas neuropsicológicas eran muy evidentes.

Aquí te van esos primeros síntomas del Alzhéimer:

Déficits en la memoria semántica

¿Antes no habíamos dicho que la memoria episódica? Pues sí, pero los autores de este estudio reconocen que no evaluaron adecuadamente la memoria episódica y que, de haberlo hecho, seguramente hubiesen detectado los cambios antes.

La memoria semántica igualmente está muy relacionada con la episódica y con el lenguaje. Implica un conocimiento general del mundo, por ejemplo, qué es una botella de agua o quién escribió el El Aleph [¡¿No sabes quién escribió El Aleph?! Madre mía, como anda esa cabecita ;)]

primeros síntomas del alzhéimer

Depresión

¿Te esperabas solo síntomas cognitivos? Pues no, los primeros síntomas del alzhéimer también están relacionados con alteraciones emocionales.

La depresión desde hace mucho trae de cabeza a los investigadores en esta área, que finalmente no saben si la depresión es un factor que incrementa el riesgo de alzhéimer o es una señal de que ya la enfermedad está en marcha.

Sea como sea es muy común que aparezca hasta una década antes de que se produzca un diagnóstico. Los familiares suelen contar cómo su padre o madre fue tratado por depresión “hace muchos años”.

Quejas de problemas de memoria

¿Por qué siempre olvidamos mencionar esto cuando se habla de las primeras señales del alzhéimer? Es muy común. Años antes de que los síntomas sean evidentes la persona se queja de que su memoria anda fatal.

Los que le rodean, que en realidad no notan nada fuera de lo normal, intentan calmar al enfermo diciendo que son los años, que es lo que tienen.

Pero no son los años, es el alzhéimer y sus primeros síntomas, que tanto nos cuesta identificar.

También te puede interesar leer: ¿Cómo se diagnostica el alzhéimer?

¿Cómo detectar los primeros síntomas del alzhéimer?

Ya te has dado cuenta, seguramente. Los test que se aplican en todas estas investigaciones sirven para detectar las alteraciones cognitivas que puede estar experimentando una persona.

Esos test son habitualmente aplicados por un neuropsicólogo ¿El problema? Que en etapa preclínica del alzhéimer nadie puede afirmar si los déficits que se detectan son causados por la enfermedad de Alzheimer o responden a otras causas.

Muchas personas tienen problemas de memoria y nunca llegan a desarrollar demencia. Igualmente, queremos romper una lanza por la profesión: ¿Por qué es tan raro que alguien vaya a evaluar su funcionamiento cognitivo?

Nos preocupamos por el colesterol, el azúcar y, ¡¿no por la memoria, el lenguaje?! En un futuro esperemos que junto a las analíticas de rigor, también se apliquen test que permitan alertar a las personas de que su funcionamiento cognitivo no es el mejor.

Algunos argumentarán que es crear alarmas innecesarias, pero esa alarma se da precisamente por el desconocimiento. Nadie piensa que por tener el colesterol alto el infarto está a la vuelta de la esquina.

Para los que dicen que no sería útil, que no hay nada que hacer, los invito a leer ¿Cómo mejorar la salud cerebral?

Fuentes y referencias

Dickerson, B. C., & Eichenbaum, H. (2010). The Episodic Memory System: Neurocircuitry and Disorders. Neuropsychopharmacology35(1), 86–104. http://doi.org/10.1038/npp.2009.126

Hélène Amieva, Mélanie Le Goff, Xavier Millet, Jean Marc Orgogozo, Karine Pérès, Pascale Barberger-Gateau, Hélène Jacqmin-Gadda, Jean François Dartigues (2008): Prodromal Alzheimer’s disease: successive emergence of the clinical symptoms. Ann Neurol. 64(5): 492–498. doi: 10.1002/ana.21509

Lars Bäckman, Sari Jones, Anna-Karin Berger, Erika Jonsson Laukka, Brent J. Small (2005): Cognitive impairment in preclinical Alzheimer’s disease: a meta-analysis. Neuropsychology 19(4): 520–531. doi: 10.1037/0894-4105.19.4.520

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas:,