Las 20 recomendaciones de la nueva guía para el tratamiento farmacológico de la esclerosis múltiple


tratamiento farmacológico de la esclerosis múltiple

Una nueva guía de práctica clínica para el tratamiento farmacológico de la esclerosis múltiple fue presentada durante la reunión anual del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple y el Comité Americano para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS y ACTRIMS respectivamente) que finalizó el pasado 28 de octubre en París.

La presentación corrió a cargo del Dr. Xabier Montalban, neurólogo del hospital Vall d’Hebron de Cataluña y toda una autoridad en el campo de la EM. La guía ha sido realizada por ECTRIMS y la Academia Europea de Neurología (EAN) y se publicará en las revistas Multiple Sclerosis Journal y European Journal of Neurology.

El Dr. Montalban destacó 20 recomendaciones, recogidas por el medio especializado Medscape, de las cuales hacemos un resumen aquí.

También te puede interesar leer: Siponimod para la esclerosis múltiple secundaria progresiva y otras noticias del MSParis2017

Tratamiento farmacológico de la esclerosis múltiple, según la guía europea más reciente

  • Todos los fármacos modificadores de la enfermedad deben ser prescritos solamente en centros con la infraestructura necesaria para ofrecer un adecuado seguimiento y monitorización del paciente.
  • Ofrecer interferón o acetato de glatirámero a los pacientes con síndrome clínicamente aislado (SCA) y resultados anormales de imagen por resonancia magnética (RM) con lesiones sugerentes de EM y que no cumplen todos los criterios para el diagnóstico de la enfermedad.
  • Ofrecer tratamiento temprano con fármacos modificadores de la enfermedad a pacientes con EM recurrente-remitente (EMRR) activa, definida por la ocurrencia de brotes o por actividad constatada en la RM.
  • Para el tratamiento de la EMRR activa, escoger entre el amplio grupo de opciones que hay en la actualidad, desde los fármacos de eficacia más modesta hasta aquellos de alta eficacia. Al tomar la decisión tener en cuenta las características del paciente, la presencia de otras enfermedades, la severidad de la EM, el perfil de seguridad del fármaco y la accesibilidad al mismo.
  • Considerar el tratamiento con interferón en pacientes con esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) activa, teniendo en cuenta debatir con el paciente su dudosa eficacia y el perfil de tolerancia y seguridad.
  • Considerar el tratamiento con mitoxantrona en pacientes con EMSP activa , tomando en consideración la eficacia y especialmente el perfil de tolerancia y seguridad del fármaco.
  • Considerar ocrelizumab para el tratamiento de la EM primaria progresiva (el fármaco aún está pendiente de aprobación en Europa)
  • Consultar siempre el resumen de las principales características del producto.

tratamiento farmacológico de la esclerosis múltiple

  • Considerar, el evaluar la evolución de la enfermedad en los pacientes bajo tratamiento, los resultados de la RM y las medidas de la evaluación clínica.
  • Cuando se evalúa la respuesta al tratamiento en pacientes tratados con fármacos modificadores de la enfermedad, realizar una RM de referencia dentro de los primeros 6 meses de comienzo del tratamiento y comparar los resultados con la RM siguiente, que usualmente se realiza 12 meses después de comenzar el tratamiento. Ajustar el tiempo de realización de ambas RMs teniendo en cuenta el tiempo de acción del fármaco y la actividad de la enfermedad.

También te puede interesar leer: De la esclerosis múltiple recurrente-remitente a la EM secundaria progresiva: la transición

    • Cuando se monitoriza la respuesta al tratamiento en pacientes tratados con fármacos modificadores de la enfermedad, la evaluación de nuevas lesiones o lesiones que aumentan de volumen en T2 es el método de RM preferido, complementado con el realce de las lesiones con gadolinio para la monitorización de la actividad de la enfermedad. La evaluación de estos parámetros requiere de tecnologías y personal especializado.
    • Cuando se monitoriza la seguridad del tratamiento en pacientes tratados con fármacos modificadores de la enfermedad, realizar una RM de referencia al año en pacientes con bajo riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) y más frecuentemente (de 3 a 6 meses) en pacientes con alto riesgo de LMP. Pacientes de alto riesgo son considerados aquellos que han dado positivo para el virus JC o han estado más de 18 meses bajo tratamiento con natalizumab. También se recomienda realizar RM en pacientes con alto riesgo de LMP que están haciendo la transición a un nuevo fármaco.
    • Ofrecer un fármaco de mayor eficacia a los pacientes tratados con interferón o acetato de glatirámero que muestren evidencia de enfermedad activa.
    • Cuando se está decidiendo a qué fármaco cambiar, considerar junto al paciente las características y comorbilidades del mismo, el perfil de seguridad del fármaco y la actividad y severidad de la enfermedad.
    • Cuando el tratamiento con un fármaco de alta eficacia se detiene, ya sea debido a cuestiones de seguridad o eficacia, considerar comenzar con otro fármaco de alta eficacia. Cuando se inicia la terapia con el nuevo fármaco, tomar en cuenta la actividad de la enfermedad, la vida media y la actividad biológica del fármaco previo y la posibilidad de reactivación de la enfermedad.
  • En las decisiones relacionadas con el tratamiento, tener en cuenta la posibilidad de reactivación de la enfermedad o incluso una recaída cuando se detiene un tratamiento, especialmente con natalizumab.
  • Considera continuar con el tratamiento modificador de la enfermedad si el paciente está estable y no muestra problemas de seguridad o tolerancia.
  • Advertir a todas las mujeres en edad reproductiva que los fármacos modificadores de la enfermedad no se administran durante el embarazo, excepto el acetato de glatirámero.
  • Para las mujeres que estén planeando un embarazo y hay un riesgo alto de reactivación de la enfermedad, considerar usar interferón o acetato de glatirámero hasta la confirmación del embarazo. En casos muy específicos en que la enfermedad está activa se puede valorar continuar con este tratamiento.
  • Para las mujeres con una enfermedad muy activa se puede aconsejar postergar el embarazo. Para aquellas que aun así deciden hacerlo o tienen un embarazo no planificado, el tratamiento con natalizumab durante el embarazo puede considerarse después de debatir con la paciente todos los riesgos potenciales. Otra alternativa también puede ser alemtuzumab.

También te puede interesar leer: Experto hace un resumen de las terapias actuales y emergentes para la esclerosis múltiple

Fuentes y referencias

Grupo de trabajo de la Guía de práctica clínica sobre la atención a las personas con esclerosis múltiple. AIAQS y FEM/Cemcat, coordinadores. Guía de práctica clínica sobre la atención a las personas con esclerosis múltiple. Barcelona: Agència d’Informació, Avaluació i Qualitat en Salut. Servei Català de la Salut. Departament de Salut. Generalitat de Catalunya; 2012.

Hughes. S (2017): European MS Treatment Guidelines Released. En https://www.medscape.com/viewarticle/887730

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: